miércoles, 30 de agosto de 2017

Distribuir el tiempo - Capítulo 2

 ¿Cuál debe ser el reparto ideal?

Supongo que cada jugador necesitará un reparto de tiempo personalizado, en función de su habilidad o de su estrategia. En este primer capítulo resumí varias de las estrategias más típicas de reparto de tiempo, así como varias consecuencias de las mismas. En general creo que el reparto de tiempo va a depender en gran medida del tipo de partidas que estemos acostumbrados a jugar, de nuestro conocimiento de aperturas, y del tipo de movimientos que creemos que son correctos, sin pensar. Creo que en el juego final la mayoría de jugadores estaríamos de media el mismo tiempo contando, pensando o analizando acerca de una secuencia. Sin duda ser bueno en el juego final, tener algún don, intuición o visión que nos haga mejor a algunos jugadores, es algo que puede ser crucial aunque lo dejo para futuros debates. 

Una pregunta interesante de responder: ¿Cuánto tiempo llevaría desarrollar un juego final perfecto? Primero debemos definir "juego final". Si consideramos 5 movimientos, dependiendo de cómo esté repartido el juego, serán más de 10 combinaciones posibles. No es tan fácil como aplicar la fórmula de la combinatoria, ya que puede ser que el juego deje opciones obligadas para una de las 2 partes, así que también tenemos que ver eso. En problemas como los de Othello Japan, honestamente en muchos casos me costaría de entender si alguien da con la combinación correcta en menos de 1 hora (al primer intento claro). Estamos hablando de que analizar todas las consecuencias y combinaciones puede llevar una cantidad de tiempo bestial, pues una sola posibilidad de conteo puede llevar como mínimo 1 minuto. Caso distinto es si descartamos secuencias... pero ya nos estamos arriesgado.

Parto de la hipótesis de que en el juego final nos equivocamos todos, por lo que no es algo que yo analice especialmente. Igual me equivoco, no soy un experto y supongo que se mejora practicándolo mucho. Creo que no hay normas generales, llega un punto en el que solo vale contar. Y estoy de acuerdo en que a falta de 2 movimientos todos sabemos contar. Pero llega un momento en el que es muy difícil, sino imposible que te de tiempo de contar algo. Al final mueves por instinto o porque crees que una jugada te aporta determinados discos o paridad final. Para eso no son necesarios ni 10 minutos. Y 15 minutos pueden ser insuficientes para ponerte a contar... pueden valer si te quedan 2 o 3 movimientos, y veo jugadores que apuran hasta intentar guardarse 15 o 10 minutos para 4 o 6 movimientos. Pero creo que no vale la pena arriesgar tanto en la apertura (a no ser que te la sepas bien) para los movimientos finales. Personalmente esa es la razón por la que no me preocupa especialmente que me puedan quedar 2 o 3 minutos para el juego final. Con 30 segundos me da tiempo de contar en el movimiento 29 o 30, lo que considero que es suficiente.

¿Qué tipo de partidas jugamos? Sería la otra pregunta. En partidas de 1 minuto casi no hay debate. Hay que mover rápido y punto, no puedes pensar, solo actuar por instinto. En partidas a 5 minutos yo también voy un poco loco. No pienso demasiado: Intento forzar unbalanced-Stoner, si sale bien perfecto y si sale mal pierdo y punto. Es en partidas de 10 o 20 minutos donde puedo intentar apurar más. Ahí trato como digo de tener al menos de 2 a 5 minutos para intentar contar algo al final. Muchos expertos están de acuerdo en que el juego medio es la parte más compleja del juego, por lo que entiendo que es ahí donde debemos gastar gran parte de nuestro tiempo.

En persona tenemos el factor de mover los discos. En el último EGP algunos jugadores hicimos la prueba de voltear los 64 discos. Difícilmente bajábamos de los 30 segundos. Yo tardé creo que algo más de 40 segundos. Esto nos puede dar una indicación de que a partir de 20 segundos, puede que no nos de tiempo ni de terminar de voltear todas las fichas, mientras que podemos estar acostumbrados por internet a mover en los últimos 10 segundos ya que en ese caso sí que nos da tiempo. Es importante contar con este tiempo también, así como el tiempo que tardamos en pulsar el reloj y en anotar en la hoja. Cuestión de otro debate es a partir de cuando dejamos de anotar en la hoja para no perder tiempo, ya que anotar cada movimiento puede llevarnos unos 5 segundos también, ya que cogemos el bolígrafo, anotamos, dejamos el bolígrafo y tomamos la ficha... caso distinto es si somos zurdos y anotamos con la izquierda y movemos con la derecha, pero esos 5 segundos por 60 movimientos al final son 300 segundos... ¡5 minutos solo anotando si nos lo tomamos con calma! por eso me parece tan negativo que se permita a un jugador anotar con el teléfono móvil mientras otro tiene que darse prisa en apuntar  con bolígrafo sin equivocarse.

viernes, 25 de agosto de 2017

Cosas positivas de los juegos por correspondencia



El otro día escribí acerca de Eothello, una plataforma que nos permite jugar partidas de hasta varios meses de duración. En mi opinión es bastante tedioso alargar tanto las partidas, además, por lógica, jugaremos demasiadas pocas partidas como para mejorar. No creo que sea bueno irse a un extremo y jugar cincuenta mil partidas de 1 minuto en un año para llegar a ser muy buenos, pero tampoco al otro extremo de jugar unas 30 partidas al año. 

Es cierto que el gran atractivo de estas páginas web es el poder desarrollar varios juegos a la vez, algo que en mi opinión repercute de forma negativa en nuestra concentración. Lógicamente pienso que si queremos ser buenos en torneos oficiales, vale la pena jugar partidas en ese rango de tiempo (20-30 minutos). Si solo queremos divertirnos, quizá jugar partidas a 1 minuto suena interesante, aunque deberemos rechazar quizá un análisis exhaustivo (a ver quién es capaz de analizar punto por punto 20mil juegos anuales de 1 minuto). Por último las partidas por correspondencia ofrecen la posibilidad de jugar un ratito fijo al día. Es decir: como instrumento antiludopático, (no me gusta llamarlo "antiludópata" ya que técnicamente no estamos gastando dinero en jugar al othello sino tiempo), tenemos que las partidas en Eothello o mi pequeño Golem, nos aportan un autocontrol del tiempo de juego perfecto. Nosotros únicamente debemos valorar lo que tardamos en mover, de manera que el tiempo de juego se regulariza y salvo etapas en las que estamos quizá en el juego final en varias partidas, tardaremos relativamente lo mismo cada día en mover y en dedicarle ese tiempo al othello. 

Supongo que lo de Eothello viene de e-mail-othello, motivo por el que ciertas páginas te "molestan" con e mails al correo electrónico sobre cuando debes mover. Si bien me parece útil que lo hagan para que no se te olvide mover, a veces puede llegar a resultar molesto, cosa que tampoco me termina de agradar. No son pocos los sitios como Playok o Reversiwars, donde ni siquiera te requieren un correo electrónico para registrarte y jugar, porque saben que a muchas personas les molesta recibir ciertos mails en un correo que quizá utilizan como es mi caso para buscar trabajo o para asuntos importantes. Como vengo comentando: son sitios que aunque comparten juegos, son radicalmente diferentes en su estructura. 

Desarrolladores de dichas páginas podrán argumentarme que se pueden jugar también partidas en directo. Esto es cierto: en Eothello he jugado alguna que otra partida en un lapso de una hora, ya que a veces mi rival estaba también online e iba moviendo. Me llegué a sentir realmente cómodo durante unos días jugando así, pero esas partidas reservaban un gran inconveniente: Estaba a merced de que el rival se largara en cualquier momento y la partida quedara interrumpida durante días. Al principio me gustaba poder pensar durante 5 minutos un movimiento, pero cuando el juego se paraba, eso me molestaba. Así fue como yo también empecé a hacer lo mismo, y a mover una vez al día. Sin embargo las partidas que se demoraban durante meses y las veces que me olvidaba de mover y perdía, provocaron que desistiera de jugar en estos sitios webs. Quizá valía más la pena esperar un rato para jugar en Playok con un contador de tiempo como sucede en la mayoría de partidas de juegos de mesa. 

Estos son algunos de los aspectos negativos de jugar en este tipo de sitios, a lo que le voy a añdir algunos aspectos positivos de los mismos. Voy a hacer una pequeña lista dando mi opinión sobre estos sitios. No saco ninguna conclusión firme al respecto sobre los mismos: creo que es respetable que cada uno juegue donde le guste y donde se sienta bien. Así que empiezo con los aspectos negativos:

1- Si te descuidas días sin jugar, puedes perder la partida.

2- La interfaz de juego suele ser muy simplona por no decir aburrida. 

3- Problemas de concentración evidentes cuando tratas de jugar juegos seguidos. 

4- Relativamente pocos jugadores online al mismo tiempo.

5- Ausencia de estadísticas importantes. 

En cuanto al primer punto, en algunos sitios web como My Little Golem creo que una partida puede llegar a durar meses, ya que no tienes un tiempo preestablecido de movimiento de unas 72 horas. En realidad, este tipo de partidas deben tener también un tiempo límite, por eso no comprendo que no propongan juegos de 20 o 30 minutos pero sí por ejemplo de 4320 minutos. En cuanto a la interfaz, lejos de simular un tablero real y fieles a lo que serían los juegos de antes de 1995, se ciñen en proponer un simple tablero sin demasiadas animaciones. Debo destacar que hace tiempo que no entro en dichas páginas, por lo que es posible que algunas de estas cosas hayan cambiado. En el punto 3, en realidad debemos recordar que únicamente vamos a dedicar como mucho 5 minutos al día por juego, lo que se traduce en desconcentración cuando juguemos en partidas más largas. No estaremos acostumbrados a pensar en movimientos secuenciales, aunque por lo contrario obtendremos una mejora en la valoración posicional antes de cada movimiento del juego. Por último los rivales más potentes a nivel online están en Reversiwars, (aunque es posible que no podamos enfrentarnos a ellos por el sistema igualitario de emparejamientos) y en Playok, y en esta última plataforma suelen jugar a 1 o 2 minutos, algo radicalmente diferente. En cuanto a la ausencia de estadísticas, EOthello lo ha intentado mejorar añadiendo algunos datos recientemente.  Esto en cuanto a los aspectos negativos: vayamos a lo bueno:

1- Mejora sustancial de la valoración de movimientos durante una partida.

2- Ausencia casi absoluta de insultones o faltadores de respeto varios. 

3- Visión de tablero global. 

4- Mejora de la posición defensiva del juego. 

5- Sistema antiadicción casi perfecto. 

Los puntos 1, 3 y 4 están relacionados. Cuando jugamos al othello, a menudo hacemos movimientos secuenciales: movemos en un sitio para a continuación jugar en otro. Depende de nuestro estilo de juego el tipo de movimientos que hacemos de este estilo. Sin embargo, este tipo de páginas requieren que recordemos la posición que teníamos el día anterior u horas antes cuando estábamos jugando, lo que a largo plazo se resume o bien en una mejora de nuestra memoria a medio plazo o bien por pereza (quizá lo más habitual) en una ausencia de valoración de movimientos secuenciales y más valoración del tablero individualmente hablando. Es decir: entramos a valorar la partida como si nosotros no la estuviéramos jugando. 

Igual os ha pasado alguna vez, os ponéis a mirar una partida en un campeonato que no es la vuestra y no tenéis ni idea de quién va ganando. No sabéis cual es el plan del rival. Miráis y rebuscáis y os cuesta llegar a entender quién tiene cierta ventaja, sin embargo esos datos suelen ser más o menos evidentes para ambos jugadores. Pues bien, jugando este tipo de partidas se mejora nuestra valoración global del tablero. Hará que sepamos ver más rápido quién está en determinada posición de ventaja en la partida. Esta habilidad es interesante potenciarla si por ejemplo solemos ir al lavabo durante la partida, o si somos despistados y levantamos la vista del tablero durante un juego, por otro lado, estos despistes serán más habituales, pero "recuperaremos la posición" más rápido. A mi me sucedió en Madrid en el 2015, estar mirando por la ventana los coches que pasaban durante casi 1 minuto mientras jugaba mi rival, y después no me acordaba ni de si yo era blancas o negras.

Estos detalles no son en realidad especialmente importantes, pero sí es importante la disminución de pasión y sentimientos en estos juegos que hacen que no caigamos tan fácilmente en la trampa de movimientos de obcecación (Stoner Traps que no existen) simplemente porque intentamos mover individualmente sin considerar movimientos futuros y seguramente pasados. 

En cuanto al punto 3, la visión global del tablero es útil para no cometer misflips. Los misflips se reducen muchísimo jugando este tipo de partidas. Cuando jugamos un juego a 1 o 2 minutos, tendemos a mirar zonas del tablero ya que mirarlo todo cansa más la vista, y resulta a veces especialmente trágico cuando llevamos horas jugando. La cantidad de misflips también dependerá en gran medida del tamaño de nuestra ventana: una ventana del ordenador más pequeña provocará que hagamos menos misflips, ya que vemos todo el tablero. Lo malo es que nuestra vista saldrá gravemente perjudicada, ya que deberemos forzar demasiado. Por lo contrario, un tablero grande nos será más cómodo para la vista, pero los misflips aparecerán. Esos fallos se cometen mucho en partidas rápidas, aunque nadie está a salvo de que le suceda en una partida más larga. Dadas las dimensiones de un tablero físico, a mi mismo me ha sucedido en varias ocasiones jugando torneos. 

Un ejemplo perfecto de misflip es en el tablero de abajo, juegan negras... ¡F8! Cuando llevas horas jugando a 1 minuto puedes estar cansado. Si además eres tan canelo de jugar partidas a 1 minuto a 1920x1080 como he hecho yo, (el tablero digamos del tamaño de 27 pulgadas), te podrá pasar esto. En mi caso juego así a 20 minutos, porque simulo mejor un tablero real. La clave del asunto es que aquí tu estás ya con la vista cansada y te centras en los movimientos de debajo y no percibes el disco en F2, que puede ser que haga rato que esté ahí. Mueves quizá rápido en E8 y te preparas para F8.  Confiado juegas abajo en F8 y... ¡ZAS! el misflip más fatal por definición.


Pues este tipo de fallos son menos probable verlos en partidas por correspondencia. Entramos a jugar descansados y solemos valorar con atención cada jugada. A largo plazo implica que tampoco cometamos estos errores en partidas largas. Sinceramente, estos errores creo que son una pequeña contribución negativa de juegar juegos a 1 minuto masivamente, que hacen que por pereza mental nuestra vista no observe todo el tablero en su conjunto, y se centre en jugar por "regiones". A veces, jugar por regiones en partidas a 1 minuto aunque puede ser fatal en partidas largas, puede marcar la diferencia. Es una de las cosas diferentes entre juegos a 1 minuto y partidas más largas. 

Por último, la posición defensiva mejora, puesto que quizá no nos centramos en atacar sino que tratamos de hacer "lo que haría el Zebra", esto es, tratamos de hacer movimientos silenciosos y perfectos y no nos obsesionamos en estrategias de ataque que quizá no llegan a buen puerto. No es mi caso, pero ciertos jugadores ansían llegar al final del juego para comprobar si su estrategia funciona, si pueden salvar esa diagonal o no: lo prueban y punto final. Aquí no pruebas cosas raras o arriesgas tanto porque sabes que un error dilapida una partida que puede llevar semanas o meses, por lo que en general te reservas más ciertos movimientos de ataque o te los piensas mejor. 

En estas páginas web la gente también suele ser muy respetuosa. Aunque conozco gente y yo mismo he jugado en Playok y en Eothello simultáneamente, las tremendas diferencias que vengo comentando entre este tipo de juegos y sitios web, hace que en la práctica sean excluyentes en muchos casos. En cuanto a la adicción: parece evidente que no vamos a pasar muchas horas jugando en Eothello involuntariamente. 

Durante años he tratado de controlar el tiempo que debía jugar en Playok, primero jugando 5 juegos de 5 minutos, más tarde un juego de 20 minutos al día, pero después me abría una partida no clasificable para poder jugar más pero a la vez no salirme de la norma de jugar 5 juegos al día (clasificables). Más adelante me creé un segundo nick para poder jugar con ese nick cuando me apeteciera más, (de manera que el tope de juegos era por nick y  no por día). En definitiva: he tratado por muchos medios de no jugar más horas de las debidas en Playok y me ha resultado muy complicado. No son pocos los jugadores que he visto en Playok que juegan muchísimas horas. EOthello y este tipo de páginas proponen un juego más pausado y sano, que hacen que puedas controlar fácilmente el tiempo que dedicas a jugar online.

miércoles, 23 de agosto de 2017

Mis inicios en 2012 - Parte IV

Parte IV - El inicio del análisis


Otro día seguiré con los Flashbacks al pasado. Por ahora habíamos quedado en que había descubierto que jugando a 5 minutos, no me mareaba. Aguantaba 2 o 3 partidas seguidas. Casi sin querer, empecé a tomar la costumbre de jugar una partida y largarme, perdiera o ganara. Durante varios años (quizá hasta 2014) muchas veces jugaba una partida y me iba. Descansaba un rato...  y cuando me volvía a encontrar bien volvía a jugar. A algunos jugadores les molestaba, y me llamaban gallina por largarme tras ganar un juego. Yo me lo tomaba y aun hoy me lo tomo con sentido del humor. 

Cuando participé en el EGP en 2013 tuve muchas dudas sobre si podría aguantar jugando. Me arriesgué a marearme y no poder jugar. Como mucho, me había planteado terminar las partidas rápido si no me encontraba bien. Pero afortunadamente, un tablero no es un ordenador. Al tener la cabeza agachada, la posición es más relajada para mis cervicales, lo que, (aunque incómodamente) me permitió en 2013 jugar las 7 u 8 partidas que jugué bastante aceptablemente a nivel físico. 

Antes de eso, llegamos a Septiembre del 2013 y ahí fue cuando eliminé mi nick del verano y decidí empezar con un nuevo nick únicamente jugando partidas de 5 minutos. Tras probar durante el mes de agosto, tenía claro que debía jugar no más de 5 partidas de 5 minutos al día. Todavía no las analizaba. Pero sí que empecé a anotarme una hoja de excel los resultados, para conocer cuantas partidas llevaba jugadas. Lo podemos ver igualmente en Playok, pero tenerlo en una hoja de cálculo en mi ordenador me era más cómodo para ir revisándolo. Esas anotaciones constituyeron el principio de mi hoja de análisis actual, con más de 50 variables. 

Pues bien, estuve jugando durante varios meses a 5 minutos. No creo que hubiera terminado Noviembre del 2012 cuando me di cuenta de que perdía muchas partidas de 5 minutos por no tener tiempo para mover al final. Me di cuenta de que si mi Elo en las partidas a 1 minuto era de en torno a 1400, a 5 minutos difícilmente bajaba de 1500, (aunque hoy en día ya hay mucho más nivel en la sala que en 2012). Me di cuenta de que jugaba mejor a más tiempo, y frustrado por esta situación, eliminé mi nick y cree otro para jugar a 10 minutos. 7 quizá no sería suficiente, 10 seguro que sí. Así que empecé a jugar juegos de 10 minutos... y mejoré muchísimo. 

Empezó a ser un problema jugar 5 juegos al día, ya que al ser partidas de 10 minutos, tardaba el doble. Había mejorado de mi espalda y podía aguantar más rato en el ordenador, pero por motivos de estudios me empezaba a costar compaginar las 2 cosas. Entonces fue cuando establecí la limitación de la derrota. Para no jugar cada día 5 partidas seguidas, el día que pierda una, me voy y no juego más ese día. Si perdía la primera partida, únicamente jugaba una ese día. Eso a veces sucedía, y como cuando eso pasaba me aburría... empecé a abrir el Zebra y a analizar la partida perdida. Tras el análisis, empecé a anotar los errores y ahí fue cuando ciertamente empecé a analizar todos mis juegos y a anotar los errores en la hoja de cálculo.

viernes, 18 de agosto de 2017

Por qué no me gusta el ajedrez

Parte I - "El juego infinito al que nunca se gana"

Así califico a nivel personal el ajedrez. Un juego que para mi carece de interés, en el que hay un concepto de infinidad que no me gusta. En muchos torneos el tiempo es añadido, (eso no sucede así en el othello, que es más lógico y puedes controlarlo mejor) en el ajedrez una partida puede durar demasiado si ambos jugadores no saben jugar.  Además, es el único juego en mi vida al que no he ganado ni una partida, como mucho he empatado con mi sobrino de 8 años. 


Recuerdo una vez en la que enseñé a jugar a un compañero de instituto. Le expliqué como se movían las piezas y estuvimos jugando durante casi 3 horas sin que sucediera nada relevante. Preveíamos los movimientos del rival y retirábamos las piezas para no capturar y perderlas posteriormente. No sabíamos hacernos mate y cuando nuestros peones llegaban al final, ambos tomábamos la dama u otra pieza, para que posteriormente siguiéramos haciendo el ridículo durante rato y rato. Finalmente, nos quedamos creo recordar que con los 2 reyes, tratando de hacernos jaque mate mutuamente sin saber que era imposible y que la situación era de tablas o empate. Eso es imposible que suceda en el othello, puesto que tenemos un tablero y las partidas tienen introducción, nudo y desenlace. Tenemos 30 movimientos (puede que menos) y las partidas tienen un momento final crítico que hacen del reversi un juego apasionante. Quieras o no, el juego termina. En el reversi el juego no dura más porque 2 jugadores no sepan jugar, al contrario; es incluso más apasionante.

También he jugado con otros jugadores al ajedrez que, sin saber éstos mucho, hacen que la partida apenas dure unos segundos. Me hacen mate en apenas 2 minutos. Al reversi incluso los jugadores que no sepan, van a poder mover durante el final del juego, aun estando todo perdido. Al menos, "pueden jugar". En el ajedrez yo juego para no jugar, para ver cómo me hacen mate rápidamente una y otra vez, o bien van devorando todas mis piezas sin que yo pueda hacer nada para evitarlo.

No comprendo la aceptación general que tiene el ajedrez así como la gran cantidad de jugadores que hay en todo el mundo. Es un claro ejemplo de lo que podría considerarse una mezcla entre suerte y lo que se conoce en economía como "externalidad de red". Hay 2 ejemplos perfectos que demuestran que económicamente hablando, las externalidades de red pueden ser negativas socio-económicamente hablando, pero a la vez muy utilizadas. El primer ejemplo económico es el euro. El euro es una moneda que no funciona bien por muchos motivos, y que implica una crisis bestial y un paro creciente en países como Grecia o España, sin embargo se mantiene porque la alternativa al euro, aparentemente es peor. El patrón oro durante los siglos pasados, no era tampoco un sistema económico perfecto. El sistema por ejemplo de monedas de plata,  implicaba que el descubrimiento de nuevos yacimientos de plata devaluara muchísimo las monedas, con la consiguiente crisis en los países que la defendían. Muchos economistas se hicieron cruces preguntándose cómo demonios sistemas económicos que podían quebrarse tan fácilmente, podían persistir durante tanto tiempo. La respuesta es sencilla: por economías de red. Los sistemas persistían por el simple hecho de que todos, o la gran mayoría de países, lo utilizaban. De manera que si querías comerciar con otros países (y era necesario hacerlo) debías pasar por el aro y aceptar ese sistema económico, a pesar de que no solo no era perfecto, sino que podía traer consigo graves problemas económicos. 

A nivel social, con el Facebook sucede parecido. Puede que no te guste Facebook, pero si quieres conectarte con tus amigos, debes utilizarlo. El Whats app es otro ejemplo, tal vez no te gusta comunicarte por esa vía, pero si no lo haces, muchos amigos tuyos lo harán y te quedarás excluído. Con el ajedrez sucede algo parecido: no es un juego especialmente brillante ni muy adictivo, pero como lo juega muchísima gente, termina por ser un juego muy popular. Tampoco digo que sea mal juego, pero tiene datos o conceptos psicológicos objetivos, que en mi opinión no lo hacen tan potente como el othello. (Los expondré más detalladamente en los futuros artículos).


Si atendemos a que el ajedrez lleva mucho más tiempo implantado que el othello (200 años al menos respecto de unos 40 en el caso del othello) nos puede dar una idea de que es posible que nos quede todavía mucho por hacer para difundir el juego. Es relativamente joven y no hay que perder la esperanza, es un juego muy conocido y me atrevería a decir que detrás del ajedrez es uno de los más jugados.

En el reversi, 2 jugadores que no sepan jugar porque acaben de aprender, se lo podrán pasar muy bien jugando entre ellos. En el ajedrez parece que te tengan que dar clases para enseñarte a jugar, en el othello eso no es necesario. Por ejemplo, en el ajedrez deben enseñarte a hacer mates. Dos jugadores que no sepan jugar en absoluto, se pueden aburrir jugando entre ellos, o bien ganará casi siempre el que tenga un nivel ligeramente superior. En el reversi la diferencia de nivel no es tan grande, un jugador que recientemente conozca el juego, tras jugar una cantidad relativamente grande de partidas, podrá tener un nivel lo suficientemente elevado como para plantar cara a jugadores expertos. Además las remontadas y  errores locos al final, lo hacen un juego único. En el othello más que en otro juego, no puedes descuidarte al final si no quieres ver como tu rival termina ganándote. En el ajedrez por ejemplo, una vez perdemos determinadas figuras, tenemos casi imposible ganar. Es cierto que hay algunas situaciones de mucha ventaja en el reversi donde no se puede perder, pero no es tan fácil llegar a tener esas situaciones de ventaja.

miércoles, 16 de agosto de 2017

¿Cómo afecta la crisis económica al othello?

Efectos en España

En otros países no tienen la llamada "crisis". A mi no me gusta utilizar esa palabra porque en efecto, no es una crisis. Una crisis por definición debe durar unos meses. Una depresión económica ya duraría varios años, pero llevamos en una situación bastante negativa desde que entramos en el año 2008. El crecimiento del PIB es posible con una elevada tasa de paro y con una población cada vez más pobre, países como India o China pueden dar fe de ello. Esta nueva teoría cambia el paradigma clásico que solía relacionar crecimiento económico del país con prosperidad civil y desarrollo democrático de garantías. Ahora se refuerza la teoría de muchos críticos con el capitalismo en la que afirman que el capitalismo hace compatible un crecimiento macroeconómico positivo a la vez que fuerza a las clases medias u obreras a ver reducida su capacidad económica o su bienestar, mientras el país en su globalidad cada vez es más avanzado. (Muy bastamente se podría decir: los pobres cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos).

Sin entrar en detalle de ciertos aspectos económicos, me gustaría relacionar y mencionar las causas que para mi son claves y que implican que un juego como el reversi u othello, no acabe de estallar y darse a conocer en un país como España. Si empezamos a comparar, no es casualidad que veamos países de los más pobres del mundo como son el Congo, Tanzania, Mali o Nigeria, donde se juega relativamente poco al othello y no hay torneos oficiales. Sin ir tan lejos, podemos comprobar como en países como Mexico, Uruguay o Costa Rica, se juega también poco. Sin embargo en países como Alemania, Japón o Francia, se juega más. No es casualidad que coincida con países que comparten cierta legislación laboral y economías que pueden favorecer (directa o indirectamente) la difusión de los juegos de mesa. Voy a entrar más en detalle a nivel español. Algunos de los motivos que hacen prácticamente imposible que el othello se juegue y que los torneos se copen de muchos participantes:

1- Tasa de paro juvenil cercana al 60%. Durante varios años la tasa de paro Juvenil (edades de entre 18 a 25 años)  ha estado disparada por encima del 50%. Es decir, más de la mitad de jóvenes que buscan trabajo, no lo encuentran. La tasa de paro general tampoco es mucho mejor, durante varios años ha sido cercana al 20%. El paro ha llegado para quedarse, fruto no de la crisis ni de la depresión como iba diciendo, sino del cambio de modelo de crecimiento económico, en el que la economía no tiene puestos de trabajo para toda la población, ni falta que le hace en muchos casos dado el reciente sistema de robotización de la economía. No es casualidad que en Grecia tampoco se jueguen muchos torneos a menudo, pues España y Grecia son los países con mayores tasas de paro de la Unión Europea y a la vez comparten ciertos aspectos económicos. ¿Qué ocurre pues con el paro? Sencillamente tu no puedes pedirle a una persona desempleada que se gaste 200€ en un viaje para jugar un torneo, ni mucho menos pagar los elevados precios de un hotel. España es un país muy enfocado al turismo de manera que los hoteles tienen precios relativamente caros porque los extranjeros que vienen sí pueden pagarlos. El paro implica automáticamente que haya una gran parte de la población con escasos recursos económicos y que no puede permitirse desplazarse para jugar un torneo a no ser que sea en su ciudad. De hecho pagar la sola cuota de inscripción del torneo, podría suponer un problema para muchos de ellos. No es casualidad que el paro es una de las consecuencias más devastadoras de cualquier economía o país. Por último, más de la mitad de parados no reciben ninguna prestación por desempleo, (y por supuesto los jóvenes en paro no reciben nada porque no han cotizado).



Mirando el gráfico, una tasa de paro del 10% ya se consideraría preocupante. España la dobla en casi todos los frentes. Y lo peor es que lleva así varios años, y sin perspectivas de que mejore. Uno de cada 4 Españoles está desempleado, y ese ratio casi se dobla en caso de la gente joven. Es literalmente imposible para muchos plantearse viajar a otra ciudad española para disputar un torneo ya que carecen absolutamente de ingresos.

2- Salarios bajos. Otra causa crucial y puede que incluso más importante que la anterior, es la pésima situación de muchos trabajadores Españoles, (por no mencionar la gran mayoría). Es decir, el paro sería un problema muy grave, pero si alguien encontrara trabajo de calidad, podría dejar de serlo. Lo cierto es que el paro no solo está lejos de desaparecer, sino mucha gente que encuentra trabajo, comprueba como las condiciones laborales son bastante más bajas comparadas con las de sus colegas franceses o alemanes. El salario mínimo interprofesional está en torno a 700€. Ahora podéis plantear si alguien con ese salario va a gastar 200€ en un viaje y 300€ más en un hotel. Se dilapidaría más del 60% de su salario en unos pocos días.

No son pocos los trabajadores que también cobran en torno a 1000 euros. No es factible pues, requerir a alguien que cobre esas cantidades mensuales que desembolse la mitad de su sueldo en un viaje para jugar a othello. Evidentemente tendrá otras preocupaciones para destinar su dinero antes que a un viaje de ocio. Probablemente le será del todo imposible si cuenta con cargas como puede ser tener una hipoteca. Así que el salario especialmente bajo de media en España, también impide que muchos jugadores decidan gastarse el dinero viajando por España (como para plantearse viajar por Europa). 



3- No hay vacaciones. Si tenemos suerte y el salario no es un problema, todavía no lo tenemos todo solucionado. En muchos casos en España las empresas para ahorrarse las vacaciones del trabajador, le contratan de 6 meses en 6 meses, de modo que le van renovando el contrato y el trabajador nunca jamás tiene vacaciones. Aun recuerdo la experiencia de un compañero que trabajó en un banco en una posición parecida a la mia (en el mismo banco que no nombraré), su salario estaría en torno a los 2000-3000€ mensuales, pero estaba muy angustiado porque llevaba 4 años sin vacaciones. Me contaba que aunque el salario estaba bien, deseaba dejar el trabajo cuanto antes porque al fin y al cabo tampoco tenía mucho tiempo para gastar el dinero. Trabajar sábados es otro clásico en España, pero de ello hablaré en el siguiente punto. Podemos pensar que si tenemos vacaciones y dinero, podemos utilizar ese tiempo en jugar al othello o  pedir vacaciones en nuestra empresa cuando coincida con algún torneo. Resulta evidente que si muchos empleados ni siquiera tienen vacaciones, mucho menos les van a dar libre los días que ellos pidan. Aquí en España que te den vacaciones es un regalo del cielo, las vacaciones son un favor que debes agradecer, mucho menos vas a ir pidiendo a tu jefe que te las de cuando a ti te viene bien. Es como cuando te pagan 300€ al mes, tienes que estar agradecido de cobrar esa gran cantidad porque otros trabajadores no cobran nada al estar bajo un contrato de prácticas.

4- Horario laboral loco. En muchos países de Europa no se rompe la jornada, y se suele empezar antes. En España el horario más habitual es de 9 a 13:00 horas y posteriormente de 15:00 horas a 19:00 horas. Los atascos en las grandes ciudades hacen que mucha gente llegue de trabajar ya a las 20-21 horas, sin tiempo prácticamente ni de jugar a othello. Este horario tan lamentable hace que muchos jugadores lo último que piensen es en jugar a othello el fin de semana, ya que en efecto desearán aprovechar los fines de semana en hacer cosas más importantes o urgentes de su día a día que no han podido hacer durante la semana.

5- Escasa ayuda pública. El contexto de crisis económica ha dejado una política de austeridad muy controvertida y debatida en los últimos años tanto en la Unión Europea como a nivel mundial. Los recortes han traído consigo menos gasto público en cosas básicas y necesarias como la sanidad o la educación... parece bastante frívolo ir a solicitar a ayuntamientos o a gobiernos que presten ayuda económica para difundir un juego de mesa, mientras están apurados recortando gastos en aspectos fundamentales de la sociedad. Debo reconocer que si un ayuntamiento tiene determinados recursos, creo que es lógico y normal que se destinen a gente que no tenga para comer o que viva en la calle, para tratar de darles cobijo o ayudar a pagar las facturas de la luz a la gente que no se lo pueda permitir, antes que destinar ese dinero para que varias personas jueguen a un juego. Así que lo de pedir ayuda a organismos públicos en España es algo que simplemente resulta por lo que vengo comentando en estos puntos, realmente complicado. Por no hablar de que la pobreza se ha disparado debido a la crisis que vengo comentando en los puntos anteriores y hay muchas más personas necesitadas. España tiene también problemas ecológicos que solucionar como por ejemplo las playas o la contaminación de las ciudades, e ir a pedir ayudas significa ponerse a la cola de todas las demás instituciones, asociaciones y personas que ya han ido a pedir ayuda antes.

Sin entrar en debatir el tema cultural, otro factor importante es la desconcentración de jugadores alrededor de España. España no es un país especialmente grande, por lo que viajar por dentro del mismo no debería ser relativamente caro. Sin embargo sí es un país esencialmente turístico, y como he comentado en los puntos anteriores, el precio de los transportes igual que el de los hoteles, está fijado para turistas con un nivel económico ligeramente superior al nuestro. Esto me atrevería a decir que siempre ha sido así, desde la década de los años 90 en la que los extranjeros venían a España de vacaciones (e incluso antes). 

Faltaría comentar además, qué papel juega la edad en todo esto, puesto que también hay una disparidad de edades muy importante, y algunos jugadores simplemente pueden no desear jugar un torneo por sentirse incómodos con personas quizá más jovenes. Estos motivos ya serían más socioculturales o psicosociales, y creo que va más enfocado a propagar la cultura de juego presencial. Debemos hacer comprender a la gente que no importa la edad en un juego mental, de hecho, esa es la gracia. Tú no puedes competir en un maratón o en natación o en una prueba física con gente más joven y quizá más alta y fuerte que tú, pero sí puedes hacerlo al othello o reversi en igualdad absoluta de condiciones, y esa es precisamente la gracia y lo que debemos tratar de difundir. Seguramente muchas personas también tienen otros compromisos (especialmente familiares) pero hoy quería hablar de los motivos económicos, otro día escribiré sobre estos asuntos.

viernes, 11 de agosto de 2017

Problemas de othello Japan - 6

Capítulo 6: Trampa de paridad


En este tipo de problemas donde estamos desubicados, lo primero que siempre hago es empezar a contar para comprobar si acabamos nosotros el juego. Este es uno de los motivos que hacen que no me guste jugar una partida durante meses, y es que debemos mantener en la memoria muchas veces este tipo de información.. o valorarla al iniciar la partida, lo cual también puede ser útil para acostumbrarnos a no olvidarnos de ciertas cosas. 

Debemos empezar por A6, consolidando una línea firme en el Sur. El siguiente movimiento es el complicado. Requiere no solo pensar, sino tratar de analizar en profundidad cuales serán las opciones de blancas. Contar, una vez más, resulta tarea prácticamente imposible. El siguiente movimiento correcto en C1, tiene su sustento teórico en que la opción predecible de blancas de tomar el lateral, puede ser fácilmente contrarrestado con un ataque nuestro por la derecha para obtener de manera limpia toda la fila del norte. 

A partir de aquí y viendo mis primeros intentos fallos, se nos debe encender la bombilla y darnos cuenta de que debemos encontrar el modo de acabar el juego incluso con negras. Es decir; debemos forzar una trampa de paridad para tratar de ganar un movimiento y terminar el juego. ¿Cómo se consigue esto? En general, tratando de dejar pocas opciones a blancas, hasta que ya no tengan ninguna, especialmente volteando pocos discos de frontera, dejando una región blanquita. Vemos por tanto que el movimiento en C1 es el menos cargado por la izquierda, y tal vez nos interesa reservar las 2 plazas de la derecha para el final (o para más adelante). 

Lo primero que podríamos pensar de modo lógico al ver los 2 huecos inaccesibles por blancas por la derecha, es que podríamos nosotros mover 2 veces seguidas pero terminar el juego blancas. Eso es imposible ya que quedan 2 huecos donde blancas no tiene acceso y empezamos moviendo nosotros. En resumen: podríamos asumir que no podemos evitar que blancas acaben el juego por la derecha, así que solo nos quedaría acumular cuantos más movimientos seguidos, mejor. Centrándonos en la zona de la izquierda. Hay 6 huecos, si movemos 2 veces: Negras-Blancas-Negras-Negras-Blancas-Negras  después deberemos mover nosotros otra vez por la derecha, es decir: ¡serán 3 veces y no 2! (En realidad son 4 veces, pero realmente seguidas solo hemos movido 2, podemos contarlo por "runouts" o las veces que nuestro rival no puede mover). Por tanto, poco importará ya que blancas termine el juego. Es fácil perderse con las cuentas y el tema de la paridad será motivo de futuros artículos. Por ahora debemos tener en mente que un doble o triple movimiento con negras, nos va a dar la partida, y debemos conseguirlo como sea.  

Pero vamos más allá. Vamos a releer lo que he marcado de color azul. Tratamos de conseguir movimientos seguidos por la izquierda y vemos que nos es imposible. ¿Qué nos queda? Es una gran belleza de este juego. Parece que está todo perdido y a veces en el othello las afirmaciones rotundas como: "no podemos evitar que blancas acaben el juego", a veces pueden fracasar y hacernos creer que la partida está perdida cuando no es cierto. Y es que la idea es: en cuanto movamos en la derecha, blancas terminará. La pregunta consecuentemente es: ¿Podemos conseguir que nuestro movimiento en la derecha no implique otro en esas 2 casillas? Entonces es cuando debemos de darle la vuelta a la tortilla: en vez de empezar por la derecha y acabar por la izquierda, si tenemos claro que debemos acabar el juego en la zona de la derecha, nuestra obsesión debe ser la diagonal que va de A7 a G1.


Como he comentado en otras ocasiones, las "otras" Diagonales, casi nadie las tiene en cuenta, pero a veces son decisivas. Si empezamos por A1, la teoría nos dice (o bueno, más que teoría es lo que yo pienso): "Las esquinas sirven para ganar los laterales, y los laterales sirven para ganar el centro y sumar fichitas", (de ahí que se pierdan partidas sin tener esquinas, pero con varios laterales). Llegados a este punto vemos que si toda la diagonal positiva de izquierdas (las Diagonales con pendiente positiva, les llamo "positivas") es toda negra, !nuestro movimiento en F1 nos va a dejar terminar el juego con otro movimiento sublime en G1! Así que cuando deseamos responder a la pregunta de cómo ganar movimientos gratis en una ventaja de paridad, quizá debemos observar si, acabando el juego por la derecha, conseguimos construir toda esa diagonal de color negro, puesto que la esquina A1, la tenemos prácticamente asegurada. 

Este perfil de jugada es el tipo de jugada que se da calculo yo que una de cada 500 partidas. Quizá los jugadores que jueguen a 1 minuto, pudiendo jugar fácilmente 500 partidas en un par de días, les da la sensación de que se juega más, pero no es tan habitual. Por eso a veces va bien jugar partidas masivamente... o estudiar los juegos (que es lo que yo hago, calidad por encima de cantidad). Por eso muchos jugadores de partidas rápidas son tan buenos, porque habrán acumulado quizá cien mil partidas en unos años y habrán visto muchas veces este tipo de jugada. 

Démonos cuenta de que incluso si la columna de la derecha es toda negra, podemos movernos plácidamente en G1 si en este caso,-en caso contrario-, ¡toda la columna señalada es blanca! Por eso es importante en el juego final tener más o menos clara la distribución del tablero y por donde van a ir los tiros. Por eso no me gusta jugar partidas a 5 minutos, al final te ves en estas situaciones sin mucho tiempo para pensar, y la partida al final parece una apuesta aleatoria sobre si decides jugar rápido al principio para tener bonus de tiempo al final, (lo cual puede salirte caro ya que será más probable que te rompan la apertura). 

En este problema podemos llegar a la solución hasta de casualidad, si hemos acertado con el primer movimiento en A7. Pero aun así, si teníamos dudas por donde empezar, la primera opción en A7 tiene mejor pinta si ya muy anticipadamente tramamos nuestro plan para terminar nostros el juego por la región superior. Es un problema muy curioso, puesto que si nosotros jugamos con blancas, podemos tener cierta confianza al creer que vamos a terminar el juego, pero negras puede tendernos una trampa... ¡sin que nosotros podamos hacer nada para evitarlo!

miércoles, 9 de agosto de 2017

Mosca va mosca viene




En verano me cuesta concentrarme especialmente. También es cierto que debido al calor, es una época del año en la que juego bastante placenteramente mientras tomo un refresco, lo cual en última instancia implica que pierda la atención o concentración de la pantalla del ordenador y pueda cometer errores tontos. Levanto la vista y con lo despistado que soy, si justo mueven en ese momento, no me entero ni de donde han movido. Otras veces cometo fails de Stoners Traps o diagonales incorrectas por hacer otras cosas. 

Pero lo peor es cuando entra una mosca en la habitación. No se por qué pero solo entran moscardones. Bicharracos de casi 3 centímetros que son mucho más molestos que una mosca común. La mosca común va y viene y se posa y aun se puede jugar algo con ella en la habitación, pero el moscardón es realmente insoportable. Es un animal volador que va oscilando alrededor de mi habitación y de la pantalla haciendo un ruido bochornoso. 

Cuando entra una moscarda así en medio de una partida, no puedo evitar levantarme y tratar de expulsarla. Sin embargo la mosca, termina por volver minutos después. Descubrí hace meses que el remedio más efectivo es eliminarlas. No hay tantas, y si te las cargas, te dan unos días de tregua, mientras que si la echas, la traidora termina por volver constantemente durante todo el día. Así fue como me compré este matamoscas para eliminar a las moscas y que no volvieran.


Os podéis imaginar el panorama, estoy jugando una partida a 5 minutos, me quedan 3 y entra mosca. Dedico 2 minutos a perseguirla con el matamoscas hasta que la aniquilo y cuando vuelvo no me acuerdo ni de por donde iba el juego y encima me queda 1 minuto. Horrible. Y es que las moscardas no se posan con facilidad. Para eliminarlas tienen que estar quietas, sino es imposible. Así que a veces tengo que tener paciencia y no suelo tardar menos de 2 minutos en suprimirla.

No son pocas las veces que jugando a 20 o 30 minutos, el jugador debe esperar 5 minutos a que elimine a la mosca. Muchos se ponen impacientes y me preguntan, no se enteran de que aunque los 30 minutos son para pensar, a veces los puedo utilizar para este tipo de necesidades. Me fastidia mucho, pero la opción es jugar con la ventana cerrada, y lo suelo hacer cuando juego a 5 minutos. Pero en verano si cierro la ventana durante una partida a 30 minutos o más, el calor se empieza a hacer insoportable.

Así que a falta de mosquitera, los remedios que aplico son tirar de las cortinas, aunque si hace aire se pueden colar igual. El remedio más tajante y que suelo hacer, como he dicho, es cerrar la ventana mientras juego. Pero con los tremendos 40ºC en Barcelona durante el verano, mi habitación no tarda en convertirse en una sauna. Tengo un ventilador, pero aun así cerrar la ventana es un fastidio. Además, siempre entran en el momento más inoportuno. Es increíble. Puedo pasarme horas con la ventana abierta pero la maldita mosca entrará en el momento más crucial de un juego.

viernes, 4 de agosto de 2017

Sitios web para jugar a othello

 

De nuevo he vuelto a buscar y esta vez he encontrado algunas páginas más interesantes. He añadido la palabra "multijugador" a la búsqueda para cerciorarme de que encontraba sitios donde jugar con OTROS jugadores reales. Sin embargo, en muchos de ellos he tenido que jugar solo, es decir, con una computadora, que dicho sea de paso, no es que tenga mucho nivel. Y es que el hecho de tener el Zebra, inhabilita este tipo de páginas. 

El primero que muestro en el vídeo es Boardom, que no lo he encontrado por google, y es un sitio prácticamente desierto. Pocos jugadores pero un diseño que promete, aunque a mi no me convence ya que no entiendo bien como funciona. Como sucede en la mayoría, hay más jugadores de ajedrez que de othello, lo cual ya de entrada para jugar al reversi nos puede costar algo conseguirlo. 

La siguiente y la que más me gusta es la de Novel games. El diseño es muy prometedor y simpático. Veremos que somos un muñequito que se sienta amigablemente en una mesa. Si no hay más jugadores, podremos retar a un robot (algo que a mi no me gusta). Pero sí que pienso que estaría bien que Playok implementara esta pequeña mejora. En vez de ver el perfil de mesas tan "aburrido" que vemos en Playok habitualmente, si pudiéramos ver a los jugadores como muñequitos, quedaría muy chulo y divertido y no debe ser difícil lograrlo. 

La siguiente es Skill games Board. Una página que la pongo como la segunda del ránking de esta sección. Esta tiene algo muy importante: Jugadores. Por tanto puedes jugar, al menos habían varios cuando grabé el vídeo, así que podemos intentar retar a jugadores aunque como se ve en las 2 partidas que comparto, quizá el nivel no es muy elevado. No obstante sí que parece que tiene buena intención y opciones de configuración de la mesa propia por lo que destaca como una posible alternativa a Playok. 

En la siguiente posición tenemos a una vieja amiga: othello online. Sin embargo lo de online parece que se refiere a jugar online, literalmente, pero tú solo. No te creas que vas a jugar con otros jugadores porque sea online. Online te espera un programa (me atrevo a presagiar que no muy potente) con el que puedes entretenerte jugando. La interfaz tampoco es que sea de lo mejor, aunque como alternativa al Zebra tiene buena pinta. Sin embargo pudiendo jugar con personas, ¿por qué ibas a jugar aquí? 

Luego tenemos a los espabiladillos de Fly or Die, que tienen otra página que te redirige a la site web de los moderadores dictadores y poco tolerantes, el sitio de donde te echan por tener más de un nick. Como ya comenté el día que hablé de Fly or Die: es una muy buena página pero andaros con ojo, abusan mucho de su poder y os pueden echar hasta por respirar. 

Y la última es Kongregate, un sitio raro donde un hombre mayor nos dará la bienvenida a una página web con mejor sonido que gráficos. No entiendo por qué le pueden meter música todavía a páginas web, con lo molesto que suele ser. Generalmente no te lo esperas, y no suele ser muy positivo. Yo me centraría en mejorar los gráficos y la jugabilidad, no obstante las canciones no son malas, son chulas... pero no entiendo qué pintan.

miércoles, 2 de agosto de 2017

Distribuir el tiempo - Capítulo 1

O no...

Y no me refiero al tiempo de ocio precisamente, aunque creo que es buena idea autolimitar el número de partidas o tiempo que estamos jugando al othello por internet, para evitar caer en la trampa del minuto; o lo que viene a ser empezar a jugar varias partidas de 1 minuto y terminar jugando horas. Yo lo llamo la paradoja del minuto. Entramos a jugar y decidimos hacerlo en partidas de un minuto:  "porque no tenemos mucho tiempo" y terminamos jugando durante varias horas más de 100 partidas seguidas. Qué tiempos aquellos en los que lo primero era jugar unas horas al reversi y luego ya si acaso, tocaba ponerme a estudiar.

Pero hoy quiero hablar de un concepto diferente. Hoy quiero hablar de como o cual debe ser el reparto de tiempo idóneo durante una partida de othello. A todos nos habrá pasado que llega el final de la partida y no tenemos más tiempo para mover. Tenemos que tomar una decisión rápida o perderemos. La norma en torneos es la siguiente: 1- Si se nos acaba el tiempo y ganamos o empatamos, perdemos por 33-31. 2-Si se nos acaba el tiempo y perdemos, perdemos por dicho resultado. Creo que la norma es añadirnos 2 minutos adicionales para intentar ganar o empatar y por tanto perder 33-31, transcurridos esos 2 minutos creo recordar que perdemos 64-0 pero no estoy muy seguro. En ningún caso podemos ganar una vez el tiempo ha llegado a 0. En el reloj "se cae la bandera" y eso significa que automáticamente hemos perdido hagamos lo que hagamos.

En el argot de los juegos de mesa se suele llamar "muerte súbita". Hay otra modalidad llamada byo yomi que consiste en añadir unos segundos a cada movimiento, como sucede en el ajedrez. La idea es quizá tener esos segundos extra simplemente para poder mover. En el othello y dado el tiempo que se puede  tardar en voltear muchos discos, estaría bien que existiera esa opción, aunque a mi me gusta más jugar a muerte súbita y que cada jugador calcule lo que puede tardar en mover. Creo que le añade un factor estratégico más y me gusta, aunque es respetable que otros jugadores piensen que puede no ser justo.

Es un tema muy debatible y que a mi personalmente también me ha suscitado dudas. La regla de Seeley me parece muy justa, aunque no me convence. Es la siguiente: una vez se termina el tiempo, si el jugador al que se le ha acabado no tiene ninguna combinación posible que le haga perder la partida, debería ganarla igualmente. A mi lo que no me gusta de esta regla  es que en efecto, cualquier jugador se sentiría tentado de dejar acabar el tiempo si está seguro de que no tiene combinación de pérdida posible. Es decir, podría "apostar" a que tiene la partida ganada y no mover rápido (de manera que si finalmente pierde porque había alguna combinación perdedora, podría no ser justo para él). De esta regla se derivan más problemas si a ambos jugadores se les acaba el tiempo.  El resultado es el mismo, y aunque no me convence no me parece una regla injusta. El problema es aplicarla: ya que implicaría una evidente ayuda de programas informáticos, por no hablar de que si se le acaba el tiempo demasiado pronto, podría ser casi imposible comprobar si no tenía combinación perdedora, así que esa regla creo recordar cuando la leí que establecía unos últimos movimientos de aplicación. Dicho así, me parece demasiado arbitrario: ¿cuántos movimientos serían? ¿dos? ¿cuatro? 

Hay otras propuestas de las que hablaré más adelante. Tal y como está ahora planteado, creo que es justo. Sí que me parece llamativo que la derrota sea 64-0, de ahí lo de añadir 2 minutos extras, para tratar de evitar eso. En todo caso, en cualquier juego, sabemos el tiempo que tenemos y debemos jugar con él. El uso de dispositivos electrónicos durante la partida, es algo tan pernicioso para el juego (por eso ha estado prohibido siempre) que también afectaría a esta faceta estratégica. Usando un teléfono móvil para anotar, nos ahorramos muchísimo tiempo para escribir... e incluso las posibilidades de equivocarnos anotando disminuyen drásticamente. Creo que nos ha pasado a todos anotar mal y perder segundos e incluso minutos tratando de cuadrar la hoja de anotación...
 

Pero hoy tampoco quiero hablar sobre esta regla y estos matices sino centrarme en como debemos repartir correctamente el tiempo. Como me parece un tema crucial del othello, le dedicaré algunos artículos en varias partes, donde también daré mi opinión sobre las reglas de tiempo así como narraré algunas experiencias personales jugando. Y es que como he comentado, el hecho de hacernos perder la partida automáticamente (incluso en el supuesto de que la tuviéramos ganada) hace que sea un tema bastante importante a tener en cuenta. 

En mi experiencia personal, existen 3 estrategias básicas a seguir en este aspecto. Podemos optar por otro tipo de estrategias más personalizadas. Ser buenos en las aperturas y aprendernos secuencias, nos ayuda mucho para ahorrar tiempo al final. También creo que para hablar de estos temas deberíamos calcular el tiempo que razonablemente podría tardar una persona en resolver un problema de juego final de forma perfecta, si le diéramos por ejemplo semanas o meses para resolverlo.  

1- Sobrevivir a tu tiempo*: Es la primera estrategia y la que he seguido yo durante mucho tiempo, además de la que muchos jugadores emplean incluso involuntariamente. Simplemente, no movemos si no estamos seguros al 100% de que ese movimiento es correcto. En un torneo donde nos jugamos mucho, (en realidad en la mayoría no nos jugamos dinero) no queremos perder en un juego como el othello donde un movimiento puede echar por tierra todo tu trabajo. Debido a ésto, no somos pocos los jugadores que vamos con excesivos pies de plomo durante toda la partida, conscientes de que un error arruinaría todo. En ocasiones incluso movimientos que nos parecen evidentes, requieren 20 o 30 segundos por nuestra parte, que hacen que a poco a poco el tiempo se nos vaya consumiendo. Por eso creo que jugar partidas de 1 minuto puede ser útil para hacer según qué tipo de movimientos sin pensar, con plena conciencia de que pueden ser correctos (es fácil decirlo pero difícil hacerlo). 

Así que cuando un jugador sobrevive a su tiempo, significa que el tiempo se le agota, y que efectivamente va ganando en la partida. Debe tener un "tiempo límite", es decir, el tiempo a partir del cual empieza a mover aleatoriamente, sin pensar o con la secuencia ya preestablecida, sin valorar el tablero. Sabemos que eso en el juego final puede ser mortal, pero él puede estar muerto igualmente si se le acaba el tiempo; si en cambio mueve por azar, puede tener opciones. Yo me planteé 1 minuto como tiempo límite a partir del cual empezar a mover aleatoriamente, calculando que también en ese minuto debía voltear las fichas. El problema es que como vengo comentando, es fácil la teórica pero en la práctica puedes creer que te van a sobrar 20 segundos y tratas de apurar más perdiendo unos segundos valorando la posición. 

*Para nombrar esta estrategia me he basado en el concepto de inversión cambiando "dinero" por "tiempo". Hay una ley básica del ahorro de las personas que se jubilan que dice: "en ningún caso debes sobrevivir a tu dinero". En referencia a los planes de pensiones que realizan las personas mayores, de manera que siempre les debe sobrar dinero, y presuponer qué sucedería si llegan a vivir más de 100 años.

2- El tiempo te sobrevive a ti: Para mi esta es la peor opción posible. Si no tienes tiempo de ganar a tu rival, no te queda más que felicitarle. No has tenido tiempo de visualizar algunas jugadas o movimientos y te ha ganado porque claramente es mejor. Pero cuando pierdes y te sobra tiempo, puede significar que podías haber hecho algo más o que has gestionado el tiempo mal. A mi me ha pasado y me pasa a menudo y creo que a muchos jugadores también. A veces, simplemente el análisis no te da más luz sobre las opciones y decides mover. Otras veces tienes pocas opciones por un buen juego rival. Otras veces el rival pasa por encima tuyo y te deja muy limitado. Pero a veces analizo las partidas y veo movimientos que simplemente no los he valorado. Si me ha sobrado tiempo en esa partida, pienso que podría haberlo utilizado valorando esas posiciones. Me sucedió en mi última partida en el EGP 2017 (perdida) que me sobraron 5 u 8 minutos. Al analizarla, me di cuenta de que no valoré una opción lógica. Podría haber ganado y perdí. Es cierto que cuando analizamos la partida muchas veces vemos opciones que nos parecen bien, pero si esa opción ni siquiera la hemos visto y nos ha sobrado tiempo, puede ser que algo tenga que ver. Si no la hemos visto y no nos ha sobrado tiempo, realmente tampoco podíamos hacer más. 

3- Reparto equitativo: Vendría a ser una combinación de ambas. Durante un tiempo he aplicado esta técnica y ahora es la que utilizo mientras la perfecciono. En mi reparto personal en mis partidas de 20 minutos, intento dedicar 5 minutos a los primeros 15 movimientos. Me se casi todas las aperturas hasta el movimiento 8-10 (que considero que no está mal) a partir de aquí dedico de 4 a 5 minutos hasta el movimiento 15. Después, debo ir a minuto por movimiento. Sin embargo resulta evidente que el reparto no siempre va a ser equilibrado. Algunos movimientos precisan estar pensando quizá 5 minutos, otros, son automáticos y son necesarios pocos segundos. En este sentido, jugar partidas de 5 y 10 minutos me ayuda a ser consciente del paso del tiempo y más o menos evitar esas incómodas situaciones en las que no te has dado cuenta de cómo se te han ido 10 minutos. 

Algunos jugadores directamente juegan muy rápido para reservarse esos 15 minutos para los últimos 10 o 5 movimientos, ya que pueden ser muy útiles y 5 minutos en el juego final pueden no servirte de nada. Sin embargo, jugar rápido puede sucederte lo que comento en el segundo punto, que la partida se acabe demasiado pronto. Otros jugadores dedican tiempo a aprenderse aperturas para jugar más rápido. También hay jugadores habituales a 1 minuto, que evidentemente juegan con cierta ventaja cuando les multiplicas el tiempo por 20 en un torneo oficial.