miércoles, 26 de diciembre de 2018

El Othello: ¿El juego que mataron los frikis? - Parte II

Parte I

Actitudes cuestionables acerca de ciertos jugadores

Punto 2: Los frikis de las 16 horas. 

Empecé el punto 1 recordando que en este segundo punto daría detalles sobre un segundo aspecto que a mi parecer ha condicinado que el othello deje de jugarse o no pueda crecer como es debido. Siendo algo exagerado, tal vez cabría argumentar que con el Punto 1 se mata al othello, (o más correcto sería decir, que no se le deja crecer) mientras que con este Punto 2, diría que se le entierra, o directamente sí que se le hace cierto daño a su característica estructural innegable, que son el número de aperturas "aceptables", (definiendo aquí una apertura aceptable como una que no te deje en más de 3 puntos de desventaja). 

Como he comentado al principio, mi indignación con ciertos jugadores a nivel económico puede ser rápidamente acallada. Pueden argumentar que cada cual es libre de gastar su dinero en lo que considere, y yo no soy nadie para sugerir a otros que depositen 10 euros anuales a un fondo común. En este segundo punto, sí que no encuentro significado o argumento que me permita no indignarme con ciertos jugadores. Creo que no es una posición lógica lo que a continuación voy a detallar. Sí cabe la pena destacar que igual que sucedía en el caso anterior, habrán jugadores que se gasten 100 euros, y otros que se gasten 1000, de modo que aquí también habrán jugadores que dediquen 1, 2 o 3 horas al día y otros jugadores que dediquen 10, 12 e incluso 16 horas. Vale la pena mencionar que lógicamente, mi sorpresa es más elevada en los últimos casos, en los más extremos. 

Allá vamos: me parece deleznable que por ejemplo un jugador dedique 12 horas al día a jugar al othello y no sea capaz de dedicar una mísera hora para fomentar el juego, crear un blog o una página web o tratar de ayudar en algo para fomentarlo. Pensamientos maquiavélicos y tal vez no muy congruentes me han llevado a pensar que tal vez todos estos jugadores están más a gusto jugando "solos", en su pequeña comunidad, y que no les gustaría que el othello creciera. Si el othello creciese, tal vez tendrían menos oportunidades de seguir en lo más alto. Y lo digo por la expresión escuchada de parte de varios jugadores de élite: "Friendly community", (Cuánto daño hace la Friendly Community al othello). Con esa expresión, que puede no ocultar mayor dramatismo, se da a entender que son una comunidad pequeña de amigos, que tal vez todo lo que yo aquí comento está de más, que soy un loco fuera de su órbita y que ya les va bien jugar torneos con 20 participantes. Quizá mi concepción ajedrecística aquí, donde entiendo al reversi como juego sustancialmente superior al ajedrez en su concepto y belleza, y por tanto que deberían organizarse en el futuro campeonatos con un sistema parecido al mismo, está absolutamente fuera de lugar. 

Hay que pensar más en 1- El othello, y 2- La comunidad que no forma parte de la Friendly Community (¡y que tal vez jugando al othello no le gustaría formar parte!). Aquí vienen de nuevo insultos de parte de jugadores de Playok, "Pandilla de frikis", y cosas del estilo han sido insultos muy repetidos, aunque no por su connotación peyorativa, debemos ignorarlos. Aquí el lector puede percibir mi extremo sentido de la autocrítica, al buscar en una falta de respeto por parte de un personaje anónimo a través de internet, cierto porcentaje de razón. Tal vez a jugadores profesionales de ajedrez algún personajillo les llame igual. Sin embargo, no hay peor insulto que el que tiene parte de verdad, y en un evento donde juegan  menos de 10 jugadores, debemos cuestionarnos ciertas cosas. Corresponde a nosotros por tanto esforzarnos y asegurarnos de que existen normas de cumplimiento y de que funcionamos como una organización grande, (porque lo somos). Aunque jueguen pocos jugadores un torneo, si tenemos un comité, una estructura seria detrás, un órgano directivo, dichos desprecios por parte de jugadores rata, no serán más que una anécdota. 


El término "friki" empezó a utilizarse como concepto anglosajón en los años 2000 con tono despectivo para cierta gente muy extraña. Por ejemplo personas que tenían cientos de piercings o para el hombre lagarto, (aquel hombre que se tatuó todo el cuerpo de verde). Sin embargo con el transcurso de los años, la palabra "friki" se ha ido asociando más a cualquier persona que tenga una simple afición. No me parece correcto ni apropiado, ya que le veo cierto tono peyorativo. Más lamentable aun, es que dicho concepto sea asimilado por ciertas personas y vayan un paso más allá y lo tomen como un halago. ("Soy un friki del othello :-)"). No debemos olvidarnos de que, como yo, hay más personas que para ellas la connotación del friki es negativa, es alguien en general rarito, poco sociable, y de ahí no tardan en deducir, (por supuesto erróneamente) que mala persona. Simplemente es alguien que no encaja bien en grupos sociales convencionales, lo cual les puede disgustar. En una sociedad actual tan predeterminada y manipulada a los estándares de lo que el establishnment considera como normal, simples desviaciones de esos patrones capitalistas generan dudas e inseguridad en el entorno de las personas que pueden desviarse un poco de esos conceptos. Últimamente se trata de que dichas personas se adapten, cambien y encajen en una sociedad que no cuadra con sus (probablemente mejores) ideales éticos y morales. Mi ideología va más en el sentido de respetar a todo el mundo y de no marginar a alguien porque sea diferente. Por ejemplo: alguien que tenga asperger difícilmente va a tener amigos. La lógica conduce a pensar que es más sencillo que esas pocas personas con asperger cambien (para eso están los educadores sociales) pero a menudo no nos damos cuenta de que es mucho más sencillo que la mayoría de la gente convencional les entienda y se adapte a ellos, antes de que ellos cambien y se adapten al resto. (Del mismo modo que se construyen rampas para minusválidos y no se les fuerza a subir arrastrándose o de otro modo por el simple hecho de ser minoría).

Negar a veces la forma de pensar absurda, insultante e incluso estúpida de ciertas personas, nos va a impedir también crecer, ya que también debemos hacer cambiar a esas personas su incorrecta forma de pensar. Debemos ser capaces de hacerles ver que ni somos raritos, ni somos poco sociables, ni somos unos frikis: simplemente somos unas personas que aman un juego de tablero, igual que muchas otras aman otros juegos como el ajedrez o el fútbol. De este modo podemos tenderles la mano y hacerles cambiar el punto de vista que tienen de nosotros. Parece que no llaman friki a nadie por quedarse afónico celebrando un gol de su equipo, y es simplemente por el hecho de que es considerado prácticamente normal en ciertas culturas. Lo que hace la mayoría casi siempre se ha considerado como lo que es correcto. Tener aficiones es lo más normal del mundo, y yo pondría el límite en la obsesión, otro tema también debatido en este mismo blog y del que seguramente volveré a hablar. Simpliflicaciones psicológicas para una mayor comprensión del entorno, (bueno vs malo) (mayoría vs minoría), han sido motivo de análisis de anteriores filósofos en el que por ahora voy a mencionar pero no voy a entrar.

Y aquí ahora enlazo con los frikis de las 16 horas, nuevamente, (12, u 8 o la cantidad de horas que consideréis que no es bueno para la salud mental o que son excesivas). Este tipo de jugadores, no benefician al othello, y por consecuencia a la comunidad de othello en general. De nuevo citando lo que he comentado sobre el dinero: cualquier jugador me podría contestar que es libre de dedicar su tiempo libre como le plazca, está en su derecho. Pero hacer ciertas cosas conlleva consecuencias negativas para el devenir del othello. Evidentemente un jugador que juega 16 horas al día no trabaja, y creo que a largo plazo puede tener problemas de salud mental. Recuerdo ese jugador de las 16 horas japonés posar con gesto serio tras ganar un campeonato en Japón, ¡No parecía ni un poco contento! ¡Qué menos después de tanto trabajo! ¡Y qué dolor no poder ni así clasificarse para el WOC! El primer perjudicado es él mismo. Existe una cantidad de horas que no podemos dedicar a largo plazo, (más de 1 año) al othello sin empezar a tener problemas mentales, (ansiedad, estrés..). Lo comenté en otro artículo hace tiempo, uno de los argumentos eran que un jugador que dedica cantidades ingentes de tiempo a estudiar el juego, (que no jugar) se pone mucho más nervioso que la media. Se juega mucho, haciendo que su rendimiento baje. Además, las derrotas le afectan muchísmo más, algo que ya de por sí influye mucho en el juego.

Por ejemplo, algo que me ha parecido digno de alabar de Takanashi, (aquí haré una excepción mencionado a un jugador) es el hecho de que en base a cierto seguimiento que le he hecho online y a gente que he preguntado, no me ha parecido que sea un jugador que dedique más de 4 horas al día al othello. Siendo muchísimo, (yo no lo haría) es una cantidad de horas razonable y compatible con cualquier trabajo.  Llegas a casa de trabajar por ejemplo a las 7 de la tarde, y puedes ponerte 3 horas a jugar. Aunque a mi no me gusta tener solo un hobby, hay mucha gente que fuera del othello y de su trabajo no hace mucho más, así que es normal. Como siempre, un reparto equilibrado en horas en la vida, es crucial para casi todo. Tal vez me equivoque y dedique más horas, sinceramente de él no lo sé. No sé a qué se dedica, y aquí llegamos a otro punto importante: no me parece que debamos esconder nuestra profesión, siendo tal vez un dato relevante e incluir en las fichas del ranking WOF que se están modernizando. Confesar nuestra profesión, ayuda a generar empatía y feedback con nuevos jugadores, igual que hacer lo que comentaré al final.

Fotos: WOF

Otra de las consecuencias de estudiar el othello, es el hecho de estudiar aperturas. Yo soy de los que piensan que si solo existieran aperturas xot, existirían no menos de 1 jugador estudiándose las más de 8000 variantes que hay. Y es que conocer una apertura xot y si te tocara, sería una ventaja tremenda. Partiendo de esta base, no es de extrañar que ya muchos jugadores conozcan las poco más de 100 aperturas aceptables hasta muy avanzado el juego, desvirtuándolo y cambiándolo. Aunque como yo mismo he comentado, la experiencia y los años hacen que aprendas aperturas, pero no es para nada lógico que jugadores jóvenes se las sepan ya "todas". Su estudio sobre aperturas ha conllevado que ciertos jugadores que no han estado dispuestos a invertir 10 horas al día, abandonen el othello rendidos ante ciertos jugadores contra los que no pueden competir. Aquí estoy convencido de que todos los que hayáis jugado bastante a othello reconoceréis que es en ocasiones frustrante ver como tu rival domina todas las aperturas y como te rompe una y otra vez. Esto a gran nivel también sucede. El Zebra salió en el año 2006, (antes habían otros programas, aunque quizá no tan buenos). Calculo que hasta el año 2012, los jugadores únicamente lo utilizaban para analizar movimientos de juego medio y juego final, (al menos a gran escala). Pero desde el 2012 y en base a muchísimas partidas que he analizado, he observado una preferencia muy grande por analizar aperturas, hasta el punto de que en el 2017, ya hay muchísimos jugadores japoneses que no solo se han aprendido empates de memoria sino que dominan una amplia gama de aperturas hasta el movimiento 25, (no hace falta deciros que a esas alturas del juego no hace falta ya ni pensar, simplemente contar). Más preocupante tal vez: desde el 2017 percibo que estos jugadores japoneses que dedican ingentes cantidades de horas a analizar aperturas, están ya empezando a memorizar secuencias de -2, -3 y hasta -4, por si acaso intentas pillarles o sacarles de su macrolibro de aperturas. El resultado es que si antes podías arriesgar con un -2 y tener una partida igualada, ahora hacer eso contra ciertos jugadores supone prácticamente una inmolación. Se está empezando a desglosar entre jugadores normales y jugadores anormales. Jugadores que tienen trabajo y no están todo el día jugando y jugadores que se aprenden aperturas y no hacen otra cosa. En conclusión: jugadores sanos mentalmente y jugadores enfermos.

Siendo tal vez injusto, podríamos dejar fuera a los jugadores anormales, pero, ¿cómo sabemos si un jugador se estudia aperturas o no? eso es imposible de determinar, ya que muchos jugadores normales, también conocemos muchas aperturas hasta muy avanzado el juego. No obstante lo que se percibe es que las partidas xot quizá rompen un poco con esta dinámica, y su propuesta en torneos debería incrementarse a largo plazo. Es evidente también, el terrible perjuicio que sufrirían ciertos jugadores si esto sucede, y que no serían pocos los que estudiarían las aperturas xot. Sin embargo sí es cierto que por mucho que te sepas una apertura, si no la repasas, se te olvida. Sí que creo que es factible que a largo plazo no se te olviden unas 100 aperturas, pero con las xot esto ya sería algo más complicado. 

En definitiva, que los jugadores que se aprenden juegos de memoria hacen un flaco favor a la comunidad de othello, y más indignante aun: que no sean capaces de dedicar un poquito de su tiempo a compartir su talento, o a crear una mísera página web de su país. Con todo esto, no podemos impedir que ciertos jugadores se aprendan aperturas de memoria, pero debemos reconocer que eso existe, y que muy probablemente no podremos competir con ellos a no ser que hagamos lo mismo. Esto va a llevar a que muchos jugadores dejen de jugar desesperanzados, y debemos plantear medios para resolverlo. Con todo: el significado de friki sí que cobra demasiada fuerza en este tipo de jugadores. 


Por último, le hacemos un flaco favor a la comunidad de othello si escondemos nuestros datos online y nos llamamos por ejemplo: "Conejo verde". El hecho de que tengamos nuestros datos, (no digo ya una foto, sino al menos nuestro nombre de pila) ayuda a que jugadores que no conocen el juego vean que existe una comunidad grande de jugadores amigables y que no se esconden. Esto creo que es más importante de lo que muchos se piensan: Cualquier jugador puede generalmente online entablar conversación , (menos en othello quest, claro está) con otro jugador y preguntarle por torneos. Si los jugadores de gran nivel se esconden, resulta más complicado difundir el juego. Debemos ser conscientes de que ya no estamos en el año 1999, ni en el 2000, ni en el 2005, estamos en el año 2018, con Twitter, Youtube, y muchas redes sociales donde ya no tiene sentido usar un nick por internet, a no ser que pretendas esconderte de algo, insultar o faltar al respeto. Incluso aunque no lo hicieras, los que sí lo hacen, evidentemente utilizarán un nick, así que... qué menos que para diferenciarte de ellos, que utilizar tus datos personales, o si bien tienes un nick antiguo, al menos hacer un "disclosure" que se diría en inglés, o revelación. 

PD: El asperger es otro handicap a tener en cuenta, y ciertos jugadores lo tienen, aunque en muchos casos a un nivel reducido, ya que hay distintos grados del mismo. La carencia de empatía del asperger y el inmovilismo a la hora de cambiar o aceptar críticas, son características claves de este síndrome y a la vez handicaps terribles para difundir el juego, (quién no conoce por ejemplo al personaje de la serie Big Bang Theory, Sheldon Cooper). A veces es frustrante tratar con alguien con asperger, pero también los jugadores de fuera debemos tener paciencia con según qué jugadores, y ser capaces de detectar cuales tienen ciertos problemas sociales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario