miércoles, 4 de julio de 2018

Medidas para profesionalizar el mundo del othello

La nueva página salida recientemente en el 2018 sobre la WOF no está mal. En mi opinión la cabecera ocupa demasiado espacio, pues tenemos que bajar con el ratón para ver el contenido. Los artículos tienen un formato caótico, aunque en la actualidad se lleva mucho este diseño. De alguna manera, la gente ya no lee en internet. Un espectador entra en una página web y solo quiere ver fotos y vídeos, es debido a un reciente proceso social de oligofreniación de la población, pero es lo que hay. Publicas un canal de youtube haciendo un poco el payaso (Rubius) y en cambio publicas artículos de calidad habitualmente en un blog (Seeley o Jorge) y el que obtiene lucro económico, visitas y audiencia es el canal de youtube. Todo esto ha sido motivado por el auge desde los años 2000 de plataformas como Facebook y más recientemente Instagram, que viene a sustituir Facebook debido a su sencillez y a su idea de focalizar el núcleo en las fotos. 

Siempre ha sido más pesado leer un libro que ver una película, aunque no por ello menos interesante y enriquecedor lo primero. Desde los últimos años por tanto, el diseño antiguo que podemos ver por ejemplo en este blog, ha sido sustituido por un diseño más directo y caótico, donde páginas como la Asociación Española, también han imitado. No me parece mal, dado que es lo que se demanda.. aunque más cuestionable es, si lo que se demanda debería realizarse en dicho formato. No obstante y si tu objetivo es fomentar el othello, no cabe duda de que el diseño debe ser precisamente ese: un diseño innovador y que pueda impactar al mayor número de gente posible. Por último y como suele suceder en estos casos, el diseño de una página web o blog, suele ser algo personalísimo. 

1- Uso continuado y coordinación de las redes sociales

Lo primero que se debe por tanto asumir es que, aunque no nos gusten, las redes sociales son utilizadas por millones de personas (si no el 95% de la población mundial). A muchas de ellas, (igual que a mi), tal vez no les gustará utilizarlas, pero lo harán. Debemos por tanto utilizar Instagram, Twitter, Youtube y Facebook, aunque no nos guste, y coordinarlos con nuestro objetivo: en este caso la comunidad de othello. 

Una persona o varias personas deberían encargarse de cada plataforma. Lo más complejo, es el Youtube, ya que implica elaborar cada cierto tiempo varios vídeos. Y esto es lo primero que deberíamos tener en cuenta: Si en una plataforma no se publican vídeos o fotos durante más de un año, dicha plataforma y lo que representa está muerto de facto. Un año es demasiado tiempo como para tener algo parado, y algo que está muerto, cuesta mucho resucitarlo, porque detrás de los fracasos de plataformas inactivas están esos jugadores de othello que deciden decantarse por el ajedrez u otros juegos viendo el inmovilismo en dichas páginas. En este caso Youtube es quizá lo más laborioso, ya que una cámara de vídeo suele ser cara, y la edición de un vídeo aunque es algo sencillo, (yo sé hacerlo), no es algo que se aprenda en pocas horas. Aun así, vídeos sin edición está claro que son preferibles a ningún vídeo.

Aquí un vídeo de un chico comentando cosas sobre el othello...


Y aquí alguien importante de la WOF Zasqueando al pobre chaval, tal vez con un mensaje algo descorazonador. ¡Ya aprenderá a jugar! No obstante, y aunque es un comentario y su opinión, está en su derecho hacerlo, pero aun así yo creo que es mejor que hayan estos vídeos, que ningún vídeo. Que este comentario venga de alguien importante del WOC tal vez demuestra lo lejos que estamos de unir puentes y remar todos en una misma dirección..
 

Es decir: cualquier plataforma debería demostrar un mínimo de actividad habitual, que en mi opinión debería ser de al menos una publicación mensual, (quizá siguiendo el antiguo patrón de las publicaciones de revistas mensuales). Todo lo que no sea un feedback constante y continuado del othello, no hace más que extinguirlo en vez de propagarlo. Un ejemplo muy claro y matemáticamente contrastado de esto, son las entradas de este o cualquier blog, así como los vídeos del youtube. Si publico por ejemplo en un caso extremo 10 artículos al día, multiplico también por 10 la probabilidad de conseguir lectores. Igualmente, si publico 4 vídeos en Youtube a la semana, es mucho mejor que uno. Esto es debido a los sistemas de búsqueda en que los mismos se basan. Canales de youtube con más de diez millones de seguidores, han sido de chavales que publicaban gameplays de videojuegos hasta en 4 ocasiones al día. En redes sociales, no importa tanto la calidad, sino la cantidad, fruto también en parte de lo que he comentado al inicio. No importa que no estemos de acuerdo, es lo que hay y asumirlo nos ayudará a utilizarlas de manera más enriquecedora para nuestro pequeño proyecto.

Se debe dar la sensación de que hay movimiento, de que existe un mundo maravilloso que el lector o espectador no se debe perder. En caso contrario, el aburrimiento que puede percibir un espectador, le va a llevar a no interesarse por el othello. ¿Quién visitaría constantemente la página de la WOF si se publica material únicamente trimestralmente? Muy pocas personas. Ciertos jugadores simplemente dejarán de visitar la página porque comprobarán que casi siempre está igual y eso les aburre, por lo que dicho sitio no hará su cometido. No tiene interés visitar cada día el quiosco y comprobar que siempre está la misma revista, tarde o temprano, dejaremos de visitarlo. Pues eso pasa con un site web.

Por otro lado, publicar gran cantidad de material y que todo ello sea de mala calidad, es también muy difícil. Estadísticamente algunos vídeos o artículos deberán ser buenos. Por último, canales como por ejemplo Joe y otros, demuestran que aunque pueda parecer absurdo el contenido de nuestro canal o blog, la buena intención en internet también es demostrable y beneficiosa. Si aunque nuestros artículos o publicaciones no tengan mucha calidad los hacemos con buena intención, el destinatario lo percibirá como algo positivo y eso será beneficioso para todos, fomentando el feedback y la buena sintonía en el desarrollo de la comunidad de othello. Además, los jugadores reconocidos internacionalmente, deben usar las redes sociales o los comentarios en youtube para invitar a la gente a jugar o a hacer comentarios sobre el juego, sin dejar en evidencia que el destinatario de su mensaje tenga un nivel demasiado bajo. En definitiva, ser cautelosos y tratar con cierto respeto a otros jugadores.

Aquí otro vídeo que aunque sale mal, creo que es positivo que se publique. Hoy en día con cualquier teléfono móvil podemos grabar vídeos de más de 15 minutos.


2- Estructura democrática y profesionalizada

No deben faltar tampoco varias páginas oficiales, así como una estructura jerárquica y democrática. Debe corresponder por tanto a esta estructura, el asignar ciertas tareas, (en general no remuneradas) para que ciertas personas vayan publicando en las distintas plataformas de las que debería gozar la organización del othello. La asociación constituida sin ánimo de lucro, debería potenciar cuanto antes el uso de estas nuevas tecnologías, ya que el tiempo es oro y cada año que pasa sin que se hagan estas cosas, juega en nuestra contra. No cabe duda de que si todo esto se hubiera lanzado y potenciado en el año 2006, ahora, 12 años más tarde, el crecimiento habría sido mucho mayor.

Estoy convencido no obstante, de que si nadie lleva a cabo lo que vengo comentado, tarde o temprano alguien lo hará, (como estoy haciendo yo con este blog). Lo contrario es asumir que el othello está condenado a extinguirse, y eso sinceramente ni me gutaría ni lo veo posible. Debemos asumir que, mientras no hagamos lo que vengo comentando en estos puntos, los jugadores en torneos de othello como en ocasiones he tenido el disgusto de escuchar, seremos unos frikis que nos reunimos para jugar casi en secreto. (En el actual EGP 2018 ni si quiera podemos chequear la clasificación general, más allá de info que podemos extraer cual investigador policial rebuscando mucho por Liveothello y por la web).

He añadido lo de en secreto a propósito. No debemos pues avergonzarnos de la baja participación, si antes hemos hecho la publicidad adecuada y llevamos un control y seguimiento, (que no abandono) de todas las redes sociales que vengo comentando. Por ello una estructura profesionalizada debe velar también porque se respeten los estándares éticos y normativas burocráticas adecuadas. Si llevamos una estructura adecuada, solo nos queda revisar cada año si han aumentado o disminuido el número de jugadores y hacer autocrítica. Por ejemplo: Se debe publicar al menos con un año de antelación la fecha de un evento importante. Publicar la fecha de un evento, como por ejemplo el Campeonato de España últimamente a falta de un mes para disputarse, no solo es una falta de desconsideración a los jugadores que van a participar en ese evento, (ya que en muchos casos el coste del transporte es más barato si se compra con antelación) sino también a muchos potenciales jugadores que podrían desear venir pero que no pueden organizarse para ello. Son todos estos puntos los que se tienen que tocar, estudiar, trabajar y no dejar tanto a la improvisación para que no de la sensación de que este tipo de asuntos son discrecionales, a juicio de una o varias personas. De igual modo si se publican vídeos en youtube, (o en Liveothello) no deben ser discrecionales, sino más bien el resultado de un sorteo (salvo las finales, por supuesto). En caso contrario, la imagen empezará a no ser la deseable. Si por otro lado creamos un instagram y ponemos 3 fotos y esas 3 fotos se quedan ahí para toda la eternidad, futuros jugadores más tímidos pueden desear no querer participar en un torneo porque sus fotos pueden ser publicadas en un sitio en el que se quedarán ancladas durante muchísimo tiempo y podrían sentirse señalados. Debemos ser capaces de empatizar con jugadores que tal vez no piensan como nosotros, y no pasarles la mano por la cara simplemente porque son nuevos o no son buenos jugadores.

3- Sistema económico factible

Sin duda, cualquier sistema que proponga que no tenga un sustento monetario, es papel mojado y no sirve absolutamente de nada. No obstante y como he comentado anteriormente, la no remuneración de dichas actividades no deben implicar per se una imposibilidad o infactibilidad de llevarlas a cabo. En una organización sin fines lucrativos, se concibe como lógico que ciertas personas desarrollen tareas no remuneradas. La asociación debe poner énfasis y enfocar 2 asuntos principales: 1- Qué grupo de tareas se llevarán a cabo de forma no remunerada, quién las llevará a cabo, en qué plazos, de qué manera y qué posibles vías de impugnación existen o soluciones en caso de que no se estén llevando a cabo, y 2- Qué tareas remuneradas se llevarán a cabo o mejor dicho: a qué se destinaran los fondos recaudados. 

Siguiendo con este segundo punto en mi opinión tras cada torneo debería existir un stock que no solo cubra los costes del torneo, sino que permita precisamente acumular dinero para realizar acciones que a continuación citaré. Otra cuestión quizá llamativa o distractora es la diferencia de precio de entrada en distintos eventos Europeos de una misma competición. Estandarizar el mismo precio si se trata de la misma competición, debería ser algo a tener en cuenta. Por último, si el precio de entrada no permite asumir los costes de organizar el evento, se debería subir dicho precio. Nunca me ha gustado la discriminación, y hacer pagar a jugadores más que a otros, no me parece justificado, salvo tratándose de jugadores nuevos, discapacitados, menores de edad, mayores u otros casos así justificados en la mayoría de leyes Europeas para otros asuntos. 

En todo caso, en eventos donde las pérdidas quizá sean inevitables, sigo pensando que cada jugador debería aportar un extra, para financiar el futuro. El contrario, es quizá no tener futuro, y es duro de asumir. Es duro también aceptar que hay que pagar quizá 5 euros extra en un evento, pero más duro será el futuro del othello si no se hace. Es duro pagar 20 euros al año como cuota a la asociación Europea o Española, pero más duro será el futuro (inexistente) del othello si no se hace. En caso de jugadores que se gastan cientos de euros viajando, parece difícil el creer que ese pequeño gasto no es asumible. Insisto en que 5 euros por jugador, por 200 jugadores que podrían participar en todo el año en distintos eventos, (y tirando hacia abajo y con el mísero aporte de 5 euros), serían ya 1000 euros, que en pocos años se pueden transformar en unos cuantos miles, suficiente como para poder organizar un evento bastante grande a nivel Europeo, y de nuevo, volver a recaudar en dicho evento. Con este sistema económico y con las medidas que comento, el crecimiento del othello a largo plazo creo que sería un hecho, (aunque quizá no muy grande, pero algo de crecimiento existiría), pero sobre todo más importante sería el sustento económico detrás, con una caja de fondos en euros que permitiría seguir desarrollando el othello. Si desde el 2006 se están jugando eventos Europeos o mundiales y la comunidad no crece, debemos asumir que algo se está haciendo mal, pero con ánimo de criticar constructivamente.

Evidentemente mientras la estructura jerárquica no esté clara y no se tenga claro quién es el contable, quienes están a cargo de la tesorería y exista transparencia acerca de como, cúanto hay recaudado y a qué se destinan los fondos, no se podrá llevar a cabo todo esto. 

El dinero podrá ir destinado como vengo comentando: también para invitar a jugadores que no puedan viajar, o hacer rebajas a jugadores que sean socios de la asociación, que podrán pagar una cuota anual que les podrá otorgar dicho derecho, entre otros, (como por ejemplo derecho de voto).

4- Sistemas de control 

Por último no menos importante son la existencia de mecanismos de control de todos estos sistemas, con una política de whistleblowing correcta y anónima y con reportes a modo de feedback anónimos, donde los nuevos jugadores en eventos nos comenten sus inquietudes y donde anónimamente nos den información acerca de como mejorar los eventos, y de lo que más les ha gustado y lo que no. 

La estructura organizativa deberá también disponer de una página web con todas las injerencias relativas al juego, impugnaciones de juegos, hipotéticas sanciones, con un tribunal debidamente calificado e imparcial para juzgar disputas que puedan surgir durante y a través de los torneos. Aunque suene complicado, una reunión para empezar a decidir todos estos puntos, no es tan complicada llevarla a cabo. 

Eventos fuera del othello que ya se hacen me parecen muy bien, y también en cierto modo necesarios: como cenas o partidas fuera del othello oficial, como podrían ser juegos por parejas o disputas en modalidad xot. 

5- Eventos en vivo

Algo que me parece muy bien que ya se hace en Italia o Suecia (entre otros países) es organizar eventos en vivo donde enseñan el juego a jugadores, realizados en plena calle. Jugadores de élite dedican una mañana entera (o día) a jugar con otros jugadores y estos eventos on muy positivos y loables. Sin embargo debemos ser conscientes de que todo este trabajo puede verse dilapidado si más tarde dichos nuevos jugadores comprueban como la organización es completamente amateur, donde sus nombres reales son mancillados en páginas web desactualizadas y donde se pueden llevar a cabo ciertas discrecionalidades en ciertos juegos, por no existir una normativa al respecto. 

La organización no solo debe ser profesional, sino que además debe parecerlo, y de momento no lo parece porque no lo es. Sí me da la sensación de que en muchos casos la organización ha dependido de una o muy pocas personas, lo cual ha conllevado quizá el desagrado de estas personas al poner todo de su parte y no sentirse recompensadas. Lo que es evidente es que entre todos deben poner énfasis en todo esto, con una presidencia estable elegida democráticamente cada 4 o 5 años, con ciertas personas ejerciendo la dirección, y con quizá no menos de 20 puestos para gestionar todo lo que vengo comentando.

En futuros artículos haré más énfasis sobre los puestos que yo propondría, con sus funciones y sus responsabilidades, así como sistemas de control interno y externo, y mecanismos de seguimiento de tareas. El no hacerlo implica una visión un tanto peyorativa que he escuchado de ciertos jugadores (Playok) donde como es en parte lógico, no desean participar en eventos donde exista discrecionalidad. La discrecionalidad no debe existir, así como otras cuestiones negativas que comentaré más adelante. 

Las redes sociales deben actuar en concordancia con lo que vengo comentando, y ante todo si amamos el othello, debemos ante todo respetar el juego y a las personas por encima de todo. Ser capaces de discutir propuestas llegando a un consenso, pues también resulta evidente que todo esto va a ser muy difícil sin discusiones previas, siempre respetuosas.

El empujón final

Por último, una vez la comunidad haya alcanzado ciertas dimensiones y exista todo esto, es quizá cuestión de tiempo que un canal de televisión se ofrezca voluntariamente a promocionarnos o que el othello salga en las notícias o patrocinado por algún sponsor reconocido, lo cual daría un crecimiento brutal al juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario