miércoles, 25 de julio de 2018

Analizando a Grandes Maestros - Capítulo 1

Capítulo 1: Introducción

Uno de los aspectos que más me ha permitido mejorar a lo largo de los años ha sido el hecho de analizar a mis rivales. En este punto no he admitido cierta distinción entre analizar a mis rivales o a los mejores jugadores del mundo, aunque es cierto que en ocasiones he puesto énfasis en analizar a los mejores por compararles conmigo y para comprobar si se equivocan y en qué se equivocan. En esta línea iban mis datos de antaño, donde analizaba el juego rival para tratar de buscar patrones o errores comunes. Las conclusiones de estos análisis son motivo de otros artículos que vengo redactando, y los publicaré un día u otro. Se observan similitudes en estilo de juego sobre todo entre jugadores que juegan al mismo rango de tiempo, y los estilos se ven más dispares en juegos presenciales que en juegos online. El tipo de tablero también conlleva ciertas diferencias, (por ejemplo solo en Othello Quest ya te marcan los movimientos posibles, y eso debe a la fuerza guiar tu juego, por ello no me gusta).

Analizar a distintos jugadores me ha hecho darme cuenta de como de diferente juegan los jugadores asiáticos (y en general mejor, incluso a niveles de principiantes) respecto de otros jugadores. Los resultados son algo descorazonadores si atendemos a la media de 4 o 5 errores que cometen por juego, aunque tiene sentido que así sea si son de los mejores del mundo jugando al reversi. 

Ya sabéis que en mi blog me gusta utilizar ambos nombres indistintamente, aunque a mi siempre me ha gustado más reversi, me parece que encaja más en la sintaxis y en la gramática, además othello no deja de recordarme al trepidante servidor de Venecia. En cuanto a los mejores jugadores, parece evidente que deberían ser los japoneses, o el jugador que gane el WOC. ¿Es realmente así? Los jugadores latinoamericanos hacen rankings muy chulos también por esta vía: ¿mejor jugador de habla hispana? Para mi sería Maxi, con permiso de algún otro. Es increíble las coincidencias que hay de juego entre jugadores a 1 minuto, incluso en aperturas. Es interesante hablar de jugadores de habla hispana, ya que por ejemplo tanto en mi canal de youtube como en este blog, más de la mitad de gente que los sigue son de fuera de España. En latinoamérica sí hay muchos jugadores que por motivos económicos u otros motivos no se les ve mucho en torneos. También creo que tienen una mayor tasa de jugadores desconocidos buenos (no tramposos). Lo de habla hispana me mola mucho porque mientras mi canal de youtube está lejos del mejor canal de othello (othello Lessons, con más de 1000 sucriptores, aunque inexacto porque está abandonado) y no tan lejos del canal oficial del WOF (el mayor activo, con cerca de 300 suscriptores, respecto de los 80 míos) sí que creo que puedo decir que es el mayor canal de youtube de othello de habla hispana.

En cuanto al blog y al canal, nunca me ha gustado mencionar nombres personales de jugadores en el blog, ya que aunque considero que hoy en día en internet no tiene sentido esconderse, debo respetar que ciertos jugadores sí deseen conservar su anonimato y no quieran salir en google ni aparecer en ninguna página de ningún tipo. Así que inicio una serie de artículos comentando jugadas y experiencias con algunos de los mejores jugadores del mundo. Espero tener su expreso consentimiento en todos los casos, en caso contrario tendría 2 opciones: 1- reeditar el artículo ocultando el nombre y tratando de que en ningún caso se pueda intuir de qué jugador se trata, o 2- borrar el artículo entero. Por ahora tengo el expreso consentimiento de Seeley, del que hablaré en el futuro. No creo que tenga problemas en hablar de Marc, otro de mis jugadores favoritos.

¿Top 10 de jugadores míos favoritos de siempre? Es difícil escoger un top 10 porque todos tienen cosas buenas y malas, como sucede en todos los deportes y disciplinas. También debo reconocer que varían con el paso del tiempo y que lo que hoy escriba puede no valer o ser igual en un tiempo. También hay muchísimos jugadores de los que estoy seguro de que me gustaría su forma de jugar, pero que no he tenido el placer o el tiempo de ver. Otros muchos, no he podido analizarlos en profundidad. Otros, lo buenas personas que son y su amabilidad sobrepasan los límites del othello, (serían por ejemplo los casos de Marc o Imre) y evidencian que aun siendo muy buenos jugadores, son mejores personas. Ahora mismo voy a  iniciar un borrador para elaborar esta lista personal, ya que por ejemplo en el 2013 cuando empecé a jugar, nada tendrían que ver los jugadores que posicionaría en el top, respecto de lo que conozco hoy en día. A día de hoy si tengo que elavorar el top 5 es cierto que no puedo evitar pensar en cosas extraotelísticas como son el tiempo de análisis, el juego o la amabilidad. El primer puesto para mi a día de hoy sería para Takanashi, ya que aun siendo un jugador en el que todos estaremos de acuerdo en que juega casi perfecto, me parece también muy respetuoso en el mano a mano y muy amigable, aunque como digo, no he tenido el placer de hablar nunca con él, ni siquiera de jugar una partida. Todo lo que se de él, es lo que he visto de análisis o de juegos online. (Parece evidente que dado que no conozco demasiado en persona a ningún jugador, mis valoraciones deberían basarse exclusivamente en la forma de jugar.) En segundo lugar pondría a Seeley, por razones que comentaré en otro artículo. En tercer lugar, Suekuni. En cuarto lugar: Alex Koh Bo Chao. (Tengo la suerte de que estos jugadores no creo que tengan inconveniente en que revele sus nombres, en caso contrario me tocará editar). En quinto lugar y aunque estas posiciones pueden variar, estaría muy igualado y creo que pondría o bien Fukunaga, o Piyanat, o Marc, tal vez Takuji e incluso por qué no, Berg. Recientemente he conocido también a un jugador Danés muy muy bueno, (seguramente sabréis quién es). Algunos jugadores tienen asperger o problemas de comunicación, por lo cual evidencia todavía más que la comunidad de othello debe estandarizar medidas para facilitar su integración y la comodidad a la hora de jugar torneos donde habrá gente muy dispar.

El escribir este artículo, quizá deberíamos hacer hincapié en jugadores activos, ya que de Jorge no se sabe nada y era un jugador también muy bueno. Como ya sabemos: aunque jugar a diario no garantiza que mejores, lo que está claro es que no va a hacer que empeores (normalmente) por lo que jugadores que pasan largo tiempo sin jugar, es evidente que su nivel bajará sustancialmente. Así me sucedió a mi en los 2 Campeonatos de España que he jugado: me pillaron sin estar activo y me defendí como pude, aunque no debe servir de excusa, difícilmente habría logrado ganarlos y el tercer puesto me parece un justo premio. En uno de ellos me sumaron mal un punto que había ganado en un juego y quedé tercero... (no pude jugar la final). Quedan lamentaciones por Campeonatos que se organizan en plan chapuza y que es lo que tienen: no hay normas rígidas y si no te gusta te jodes y no vuelves, que por desgracia es la opción preferida por muchos.


Un Gran Maestro que se precie, es alguien que domina una amplia gama de aperturas con solvencia. Yo sí soy algo más cerrado y notaréis que en el blog no voy a hacer un análisis de mi mismo con todos mis puntos débiles de mis propias aperturas, ya que dado que no tengo muchas, sería poco menos que inmolarme como jugador. Aun así, no descarto comentar aperturas mías que he ido mejorando, y una trampa mortal que le tendí a un jugador y que supo esquivar hábilmente. Cuando le propuse a mi rival creo que hasta un -8 y no mordió el cebo, creí que iba a seguir utilizando esa misma apertura contra otros jugadores, (contra él otra vez no, por supuesto) pero a día de hoy dudo que la vuelva a utilizar, así que no tendría inconveniente en comentar estas jugaditas que he hecho, centrándome más en mi juego y no tanto en el de mis rivales para no revelar cosas de sus aperturas.  No obstante online es posible que en rápidas lo siga haciendo, quién sabe... otro handicap de los juegos rápidos es que incluso cuando hacemos algo mal, nos podemos sentir cómodos haciéndolo. En cuanto a las aperturas de los Grandes Maestros, es un tema tabú en el othello: podría no gustarles que les analizara y les revelara mi opinión sobre sus puntos débiles, así que por ahora no lo haré y me limitaré a comentar las aperturas por su nombre de forma genérica, sin vincularla a nadie en particular.

En el primer Campeonato de España que jugué (2016) llegué en época de exámenes y muy poco preparado. Me borré nicks de Playok para no estar tentado y no conocía ni ReversiWars ni FOD así que no jugaba nada. Dejé de jugar en EOthello creo que en 2015, me sumaría a la fiesta en 2018, pero entonces no jugaba nada. Aunque dí un nivel algo inferior al mio, tampoco hice un ridículo bochornoso para lo que yo sabía hacer. Gané una partida y ese debe ser el objetivo siempre. El análisis (que es lo que vale) demuestra la superioridad de algunos de mis rivales. Es cierto que en 4 partidas quizá no se puede medir mucho, de ahí mi crítica al Campeonato de España: Si se les da poca importancia a los juegos, (20 minutos es un tiempo muy corto) qué menos que jugar más juegos. Aun así, podemos entender que un Gran Maestro no pasará de la media de 5 errores por juego. Cuando empecé a jugar consideraba una salvajada bajar de 10 errores en un juego, ya que significaba que movías perfecto 2 de 3 veces. Os podéis imaginar qué representa hacerlo mal solo 5 veces...

Desde el 2012 el nivel de jugadores de othello ha subido muchísimo. Cuando nació el Zebra alrededor del 2006, la mayoría de jugadores de othello han experimentado una subida brutal en su nivel de juego. De hecho, Seeley ganó por esas fechas varios campeonatos mundiales, en mi opinión, antes de que los frikis de las 12 horas analizando aperturas hicieran casi imposible que alguien medianamente normal pudiera volver a ganar un WOC. Quizá por eso le otorgo mayor mérito a Seeley, porque dentro del mundo de los "humanos" es el mejor. Además es muy amable y simpático.

En cualquier caso, no voy a decir que sea ridículo analizar finales de los años 90, pero sí que con 5 errores, es decir, con un nivel como el que pueden tener hoy muchos jugadores, e incluso un poco menos, se podía ganar un campeonato del Mundo. A veces digo en broma que en el año 90 tirabas una Stoner y ganabas. Evidentemente no es así, pero el análisis revela ya una media de 5 errores por juego en muchas finales de esos tiempos. A partir de menos de 5 errores, la importancia la cobran los puntos, (es decir, lo grave del error). Diría que los mejores del mundo de hoy en día no conceden más de 3 errores, y no pierden más de 12-15 puntos. Perder 30 puntos, empieza a ser demasiado. Podemos comprobar fácilmente esto viendo si los mejores del mundo pierden juegos por mucha diferencia, lo cual podría ser un target factible para nosotros. No hace falta por último que mencione que cometer 5 o menos errores, es una auténtica salvajada de juego casi perfecto.

Precisamente contra grandes jugadores es difícil ganarles por mucha diferencia. Algunos juegan bastante conservadores, y casi parece que prefieren perder por poco antes que ganar.  Aun así, perder por mucha diferencia puede ser el resultado no tanto de errores en el juego medio sino de una posición muy perjudicada al inicio (no conocer aperturas) o errrores en el juego final, (ausencia de tiempo al final, que si es debido a no conocer aperturas al inicio e ir por tanto despacio, puede estar justificado también, paradójicamente en las aperturas.) Sin embargo los resultados negativos muy grandes, suelen ser más bien el reflejo de movimientos ofensivos por nuestra parte, que terminan saliéndonos mal. Algunos jugadores, nunca hacen este tipo de movimientos, a otros nos gusta más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario