viernes, 15 de junio de 2018

Jugar en un tablero físico



De nuevo vuelvo a insistir añadiendo algunos detalles y características sobre las diferencias de jugar en un tablero físico, a la vez que completo los dos vídeos aportando más comentarios. En primer lugar comentaré brevemente los inconvenientes de jugar en un tablero físico, sin hacer aquí mucho hincapié en la tipología de tableros. No puedo evitar citaros el artículo del blog de Othello Classic, donde muestran una amplia gama de tableros de othello. Es evidente que pueden existir diferencias (pequeñas) entre jugar con un tablero u otro. No será este el último artículo en el blog de esta temática. Empecemos. 

Inconvenientes de jugar en un tablero físico

Quizá un motivo de debate sería cuestionar si con una tablet o una pantalla táctil de unas cuantas pulgadas, se podría jugar más cómodamente. Algunos exacerbados defensores de la tecnología argumentarán que es más positivo incluir dicha tecnología en los torneos y que jugar con un tablero debería ser algo más propio del Siglo XVIII. Bien: no estoy de acuerdo aquí. La norma básica debe ser la de prohibir cualquier dispositivo electrónico durante el desarrollo de una partida. Concesión hecha a parte, al juez de silla, y únicamente al juez de silla. Ni siquiera me parece incluso digno de un fair play al 100% que el juez de la partida esté con el ordenador transcribiéndola. En cualquier movimiento en el que el jugador se levante o se mueva, podría leer los comentarios de Liveothello o cuanto menos ver la disposición del tablero en otro formato. Hay notables diferencias que pasaré a comentar y que hacen incompatible utilizar un dispositivo electrónico durante la partida, incluso cerca de ésta. Más allá de cámaras o de un diligente juez de silla a la debida distancia no tanto mirando comentarios por Liveothello sino más bien asegurándose de que los jugadores no hacen cosas raras, debería estar garantizado. Ni qué hablar de la terrible ventaja de utilizar una transcripción como Liveothello y matar 2 pájaros de un tiro. Sin cuestionar su indudable utilidad y comodidad, su implicación en un juego limpio es cuanto menos cuestionable. No va a ser decisivo quizá en muchas partidas, más bien del ahorro de tiempo que le puede suponer al jugador que lo haga, en vez de anotar. Aunque, si puedes evitar anotar y que lo haga tu compañero a través de Liveothello, realmente la desventaja tal vez se la transfieres a él. En todo caso, no creo que sea la imagen profesional y de fair play que se deba transmitir a nuevos jugadores. Si se juega un torneo, debe ser serio: no una quedada entre amigos para pasar el rato. Si es lo segundo, nada me impide a mi llamarme "Zorro blanco" en el próximo torneo o exigir de acuerdo a la Ley Orgánica de Protección de Datos que mis datos sean borrados de tal página web, entendiendo que no son legales. 

Este es uno de los inconvenientes de jugar con tablero físico: anotar. Cuestionable también, cuanto menos, dicha presunta obligación. En torneos en japón no se ha hecho durante un tiempo, (y no todos los jugadores transcriben posteriormente la partida). Podría dejarse a elección del jugador, si posteriormente desea analizarla. Sin embargo, sigo sin encontrar la motivación en atesorar todos los juegos. Más importante aun: si no se le da una publicidad a esos juegos la sensación que se da es que se trafica con ellos. Que nuestro juego pase a formar parte de una base de datos con miles de juegos utilizada con fines de terceros jugadores para hacer estadísticas sobre las aperturas más jugadas y así mejorar y preparar su juego gracias a nuestros juegos, es un poco injusto. Así que la motivación de las transcripciones debería estar clara. 

Características de jugar en tablero físico


1- Misflips: Otro de los inconvenientes es el tiempo que se pierde en voltear los discos, además de los hipotéticos misflips. Un misclick tal vez también sería cuando se te cae la ficha donde no toca, aunque no he visto que haya pasado nunca. Errores como los del portero del Liverpool en la final de la Champions del 2018 ponen de manifiesto que este tipo de errores groseros en el othello no se deberían de corregir, más que por el propio rival, sin que el juez tal vez deberia intervenir en la partida. Es decir: si te cuelan un misflip, es responsabilidad tuya detectarlo. No obstante y aunque debatible, tampoco me parece mal que una tercera persona informe de esa jugada. De nuevo, no existen normas rígidas al respecto. (Esta norma permitiría la picaresca de no permitir al rival corregir un misflip que creas beneficioso).

2- Perspectiva: De nuevo, no es lo mismo ver un tablero físico en un ángulo de 90 grados, que sentado en según qué sillas, de igual modo que no será lo mismo verlo de pie que sentado. Cuanto más baja la mesa, mejor. Cuanto más alto seas tú, también.  En cambio, un tablero en una pantalla generalmente se verá igual. Al margen de las 3 dimensiones que se pierden desde la perspectiva aérea, los discos blancos se ven negros por el borde, y viceversa, salvo que juguemos en un tablero de panel, que es bastante distinto del tablero oficial. Como no iba a comentar diferencias entre tableros aquí lo dejaré. Sí debo comentar que las normas deben ir enfocadas a valorar si debe estar permitido que un jugador siga el juego por ejemplo de pie o colocando su cabeza encima del tablero. Debe notar el lector que yo mismo a veces me pongo de pie, por lo que este artículo no es ninguna crítica a ningún jugador que lo haga, es simplemente una opinión con el objetivo de dar luz sobre unas normas de desarrollo ético y profesional y comentar a la vez diferencias entre jugar en tablero o no jugar. En este sentido mi idea va más bien encaminada a no permitir que un jugador se levante. Desde Tailandia creo que fue, donde un jugador se quejó que mientras su rival está de pie, su posición psicológica es más dominante, como si estuviera por encima de él, influyendo en el juego. Evitar estas suspicacias es sencillo añadiendo una línea a las normas: Los jugadores no pueden más que levantarse para ir al baño, punto final. 

3- Colocación: Los discos en el tablero de los vídeos no están insertados de modo perfecto. Un rápido volteo, a menudo puede generar para jugadores que no tenemos mucha experiencia, que el disco no quede en medio. Tejer jugadas con este pequeño handicap no siempre es fácil, especialmente si estamos acostumbrados a la perfección de discos que observamos online. Es un detalle a tener en cuenta, y aunque podemos retocarlos en nuestro turno, (y en teoría solo en nuestro turno), también se pierde valioso tiempo. 

4- Profundidad: Es habitual cuando juegas partidas rápidas e imaginas movimientos profundos, voltear varios discos con la cabeza. Esto es sencillo en un tablero de 10x10cm, pero en un tablero de más de 30 centímetros, nos va a costar más ver estas jugadas, (a no ser que nos alejemos) y en general tardaremos más por eso mismo. El ritmo de juego será también por ello sustancialmente más lento, debiendo adaptar el torneo a estos factores. Por ejemplo, carece absolutamente de sentido jugar una partida presencial a 1 minuto, siendo imposible para la mayoría de jugadores terminar el juego. Esto pone de manifiesto el tiempo que se tarda en mover los discos, ya no diré en pensar mínimamente una jugada. 

Características del tablero e hipotéticas mejoras


1- Borde sólido. El bajo peso del borde actual es bastante ideal. En cuanto a no poderse doblar por la mitad para guardarlo, aunque incómodo, reconoczo que tiene su gracia. Es mucho más elegante un tablero sin fisuras que uno que se pueda doblar. Por otro lado, el molde ha marcado un pequeño cráter en el centro y aunque ligeramente imperceptible, no debería estar. Cuestionable también la indicación central, aunque no me parece del todo mal. Por último la sustentación parece que con cuerdas da la sensación de estabilidad al jugar pero inestabilidad con el tiempo o ante una hipotética caída. Realmente, casi todos los productos deberían gozar de 2 testeos: 1- Test de caída y 2- Test del Café. No hará falta que describa ambos test. A los teclados de ordenador se les sometía a estos test y posteriormente se pusieron de moda canales de youtube hace unos años donde sometían a estos 2 mismos test, (entre otros como el test del agua o el test solar) a teléfonos móviles y otros productos de tecnología, dando por hecho que los de mayor calidad debían superar los test. No es quizá sorprendente que, en productos tecnológicos muy avanzados, no pasen los test más sencillos. Sin embargo sí creo que son test que debería superar un tablero de othello. En este sentido, una base tipo ajedrez, que soporte líquidos, no estaría de más. Por otro lado, una adherencia haría más difícil voltear los discos, por lo que el othello es realmente un juego especial en este sentido. 

2- Reloj y soporte de Stats. Que diga que no se deben permitir productos informáticos no implica que no se deban completar los tableros con quizá otros detalles que los engrandezcan. A parte de un buen manual para aprender a jugar u otras informaciones, (el mismo tablero oficial en su caja incluye el nombre de los ganadores del WOC), un pequeño reloj personalizado para controlar los tiempos estaría bien, además de la posibilidad de anotar los resultados en alguna pequeña calculadora. No es muy difícil hacerlo. 

3- Adhesivos en el soporte. El borde algo tosco de este modelo hace que según la superfície no solo no apoye bien, sino que el tablero se mueva como se aprecia en algunos vídeos. Unas pegatinas a modo de sticks en la base deberían estar garantizadas, bien que nos den unas 100 con cada tablero, o bien que estén fijas para que no se deslice, tal y como cuentan con ellas la mayoría de teclados de ordenador. ¿Os imagináis escribir y que se vaya moviendo el teclado debido a la presión de las teclas? Pues eso mismo. Por último, un kit de limpieza de los discos tampoco estaría mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario