viernes, 16 de marzo de 2018

Handicaps para difundir el othello


Foto: WOF News

Primero voy a definir lo que para mi sería la difusión del othello. En mi opinión, estaría medida por la cantidad de jugadores en valores absolutos que participan en un evento en vivo de othello. Evidentemente depende de datos cruciales como el cultural, el económico y el social, así como de la ciudad donde se lleve a cabo dicho evento. Así que obviando por ahora todas esas cuestiones, (ya comentadas en otros artículos), voy a centrarme a nivel personal en lo que a mi me creó dudas al principio.

Yo juego muchas horas al othello online. No me importa participar un día en un torneo. Está chulo, es divertido y agradable. Conoces gente, lo pasas bien y el evento es algo más (o debería ser algo más) que ir a jugar y largarte. Normalmente comes y pasas un rato agradable con algunos jugadores. Entonces, ¿por qué hay personas que no desean participar? ¿por qué alguien que viviendo en Barcelona y que podría jugarlo, no lo hace? Estamos hablando de personas que juegan horas por internet, por lo que no encuentro sentido que no deseen jugar in situ a tal juego. Es cierto que la mala organización de un torneo por parte de algunas personas puede echarles para atrás el participar, pero aun así pienso que puede ser divertido jugar a othello, ya que como vengo comentando: lo primero es jugar, (en peores condiciones o mejores, pero jugar).

Dándole vueltas a la cabeza intenté buscar la respuesta en mi mismo. Yo conocí el juego en el año 2000, pero no jugué demasiado. En el 2008 juego compulsivamente, pero no creo que jugara durante más de una semana seguida. Cuando empiezo a jugar a diario es en el 2012. Así que, primer requisito: Un jugador que desee participar en un torneo, debe ser alguien que juegue prácticamente a diario al juego. Revisando partidas de Playok de algunos jugadores y cotejándolos con la base de datos de WOF, me doy cuenta de que en efecto:  jugadores que llevan meses o años sin jugar en Playok, tampoco juegan en torneos oficiales. No hay muchas más páginas web de othello, y bien pueden tener nicks anónimos, por lo que podría equivocarme. Sin embargo, he mirado una muestra de jugadores y todo parece encajar. Además tiene lógica: si no juegan en internet, es posible que no les apetezca tampoco jugar en persona. (Me he enterado incluso de jugadores que no juegan en internet porque otros les insultan o les trolean, muy triste).

Así que descartados los jugadores no habituales, la pregunta correcta es: ¿por qué un jugador que juegue a diario no participaría en un evento en su ciudad? Descartados motivos personales o enfermedades justo el día del torneo, le veo 2 explicaciones muy lógicas, basadas en mi experiencia personal y en cierta información que he ido recopilando al respecto. (De hecho, el compromiso familiar puede no ser una excusa dado que por ejemplo en la Asociación Española a menudo se suele someter a votación el día que mejor va a todos).

Primer handicap: ¡Cuánto daño hacen las partidas de 1 minuto!


Van bien para aprender a jugar. Son divertidas. Son adictivas. Están bien. Pero pensemos un momento. Un jugador tímido que no ha participado nunca en un torneo pero que desea jugar en uno, puede verse cohibido si sabe que tendrá 30 minutos para jugar. Estará desorientado y eso podrá echarle para atrás. Y eso mismo pensé yo cuando me apunté a mi primer EGP.  

He tratado de recordar a nivel personal qué hizo que me pensara apuntarme a mi primer EGP y éste era un motivo. Por aquel entonces yo jugaba partidas de 10 minutos, y sabía que el tiempo por juego en un torneo sería bastante elevado. Así que temía ir y aburrirme. De nuevo, decidí enfocarlo de otra manera y aquí es cuando entra en juego el amigo Attasan. Creí que si fui capaz de ganar a Attasan en 10 minutos, quizá podría poner las cosas complicadas a otros rivales en 20 minutos. Por desgracia, otros jugadores que no hayan tenido la misma experiencia como la que tuve yo con Attasan, pueden verse cohibidos de participar en un evento así. Los jugadores inexperimentados en partidas rápidas tienden a pensar que si no tienen opciones de ganar a un jugador mejor que ellos a 1 minuto, menos opciones tendrán en una partida más larga. Sin embargo, es justo lo contrario: el othello se iguala en partidas más largas y no hay nadie más inteligente que nadie, en una partida larga el jugador más inexperimentado tiene un poco más de opciones de ganar a un rival superior. El problema es que los jugadores de partidas rápidas asocian de manera incorrecta la estadística, de manera que si pierden por ejemplo 5 a 1 contra un rival en juegos a 1 minuto, creen que ese rival en una partida larga al tener más tiempo todavía ampliará ese parcial, pero no suele ser cierto. De nuevo análisis de muchas partidas me han revelado que en partidas a más de 25 minutos, el nivel de juego es muy igualado, decidiéndose por detalles en el juego final o por temas de gestión del tiempo, (que vendría a ser lo mismo).

En mi primera participación en un evento, ni por asomo me imaginé que pudiera ganar una partida, pero sí creía que podría al menos tener opciones hasta el juego medio. Los jugadores a 1 minuto a menudo tienen una concepción errónea de lo que es el juego, y lo generalizan en base a ciertas experiencias negativas que han tenido jugando partidas rápidas. En mi caso, lo que me pasó en las cervicales y mis mareos, el hecho de que jugara partidas a 5 y 10 minutos fue el primer paso para poder animarme posteriormente a jugar un torneo "sin miedo".  Jugadores que jueguen exclusivamente a 1 minuto, es más difícil que se atrevan a dar ese paso, básicamente porque pueden no atreverse a retar a un jugador de Elo superior en una partida larga, creyendo erróneamente que si les han apalizado jugando a 1 minuto, todavía tendrán más opciones en una partida con más tiempo. A menudo jugar a 1 minuto puede frustrar si cosechas parciales muy negativos (por ejemplo 20 a 0) y por tanto hacer que no desees jugar en un torneo porque crees que te encontrarás tipos todavía más buenos. Siempre he revelado mis datos en Playok.  De manera que cuando un juador de menos Elo me gana, sabe que ha ganado a un jugador de torneos y así se puede animar a participar en uno. Creo que es positivo que los jugadores que jugamos torneos lo hagamos (sin escondernos) si podemos también online.

Segundo handicap: "Soy muy malo"

Es la respuesta más habitual. Sin embargo yo ya he jugado con varios por internet que tras decirme esas declaraciones, luego me ganan. Aquí me viene de fábula enlazar con el vídeo del Crazy German Kid. Podemos ver lo rabioso que está ese chico. Salvando las distancias, las partidas de 1 minuto someten a cierto estrés al que las juegue, no sentando bien a veces caer como comento, 20 veces a 0. Jugadores que solo juegan a 1 minuto tienden a pensar que el parcial de 20 a 0 cosechado contra un jugador de más nivel, se va a reproducir también en torneos oficiales: en mi opinión el error más típico. Por supuesto que hay casos de rivales que pierden muchas partidas contra otro rival: pero está más basado en la suerte y el tipo de apertura jugada que en una diferencia real de nivel. A veces el juego consiste en eso: simplemente hay rivales que se te atragantan, como puede suceder en todos los deportes. 

De nuevo a nivel personal yo di por hecho que iba a perder todas las partidas, pero no me importó. Cuando jugaba a 1 minuto no me importaba perder 10 veces contra un jugador de más nivel. Aquí ya depende del coraje de cada uno, pero yo también hice la lectura de que no iba a poder ganar "nunca" a un jugador mucho mejor. De nuevo la partida de Attasan me hizo darme cuenta de que en un torneo, cualquier cosa puede pasar, y de que son muchas partidas. Más importante aun: 1- No es tan importante ganar sino de tratar de que tu rival te gane por menos diferencia,  y 2- La rabiosidad de ciertos jugadores al perder muchas partidas a 1 minuto, es prácticamente inexistente en partidas más largas, por lo que jugadores que juguemos a 10 o 20 minutos, tendremos en general "mejor perder". 

Tercer handicap: Datos personales

Por último, algunos jugadores Japoneses me han reconocido que aunque juegan torneos en Japón con habitualidad, simplemente requieren que sus datos no sean compartidos en la página del WOF. Un libre ejercicio de un derecho que me gusta. Yo mismo me lo pensé porque no quería que salieran mis datos por internet, pero aun así decidí dar el paso. Fue el motivo que me echaba más para atrás; realmente no solo saldrían tus datos sino que todo el mundo vería tus derrotas. Por eso creo que sería interesante que dejaran registrarnos con un sobrenombre, o que nuestros datos no salieran en el ranking WOF (que los tuviera la organización a modo privado), como me comentó este jugador Japonés. 

Berg me vino a comentar una vez que era absurdo ocultar datos personales o fotos de jugadores en torneos de othello ya que también sería absurdo por ejemplo ocultar dichas fotos en un maratón. Es decir, si por ejemplo participamos en un maratón, debemos asumir que podemos salir en alguna o varias fotos. Sin embargo con lo que en mi opinión no cuenta Berg, es con el hecho de que mientras en un maratón compiten normalmente más de mil personas, en un evento de othello rara vez se sobrepasan las 100 personas, de modo que es muy probable que cualquier jugador de othello se vea involucrado en un evento en el que tal vez a priori le apetecía ser más discreto. No digo por supuesto que no se hagan fotos, pero sí que la opinión de todos se debe tener en cuenta. Quizá en el mismo sentido va la página del ranking WOF, donde no veo por qué no podría salir nuestra foto o ciertos datos nuestros en nuestro propio perfil. Si bien puedo comprender que la gente no desee que dicha información sea revelada, nada impediría que nos pudiéramos registrar y editar nuestra página como podemos hacer en Playok y publicar una foto nuestra. El ranking quedaría más profesionalizado (como por ejemplo el ranking ATP del tennis) y ante todo se debería dar la opción a los jugadores (que no la obligación) de que sus estadísticas sean compartidas en dicha página.

En definitiva: no apreciar estos 3 Hándipcas y en especial este último, hace que algunos jugadores puedan no verse animados a participar en torneos oficiales. Tampoco quiero apoyar la desaparición de partidas a 1 minuto, pero una buena gestión de las mismas sería requisito necesario para tratar de difundir el juego. En varias investigaciones he detectado jugadores de Elo muy elevado en Playok (+1800) que son derrotados contundentemente en los pocos torneos oficiales que han jugado, lo que apoya todas mis teorías acerca de que este tipo de partidas autoengañan al jugador y no permiten mostrar su verdadero nivel. Tiene sentido desde su punto de vista: Un jugador de 1800 puntos de Elo en Playok llega confiado a un torneo y es derrotado y ni siquiera queda tercero. Ese jugador empieza a pensar justo lo contrario de lo que pienso yo: "me ganan porque pierdo la concentración", "me ganan porque son unos frikis que juegan a 25 minutos", "a 1 minuto les gano, luego, no voy a jugar más torneos oficiales porque yo soy bueno a un minuto, jugaré por internet".

Jugadores que me han llamado retrasado por pensar durante 20 minutos, que se han pavoneado de que ellos son capaces de pensar rápido, y otros comentarios desagradables hacia ciertos jugadores de torneos oficiales que me reservo, demuestran que las partidas a 1 minuto suponen a veces un obstáculo clave para fomentar la participación del juego y hacer que los jugadores jueguen un torneo. Yo pienso: no juego partidas de 1 minuto porque no me da tiempo y me ganan porque me la lían a 1 minuto con sus estrategias de estrés. Ellos piensan: "No juego partidas de 20 minutos porque me ganan con el tiempo que tienen matándome de aburrimiento". El resultado es evidente: yo no juego partidas de 1 minuto pero ellos no juegan partidas presenciales. Una lástima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario