viernes, 30 de marzo de 2018

Tips para jugar a 1 minuto

E incluso a 5

No hay mucha diferencia entre los games de 1 minuto y los de 5. Aunque hay jugadores que utilizan estos juegos como complemento cuando no les apetece jugar a 5, lo cierto es que la mayoría deciden jugar a 2 o 3 minutos, siendo los juegos sustancialmente iguales pero con el bonus de 1 o 2 minutos, (según el caso), para poder pensar. Es lógico que si juegas a 2 o 3 minutos utilices ese pequeñísimo tiempo extra en el juego final, aunque hay jugadores que prefieren no equivocarse al principio y jugar rápido/al azar al final (yo soy uno de ese tipo de jugadores).

Aunque son muchos los jugadores que se toman los juegos a 5 minutos como juegos "largos" mi opinión es que tienen más parecidos con los juegos a 1 minuto que con los juegos de 10 o 20 minutos. Un juego de 5 minutos no deja de ser un juego rápido, donde dentro de lo que cabe puedes pensar "algo". Plataformas como Othello Quest demuestran que los astutos desarrolladores de dichas aplicaciones simplemente ofrecen lo que se demanda: juegos rápidos. Una página web que ofrezca de manera exclusiva juegos a 10 o más minutos, deberá hacer "algo más" para atraer al público, bien sea una interfaz muy agradable y personalizable, rankings, torneos, o estadísticas interesantes. 

Con esto me refiero a que de nuevo si somos jugadores a 1 minuto, nos sentiremos más a gusto jugando a 5 minutos que a 20. Por lo contrario, si solemos jugar partidas más largas, nos sentiremos más incómodos en este tipo de juegos (como me pasa a mi). Como siempre, la experiencia y la práctica hacen al Maestro, y si jugamos muchos más juegos de 5 minutos que de 20, nos volveremos mejores en ese rango de tiempo, pero no necesariamente en juegos más largos. Si participamos por ejemplo semanalmente en un torneo presencial, jugaremos muchos juegos largos, y nos volveremos muy buenos jugadores a 20 minutos, pero esto hará que nos desorientemos un poco en partidas más cortas. ¿Significa esto que podemos ser muy buenos jugando a 20 minutos y muy malos a 5? No necesariamente. A mi me gusta más bien afirmar que podemos ser muy buenos a 20 minutos y buenos en juegos más cortos, y viceversa por una cuestión de costumbre y hábito. Jugadores como yo que nos gusta jugar a juegos largos, en juegos más cortos acostumbramos a jugarlos sustancialmente bien pero cometiendo a menudo fallos garrafales como misflips, errores de profundidad o de juego final, básicamente por una falta de costumbre o por no aplicar bien algunos de los tips que voy a relatar a continuación.

Estrategias ofensivas

1- Estrategia Push: Es la más utilizada en juegos a 1 minuto, aunque puede valer también para 5. Consiste en jugar lo más rápido posible,-aun a riesgo de equivocarse-, para tratar de que el tiempo de nuestro rival se consuma lo antes posible.  En partidas rápidas es clave utilizar el tiempo del rival para pensar cual será nuestro siguiente movimiento, si el rival no utiliza su tiempo (digamos en un caso extremo que mueve en menos de 1 segundo) desactivará automáticmente esta estrategia nuestra. Debilidades: Nos puede salir muy mal si el rival es superior a nosotros. En igualdad de condiciones podemos perjudicarle mucho, hasta ser suficiente para ganar a bastantes rivales del mismo nivel. El problema es que al ganar Elo, jugaremos con rivales superiores, perdiendo partidas, volviendo a bajar de Elo y de nuevo volviendo a empezar el ciclo: esto nos puede frustrar y darnos la sensación de que nunca progresamos o de que no somos suficientemente buenos ni lo seremos, lo cual es otro motivo pernicioso de este tipo de juegos que conlleva a que sintamos cierta desgana al comprobar que nunca ganamos a rivales superiores a nosotros, (implicando una nula participación en torneos reales). La idea es que en efecto, contra rivales más buenos que nosotros, no nos va a valer simplemente mover rápido, deberemos utilizar todo el tiempo posible para tratar de plantarles cara. Es muy aconsejable además conocer muchas aperturas o reglas generales para aplicar de forma correcta esta estrategia. La estrategia de Push se vence con un planteamiento extremo: o bien hacemos un push nosotros también (poco aconsejable porque generalmente el jugador que lo hace es un experto en ello) o bien tratamos de tomarnos nuestro tiempo en la apertura. Un jugador que haga push jugará muy rápido al principio, por lo que podemos aprocechar para pillarle e intentar romperle antes del movimiento 20. Una vez roto, nos pueden valer 5 segundos para realizar los últimos 10 o 15 movimientos si la ventaja es considerable. Como vemos: ganar a jugadores que hacen push nos puede someter a cierto estrés al forzarnos a ganarle todos los juegos al borde del tiempo reglamentario, (de hecho será muy probable que nos equivoquemos al final y perdamos, ellos ya juegan con ello). El hecho de perder cuando el rival nos hace un push es una de las causas más habituales de rabiosidad que he observado en Playok en los últimos años. Al fin y al cabo estamos perdiendo porque se nos acaba el tiempo, no porque realmente fuéramos a perder el juego, por lo que muchos jugadores sienten que es injusto. Son varios los jugadores en Playok que además para hacernos más daño comentan cosas como: "solo necesito 30 segundos para ganarte". Es muy, pero que muy habitual ver a jugadores que pierden quizá 5 o más juegos seguidos por tiempo, jugando a 1 minuto.

2- Bloqueos constantes: Esta ya la comenté en anteriores artículos. Cuando no tenemos mucho tiempo para pensar en una secuencia de movimientos o una estrategia, a menudo abusamos de movimientos sencillos al inicio. El ejemplo más preciso es la utilización de movimientos perfectos silencios (MPS), se trata de movimientos que únicamente voltean un disco rival. A veces es más rápido realizar estos movimientos o movimientos que puedan garantizar después estos movimientos. Dentro de las estrategias sencillas, y de este tipo de movimientos tenemos los bloqueos. En un nivel más avanzado, conocemos que nuestro rival quiere hacer un MPS y lo que hacemos es bloquearle esa opción en sus 2 vertientes: Impidiendo su acceso volteando sus discos o bien ocupándolo nosotros mismos. Hay una tercera vía a la que yo llamo el Poisoneamiento. Consiste en "envenenar" el MPS del rival moviendo tu alrededor para que así ya no sea un MPS. Algunos jugadores son muy especialistas en este tipo de movimientos y en jugarlos además muy rápido. En general; suelen ser correctos (o más preciso sería decir que no suelen ser incorrectos) por lo que en una partida rápida suele ser suficiente para que sea igualada. Debilidades: En ocasiones lo mejor es salir por el lateral o tratar de sorprender con movimientos cargados. Lo más habitual es contestar con lo mismo: bloqueos y MPS, y si es posible forzar a que nuestro rival busque MPS para ser nosotros los que debemos bloquearle. De aquí deducimos que buscar el mejor movimiento en partidas rápidas quizá no es lo más adecuado, debemos buscar más bien un movimiento correcto y punto final. Evidentemente a largo plazo seremos muy buenos jugadores, pero no creo que seamos de los mejores jugando así. Ya no digo nada de los problemas que tendremos para vencer a jugadores incluso inferiores a nosotros en torneos oficiales, donde estaremos completamente desubicados y desbordados por un exceso de tiempo que no sabemos como utilizar. 

3- Extradeportivas: Hablar por el chat a 1 minuto te puede garantizar ganar muchas partidas. Algunos jugadores tratan de hacerlo para despistarnos, otros simplemente lo hacen porque les apetece hablar. Hablar es solo una de las muchas cosas "raras" o no habituales que pueden hacer ciertos jugadores jugando partidas rápidas. En partidas a 1 minuto, algunos jugadores aprovechan para ensayar aperturas y dominar otras, y eso puede implicar que ganemos inusualmente varias partidas a un jugador de mayor nivel que nosotros porque le encajamos una apertura en la que es flojo. Debilidades: Hablando también te desconcentras tú. Por otro lado, probar aperturas a 1 minuto es inteligente, pero en mi opinión es también una pérdida de tiempo a no ser que dispongamos de 8 horas al día (algunos jugadores disponen de ese tiempo) para poder analizar los juegos y testear más aperturas. Si tu tiempo es limitado como el de la mayoría de gente que trabaja, intentar hacer "cosas raras" en las aperturas te llevará muchas derrotas y a largo plazo debilitarás tus aperturas personales.

4- Cocineros: Todo lo que comento por aquí es bien sabido por jugadores expertos que llevan años jugando a 1 minuto. Así que si conocen que cierto jugador de 1 minuto utiliza una estrategia Push, no tienen más que aplicar las debilidades o puntos débiles de la misma con solvencia. Ver como juegan los rivales y detectar sus costumbres, a 1 minuto es increíblemente crucial para ganar. Incluso a 20 minutos o en torneos se ven jugadores que han estudiado a sus rivales, pero con ese tiempo, siempre tienes algo de margen para cambiar de planes. A 1 minuto un jugador te puede sorprender porque ha detectado que tienes una preferencia por forzar Stoners, o bien por tirar Diagonales. Otra estrategia básica de los cocineros es cocinar una buena apertura para ahorrarte tiempo al inicio. Insistir a 1 minuto con la misma apertura no suele tener sentido para el jugador perdedor, puesto que al no poder analizar la partida, no suele conocer en qué punto de la apertura se ha equivocado y por tanto vuelve a caer una y otra vez en la misma trampa o parecida. Por otro lado, cambiar la apertura implicará que también él necesitará más tiempo al inicio, tal vez perdiendo de nuevo por falta de tiempo.  Las debilidades de estas estrategias son pocas, puesto que el rival ya se ha esforzado en analizarnos y deberemos simplemente cambiar nuestro juego o detectar qué estrategias utiliza para ganarnos con asiduidad.

Estregias defensivas 

1- Rechazo del juego lateral. Y si el rival toma un lateral: atacarlo. En general jugar el lateral como he comentado en otros artículos implica pensar un poco. Salvo que nos sepamos la apertura, es aconsejable no entrar al lateral, ya que podemos caer en la trampa del rival, que está esperando a que entremos para comprometernos. Una de las diferencias más importantes entre jugadores en partidas largas y cortas, es la preferencia de los primeros por el juego lateral. Jugadores en partidas cortas se sienten más incómodos jugando en los laterales porque saben que a menudo comprometen al final y no se plantean muchos movimientos de profundidad. Las Debilidades de este tipo de estrategia son evidentes cuando un rival nuestro sabe como jugar correctamente los laterales. Dominar el juego lateral implica ser un muy buen jugador, por lo que solo muy buenos jugadores serán capaces de ponernos en apuros en este sentido. Curiosamente, se dan muchísimas situaciones de Runouts a jugadores que rechazan el juego lateral, y los Grandes Maestros aprovechan a menudo estas situaciones para ganarnos. Un ejemplo de ello es la captura de juego que comparto donde Marc Tastet me ganó en el 2017 en un campeonato por intentar jugarle en 20 minutos como si fuera una partida a 1 minuto. Yo rechacé el juego lateral y hasta le unbalanceé sin percatarme de que había perdido la posición en el tablero. Incluso aun teniendo salida con negras por F2, C2, E2 y D2, la posición ya es de una desventaja para negras de más de 10 puntos. De nuevo haciendo aguas la norma general a 1 minuto y también la que se suele aplicar de "tomar el centro".



2- Movimientos de profundidad: Jugando en partidas rápidas a menudo movemos rápido en lo que creemos que es un buen movimiento, pero no consideramos la opción inmediata del rival porque nos puede llevar tiempo. Es muy aconsejable visualizar varias secuencias de juego así como el movimiento posible del rival, incluso en partidas rápidas. Esto que es casi imposible a 1 minuto, pero es factible a 5 minutos y puede marcar la diferencia. Sin embargo, si estamos acostumbrados a pensar con calma por jugar juegos largos, el tiempo se nos puede consumir. Tomar un refresco mientras jugamos a 30 minutos está bien porque te lo tomas con calma y disfrutas más, pero tomamos la costumbre de pensar despacio y eso nos compromete en partidas más cortas. Debilidades: Por otro lado, pensar rápido ciertas secuencias siguientes en el juego puede hacer que cometamos errores de bulto. Sin embargo, el pensar rápido es clave en estos juegos. Pienso que es incluso complicado pensar rápido y mantener un nivel de clama elevado, siendo otro motivo de estrés o nerviosismo que no considero positivo a largo plazo. 

3- No repasar: Una de las técnicas que me llevó ganar muchísimas partidas a 1 minuto durante un tiempo fue no repasar secuencias. Seguro que nos ha pasado el valorar un movimiento y tras descartarlo, volverlo a reconsiderar por inseguridad de que tal vez lo hubiéramos analizado mal. Es crucial NO hacer esto en partidas rápidas ya que perderemos muchísimo tiempo. Sin embargo en partidas largas es habitual todo lo contrario: tienes 15 minutos de tiempo y quedan 10 movimientos, ¿por qué no ibas a repasar ese movimiento que crees correcto pero no estás seguro? Digamos que piensas que es correcto al 99%, teniendo 15 minutos, ¿por qué no ibas a repasarlo? Tomamos este hábito de ser consicentes de que podemos repasar movimientos (y a veces hasta recontar, cuando faltan 2 o 3 movimientos) y en partidas rápidas nos compromete porque o bien nos equivocamos más o re-repasamos demasiado. Debilidades: La confianza de saber que podemos repasar movimientos por tener tiempo, conlleva curiosamente a que nos equivoquemos más, porque ponemos menos diligencia en el análisis cuando visualizamos la profundidad de ciertos movimientos, porque inconscientemente sabemos que podemos repasarlo. Es decir, no repasar secuencias sería un consejo que debe valer también para juegos largos. Esto se soluciona aplicando un nivel de concentración muy elevado, aunque algunos jugadores hacen movimientos de despiste para tratar de desconcentrarnos, como posicionarse en 2 laterales para luego regalarnos uno de los 2.

4- Concentración: No se nos puede ni ocurrir levantar la vista del tablero mientras jugamos este tipo de partidas. En partidas más largas podemos incluso levantarnos para ir al lavabo o para beber agua, pero en partidas cortas un despiste de una décima de segundo puede ser letal, (a veces digo que incluso un estornudo puede descentrarnos). Debemos estar concentrados por el juego. Si bien es cierto que en partidas largas la concentración también es clave, a muchos jugadores les es más fácil mantener la concentración durante 2 minutos que durante 40 minutos. Debilidades. Aquí yo pienso que nuestro estilo de juego es excluyente: No podremos mantener la concentración elevada en juegos a 1 minuto y en juegos a 60 minutos simultáneamente; por un lado o por otro nos desconcentraremos. Si estamos acostumbrados a estar concentrados durante 60 minutos, nuestra cabeza pensará en general un poco más despacio (no peor, solo más despacio) por lo que en juegos a 1 o 5 minutos o bien cometeremos errores o bien el tiempo nos desbordará completamente.

5- Time limit. Tener una adecuada estrategia de tiempo límite es clave en este tipo de juegos. Si nos dejamos llevar, se nos terminará el tiempo en alguna o varias partidas. Debemos tener claro a partir de qué segundo empezar a mover al azar, (o a partir de qué rango de segundos). Si fijamos por ejemplo el segundo 20, podemos estar nerviosos si vemos el crono en el segundo 30 porque pensaremos que debemos mirarlo a continuación y perderemos concentración (y el tiempo). Por eso personalmente aplico un rango de segundos que van de 20 a 40 (para juegos a 5 minutos), cometiendo evidentemente muchos errores durante ese rango de tiempo en el que ya muevo con prisas. Lo más eficiente en estas partidas es terminar teniendo el crono en 0:01, de ese modo habrás aprovechado al máximo el tiempo. Si perdemos con el crono a falta de más de 5 segundos, siempre podríamos pensar que podríamos haber hecho más. Una gestión del tiempo óptima en este sentido debe implicar que podamos ser capaces de inconscientemente jugar en el rango de tiempo límite. Sin embargo es complicadísimo, ya que si se nos acaban muchas partidas a 0:01, es cuestión de tiempo que en muchas otras se nos acabe el tiempo y perdamos. A nivel personal, contra rivales muy fuertes en Othello Quest (+6 Dans) las únicas veces en que les he ganado ha sido teniendo la sangre fría de pensar a falta de 20 segundos, sin temor a terminar el juego al límite.   Debilidades: Efectivamente en la teoría está bien pero en la práctica piensas que en 10 segundos te da tiempo de pensar un poco más. Crees que puedes ganar la partida con el contador en 00:01, creo que todos pensamos eso y al final pasa lo que pasa. A 1 minuto es todavía más complicado dado que podemos tardar 1 segundo en mirar el tiempo, y a falta de 20 segundos, no deberíamos ponernos nerviosos aunque sea evidente que la partida esté a punto de terminar, motivo por el cual son partidas locas.

Conclusiones

Evidentemente todas estas estrategias no se pueden aplicar de forma saludable o 100% efectiva en juegos más largos. Es el motivo por el cual muchos jugadores rechazan participar en torneos o jugar partidas largas: se sienten incómodos y no están acostumbrados. Potencian y dominan hasta un nivel tan extremo los juegos rápidos, que el nivel a largo plazo de su juego en vez de aumentar, disiminuye. Ya he afirmado que para evaluar el verdadero nivel de un jugador se deben plantear partidas al menos a 20 minutos. Algunos jugadores consideran que se puede evaluar en 10 partidas a 1 minuto, y tienen parte de razón, pero no dejan de ser juegos muy sesgados. 

¿Pero por qué a los jugadores de 1 minuto les asquea tanto jugar partidas largas? Comparado con el alcohol: un alcohólico lo tendrá complicado para digamos beber una cerveza al día o un vaso de vino con la comida. Es habitual que las personas con problemas de alcoholismo directamente al solucionar su problema no beban en absoluto. Sucede parecido con los jugadores adictos a los juegos a 1 minuto: aunque es saludable jugar partidas largas y sin duda su nivel de juego aumentaría y disfrutarían más como puede disfrutar una persona bebiendo ocasionalmente una cerveza, resulta que les produce tanto hastío y son tan diferentes para ellos los juegos largos, que no los soportan. Igual que yo puedo creer que pierdo a 1 minuto porque no me da tiempo, ellos creen que pierden a 30 minutos porque se desconcentran. En realidad; este argumento solo tiene parte de razón, porque no justificaría entonces el hecho de que estuvieran jugando durante esos mismos 30 minutos juegos a 1 minuto. El hecho de jugar digamos 4 horas o más a 1 minuto, evidencia una reducción por cansancio del nivel de juego de las últimas partidas, que se ve traducido en una reducción de Elo con la consiguiente frustración del jugador al ver que "no da el nivel" (incluso erróneamente). 

Punto por punto; las partidas largas les llegan a suponer un suplicio empezando por mantener la concentración elevada durante más tiempo del que están acostumbrados. Aunque en realidad, un jugador que juega a 1 minuto durante 2 horas, bien mantiene la concentración elevada durante dicho tiempo, sin embargo el volumen de partidas jugadas demuestran la desubicación que puede sentir ese jugador al jugar solo 2 juegos en 2 horas. Muchas veces jugadores a 1 minuto simplemente les interesa acabar una partida rápido para comprobar si funciona su plan, les interesa digamos "ganar rápido". Aquí viene una importante conclusión psicológica: un jugador que juegue a 1 minuto puede no importarle perder porque sabe que va a jugar otro juego y tal vez ganará el siguiente. Es decir, puede tener cierta ansiedad por jugar más y más y más y jugar el siguiente juego. Sin embargo un jugador que juegue una partida a 1 hora se siente más comprometido con ese juego y con la necesidad real de ganar. Esa necesidad de victoria puede suscitar más nerviosismo que incluso el que sienten jugando juegos a 1 minuto, (así me lo han revelado algunos jugadores).  El hecho de que la inmensa mayoría de jugadores abandonen cuando sienten que está todo perdido pero se esperen hasta 30 minutos cuando la partida está igualada, demuestra esta tesis. El hecho de que insulten muchas veces simplemente por perder un juego a 20 minutos cuando no insultan en juegos más cortos, también va en este camino. Como ya he comentado en otros artículos, los jugadores de partidas rápidas a menudo sienten que no son mejores en juegos más largos, por lo que los rechazan.

Por último, en general la mayoría de estrategias solo surten efecto para derrotar a rivales de tu mismo nivel, si el rival es superior, puede ser que la estrategia te salga doblemente mal. Es decir; contra rivales teóricamente superiores tengo comprobado que lo más efectivo es olvidarse de estrategias y jugar lo mejor posible como si plantearas un juego a 30 minutos. Tratar de utilizar estas técnicas contra jugadores que las dominan mejor que tú o que han jugado más partidas en este rango de tiempo, es como pretender ganar a un nadador experto siendo tu un amateur. Es más aconsejable tratar de reducirlo todo a la máxima equidad y tratar de ganarle como tu sabes jugar, sin dejarte influenciar por nada más. Es cierto: te comerás sus push, sus movimientos de bloqueo, etc, y probablemente perderás más partidas de las que debieras, pero es que los juegos de 1 minuto creo que por definición no son juegos justos, así que allá tu si quieres jugar un juego en el que vas a perder muchas veces por un tema de tiempo o triquiñuelas, más que por juego propio. 

miércoles, 28 de marzo de 2018

El quinteto mortal - Parte I

Facebook, Google+, Twitter, Instagram y Youtube



Las redes sociales han revolucionado la forma en que se conciben las relaciones sociales. Tienen muchos aspectos negativos, aunque también algunas cosas muy positivas. Aunque este blog es de temática reversista, en ocasiones me gusta exponer mi opinión sobre estas nuevas páginas web que han alterado la concepción de la realidad humana hasta un nivel en ocasiones delirante. En este caso, voy a tratar de enfocar mi opinión desde el punto de vista de la difusión del othello.


Y es que cualquiera que se proponga difundir el othello, crear una página web, un canal de youtube o compartir cualquier situación othellística en la red con ánimo de dar su opinión, debe plantearse que su compromiso no será 100% férreo mientras no comprometa tiempo en crearse una diversidad de redes sociales que apoyaran su proyecto. En caso contrario: la condena al ostracismo (como puede suceder con este blog) o a la autarquía más absoluta socialmente hablando, es lo que le puede esperar a quién o bien no haga publicidad activa o su blog o canal de youtube no sobresalga del resto por algo en especial. 

Las redes sociales actúan como los virus informáticos: se propagan rápido y exponencialmente, pero, al contrario que los virus, estan legalizadas y permiten esa rápida expansión que haya provocado que chavales sin ningún talento puedan ganar bastante dinero básicamente compartiendo sus partidas y sus juegos habituales en videoconsolas. Motivo de futuro debate será quizá explicar este fenómeno, hoy simplemente me voy a limitar a dar unas pequeñas puntualizaciones sobre el tema de las redes sociales.


Supone cierto estrés por tanto, hacer, comunicar y dirigir todo lo que tu hagas, enfocado al menos en 3 directrices: Facebook, Twitter e Instagram. Es decir, tu mensaje se potenciará si estas 3 plataformas actúan paralelamente reincidiendo en todo lo que tú haces socialmente. Digamos que tendrá un triple efecto, al margen de múltiples redes sociales y sistemas que ignoramos.

Este blog mismo te propone compartir el artículo sin que ni siquiera yo lo haya propuesto en el diseño, motivo por el cual casi todas las páginas web estén ya programadas para ser compartidas. Así que finalmente, es importante los amigos o grupos que tenemos en persona, ya que en última instancia van a ser ellos sobre los que vamos a compartir el material. Si bien pienso que desde el año 2013 ya está "todo el pescao vendido" y que el potencial de compartir estos fenómenos ha perdido mucho fuelle debido a diversos factores. El principal es que efectivamente la gente debe tener un grupo limitado de intereses y que la adicción a Facebook o Twitter ya ha pasado a la historia por parte de muchas personas. Solo queda la renovación de esa adicción, de ese pensar las 24 horas cuando ves o te gusta algo: "voy a compartirlo o a darle a Like", y eso quizá se dará más bien en gente joven que no haya estado sometida antes a estos adictivos sistemas, así que en base a expectativas demográficas me atrevo a presagiar que el crecimiento y que la potencia de propagación vírica de estas redes sociales, ha decaído si la comparamos con lo que fue en su inicio. Está relacionada proporcionalmente con la demografía de la población, algo que en ciertos países como por ejemplo España, está en declive.


A nivel de youtube hay 2 factores que también influyen: 1- Darle a Like y 2- Suscribirse. En el primer caso propagas el virus, en el segundo lo mantienes. De alguna manera, la gente no suele darle a Like, y si lo pides, son muchos los que lo hacen. Es curioso pero funciona así. Yo no lo he pedido nunca en mis vídeos, básicamente porque me parece absurdo que alguien le tenga que dar a Like porque tu lo pidas, aunque se ve que funciona así: si no lo pides muchos no le dan.


De manera que debemos ser conscientes de como gestionar todas estas herramientas y del apoyo que nos pueden dar para propagar nuestro pequeño proyecto. Por ejemplo el Twitter: en mi opinión es una herramienta que carece de sentido salvo que seas famoso. Si eres famoso, puede tener interés tu opinión o lo que estés haciendo, pero si no lo eres, no lo veo tan interesante. La limitación de carácteres hace el resto, directamente no es necesario que elabores un artículo. Igual sucede con instagram, donde no es necesario escribir, únicamente publicar fotos. El problema llega cuando alguien con una plataforma relativamente seria (por ejemplo cualquier asociación) decide ponerse en marcha con el objetivo cultural de difundir algo (el othello). No es de extrañar pues, que existan puestos de trabajo especializados: "community Manager" le llaman en algunos casos. Trabajos laborales desempeñados por personas que llevan la gestión de todas las distintas plataformas que rodeen la empresa. Esto evidencia que por ejemplo en mi caso, llevar al día Youtube, Twitter, Blog, Instagram, y Página de Facebook, se me hace peligrosamente inviable.

viernes, 16 de marzo de 2018

Handicaps para difundir el othello


Foto: WOF News

Primero voy a definir lo que para mi sería la difusión del othello. En mi opinión, estaría medida por la cantidad de jugadores en valores absolutos que participan en un evento en vivo de othello. Evidentemente depende de datos cruciales como el cultural, el económico y el social, así como de la ciudad donde se lleve a cabo dicho evento. Así que obviando por ahora todas esas cuestiones, (ya comentadas en otros artículos), voy a centrarme a nivel personal en lo que a mi me creó dudas al principio.

Yo juego muchas horas al othello online. No me importa participar un día en un torneo. Está chulo, es divertido y agradable. Conoces gente, lo pasas bien y el evento es algo más (o debería ser algo más) que ir a jugar y largarte. Normalmente comes y pasas un rato agradable con algunos jugadores. Entonces, ¿por qué hay personas que no desean participar? ¿por qué alguien que viviendo en Barcelona y que podría jugarlo, no lo hace? Estamos hablando de personas que juegan horas por internet, por lo que no encuentro sentido que no deseen jugar in situ a tal juego. Es cierto que la mala organización de un torneo por parte de algunas personas puede echarles para atrás el participar, pero aun así pienso que puede ser divertido jugar a othello, ya que como vengo comentando: lo primero es jugar, (en peores condiciones o mejores, pero jugar).

Dándole vueltas a la cabeza intenté buscar la respuesta en mi mismo. Yo conocí el juego en el año 2000, pero no jugué demasiado. En el 2008 juego compulsivamente, pero no creo que jugara durante más de una semana seguida. Cuando empiezo a jugar a diario es en el 2012. Así que, primer requisito: Un jugador que desee participar en un torneo, debe ser alguien que juegue prácticamente a diario al juego. Revisando partidas de Playok de algunos jugadores y cotejándolos con la base de datos de WOF, me doy cuenta de que en efecto:  jugadores que llevan meses o años sin jugar en Playok, tampoco juegan en torneos oficiales. No hay muchas más páginas web de othello, y bien pueden tener nicks anónimos, por lo que podría equivocarme. Sin embargo, he mirado una muestra de jugadores y todo parece encajar. Además tiene lógica: si no juegan en internet, es posible que no les apetezca tampoco jugar en persona. (Me he enterado incluso de jugadores que no juegan en internet porque otros les insultan o les trolean, muy triste).

Así que descartados los jugadores no habituales, la pregunta correcta es: ¿por qué un jugador que juegue a diario no participaría en un evento en su ciudad? Descartados motivos personales o enfermedades justo el día del torneo, le veo 2 explicaciones muy lógicas, basadas en mi experiencia personal y en cierta información que he ido recopilando al respecto. (De hecho, el compromiso familiar puede no ser una excusa dado que por ejemplo en la Asociación Española a menudo se suele someter a votación el día que mejor va a todos).

Primer handicap: ¡Cuánto daño hacen las partidas de 1 minuto!


Van bien para aprender a jugar. Son divertidas. Son adictivas. Están bien. Pero pensemos un momento. Un jugador tímido que no ha participado nunca en un torneo pero que desea jugar en uno, puede verse cohibido si sabe que tendrá 30 minutos para jugar. Estará desorientado y eso podrá echarle para atrás. Y eso mismo pensé yo cuando me apunté a mi primer EGP.  

He tratado de recordar a nivel personal qué hizo que me pensara apuntarme a mi primer EGP y éste era un motivo. Por aquel entonces yo jugaba partidas de 10 minutos, y sabía que el tiempo por juego en un torneo sería bastante elevado. Así que temía ir y aburrirme. De nuevo, decidí enfocarlo de otra manera y aquí es cuando entra en juego el amigo Attasan. Creí que si fui capaz de ganar a Attasan en 10 minutos, quizá podría poner las cosas complicadas a otros rivales en 20 minutos. Por desgracia, otros jugadores que no hayan tenido la misma experiencia como la que tuve yo con Attasan, pueden verse cohibidos de participar en un evento así. Los jugadores inexperimentados en partidas rápidas tienden a pensar que si no tienen opciones de ganar a un jugador mejor que ellos a 1 minuto, menos opciones tendrán en una partida más larga. Sin embargo, es justo lo contrario: el othello se iguala en partidas más largas y no hay nadie más inteligente que nadie, en una partida larga el jugador más inexperimentado tiene un poco más de opciones de ganar a un rival superior. El problema es que los jugadores de partidas rápidas asocian de manera incorrecta la estadística, de manera que si pierden por ejemplo 5 a 1 contra un rival en juegos a 1 minuto, creen que ese rival en una partida larga al tener más tiempo todavía ampliará ese parcial, pero no suele ser cierto. De nuevo análisis de muchas partidas me han revelado que en partidas a más de 25 minutos, el nivel de juego es muy igualado, decidiéndose por detalles en el juego final o por temas de gestión del tiempo, (que vendría a ser lo mismo).

En mi primera participación en un evento, ni por asomo me imaginé que pudiera ganar una partida, pero sí creía que podría al menos tener opciones hasta el juego medio. Los jugadores a 1 minuto a menudo tienen una concepción errónea de lo que es el juego, y lo generalizan en base a ciertas experiencias negativas que han tenido jugando partidas rápidas. En mi caso, lo que me pasó en las cervicales y mis mareos, el hecho de que jugara partidas a 5 y 10 minutos fue el primer paso para poder animarme posteriormente a jugar un torneo "sin miedo".  Jugadores que jueguen exclusivamente a 1 minuto, es más difícil que se atrevan a dar ese paso, básicamente porque pueden no atreverse a retar a un jugador de Elo superior en una partida larga, creyendo erróneamente que si les han apalizado jugando a 1 minuto, todavía tendrán más opciones en una partida con más tiempo. A menudo jugar a 1 minuto puede frustrar si cosechas parciales muy negativos (por ejemplo 20 a 0) y por tanto hacer que no desees jugar en un torneo porque crees que te encontrarás tipos todavía más buenos. Siempre he revelado mis datos en Playok.  De manera que cuando un juador de menos Elo me gana, sabe que ha ganado a un jugador de torneos y así se puede animar a participar en uno. Creo que es positivo que los jugadores que jugamos torneos lo hagamos (sin escondernos) si podemos también online.

Segundo handicap: "Soy muy malo"

Es la respuesta más habitual. Sin embargo yo ya he jugado con varios por internet que tras decirme esas declaraciones, luego me ganan. Aquí me viene de fábula enlazar con el vídeo del Crazy German Kid. Podemos ver lo rabioso que está ese chico. Salvando las distancias, las partidas de 1 minuto someten a cierto estrés al que las juegue, no sentando bien a veces caer como comento, 20 veces a 0. Jugadores que solo juegan a 1 minuto tienden a pensar que el parcial de 20 a 0 cosechado contra un jugador de más nivel, se va a reproducir también en torneos oficiales: en mi opinión el error más típico. Por supuesto que hay casos de rivales que pierden muchas partidas contra otro rival: pero está más basado en la suerte y el tipo de apertura jugada que en una diferencia real de nivel. A veces el juego consiste en eso: simplemente hay rivales que se te atragantan, como puede suceder en todos los deportes. 

De nuevo a nivel personal yo di por hecho que iba a perder todas las partidas, pero no me importó. Cuando jugaba a 1 minuto no me importaba perder 10 veces contra un jugador de más nivel. Aquí ya depende del coraje de cada uno, pero yo también hice la lectura de que no iba a poder ganar "nunca" a un jugador mucho mejor. De nuevo la partida de Attasan me hizo darme cuenta de que en un torneo, cualquier cosa puede pasar, y de que son muchas partidas. Más importante aun: 1- No es tan importante ganar sino de tratar de que tu rival te gane por menos diferencia,  y 2- La rabiosidad de ciertos jugadores al perder muchas partidas a 1 minuto, es prácticamente inexistente en partidas más largas, por lo que jugadores que juguemos a 10 o 20 minutos, tendremos en general "mejor perder". 

Tercer handicap: Datos personales

Por último, algunos jugadores Japoneses me han reconocido que aunque juegan torneos en Japón con habitualidad, simplemente requieren que sus datos no sean compartidos en la página del WOF. Un libre ejercicio de un derecho que me gusta. Yo mismo me lo pensé porque no quería que salieran mis datos por internet, pero aun así decidí dar el paso. Fue el motivo que me echaba más para atrás; realmente no solo saldrían tus datos sino que todo el mundo vería tus derrotas. Por eso creo que sería interesante que dejaran registrarnos con un sobrenombre, o que nuestros datos no salieran en el ranking WOF (que los tuviera la organización a modo privado), como me comentó este jugador Japonés. 

Berg me vino a comentar una vez que era absurdo ocultar datos personales o fotos de jugadores en torneos de othello ya que también sería absurdo por ejemplo ocultar dichas fotos en un maratón. Es decir, si por ejemplo participamos en un maratón, debemos asumir que podemos salir en alguna o varias fotos. Sin embargo con lo que en mi opinión no cuenta Berg, es con el hecho de que mientras en un maratón compiten normalmente más de mil personas, en un evento de othello rara vez se sobrepasan las 100 personas, de modo que es muy probable que cualquier jugador de othello se vea involucrado en un evento en el que tal vez a priori le apetecía ser más discreto. No digo por supuesto que no se hagan fotos, pero sí que la opinión de todos se debe tener en cuenta. Quizá en el mismo sentido va la página del ranking WOF, donde no veo por qué no podría salir nuestra foto o ciertos datos nuestros en nuestro propio perfil. Si bien puedo comprender que la gente no desee que dicha información sea revelada, nada impediría que nos pudiéramos registrar y editar nuestra página como podemos hacer en Playok y publicar una foto nuestra. El ranking quedaría más profesionalizado (como por ejemplo el ranking ATP del tennis) y ante todo se debería dar la opción a los jugadores (que no la obligación) de que sus estadísticas sean compartidas en dicha página.

En definitiva: no apreciar estos 3 Hándipcas y en especial este último, hace que algunos jugadores puedan no verse animados a participar en torneos oficiales. Tampoco quiero apoyar la desaparición de partidas a 1 minuto, pero una buena gestión de las mismas sería requisito necesario para tratar de difundir el juego. En varias investigaciones he detectado jugadores de Elo muy elevado en Playok (+1800) que son derrotados contundentemente en los pocos torneos oficiales que han jugado, lo que apoya todas mis teorías acerca de que este tipo de partidas autoengañan al jugador y no permiten mostrar su verdadero nivel. Tiene sentido desde su punto de vista: Un jugador de 1800 puntos de Elo en Playok llega confiado a un torneo y es derrotado y ni siquiera queda tercero. Ese jugador empieza a pensar justo lo contrario de lo que pienso yo: "me ganan porque pierdo la concentración", "me ganan porque son unos frikis que juegan a 25 minutos", "a 1 minuto les gano, luego, no voy a jugar más torneos oficiales porque yo soy bueno a un minuto, jugaré por internet".

Jugadores que me han llamado retrasado por pensar durante 20 minutos, que se han pavoneado de que ellos son capaces de pensar rápido, y otros comentarios desagradables hacia ciertos jugadores de torneos oficiales que me reservo, demuestran que las partidas a 1 minuto suponen a veces un obstáculo clave para fomentar la participación del juego y hacer que los jugadores jueguen un torneo. Yo pienso: no juego partidas de 1 minuto porque no me da tiempo y me ganan porque me la lían a 1 minuto con sus estrategias de estrés. Ellos piensan: "No juego partidas de 20 minutos porque me ganan con el tiempo que tienen matándome de aburrimiento". El resultado es evidente: yo no juego partidas de 1 minuto pero ellos no juegan partidas presenciales. Una lástima.

miércoles, 7 de marzo de 2018

10 centímetros

.. O quince...

El otro día me dispuse a jugar en Reversiwars, como de costumbre, y me creé un nuevo nick para empezar con fuerza en mi nuevo ordenador, ya que tenía screen de mi pass en mi antiguo PC y ahora la he perdido =) Así que esta vez la he anotado en papel para que no se me olvide. De manera que al cargar Reversiwars en mi nuevo ordenador, vi que tenía la configuración en el Zoom del 100%, y no del 140-150% que es como me la suelo poner. 

Gracias al Windows 10, puedo estar operando en distintas ventanas sin que se me minimicen, por lo que ahora podía cargar la partida más rápido al Zebra, a la vez que anotar los errores en una tercera ventana de Excel. (No aconsejo para nada bajaros programas que simulen opciones de otro sistema operativo.. ¡os puede petar todo! únicamente me he bajado el Clover para Windows 10 para poder navegar por el explorador de Windows en pestañas). 

Así que en Windows 10 me iba mejor tener la ventana de Reversi Wars más pequeña como de 10 o 15 centímetros. Depende del teléfono móvil que tengamos, podemos correr el juego con una ventana más o menos pequeña. Supongo que mucha gente que juega con el teléfono, ve el tablero de othello más pequeño. 

Ahora viene lo bueno: he descubierto un "improved" (un sustancialmente mejorado) nivel de mi juego al jugar en un tablero mucho más pequeño. No creo que se trate de una casualidad. Hace tiempo escribí acerca de este tema, en otros casos lo dejé caer por encima en  alguno o varios artículos. Sin embargo creo que es un factor importante. No creo que me afecte solo a mi, me atrevo a afirmar que se juega mejor, cuanto más pequeño ves el tablero (sin pasarse). Las consecuencias negativas para la vista son quizá otra historia a parte...

Conseguí el mejor streak posible en Reversiwars, 6 de 6 al inicio (¡os reto a que lo superéis!), pero el séptimo fue un morlaco de 2250 kilos de Elo y no pude con él. El pavo me cometió 3 errores... ¡perdiendo 12 puntos! Si ya es un reto tratar de perder no menos de 20 puntos, perder 12 puntos es completar un juego casi perfecto. Estamos hablando de que nos costaría ganarle con el Zebra a +20. (Con un nivel de profundidad de 12 podemos pienso yo que ganar a la mayoría de jugadores). 

Durante esos 6 juegos me dio la sensación de tener "superpoderes". Es cierto: llevaba desde el 2013-2014 sin jugar tan en pequeñito. Incluso cuando he jugado a 1 minuto en Playok he cometido la locura de jugar a pantalla completa, esto serían unos 30cm de alto por unos cuantos más de ancho. A veces la reducía, pero muy poco, porque sino me mareaba. 

Algunas ventajas de jugar en  pantalla pequeña: 1- Ves los movimientos infinitamente más rápido. Lees las jugadas con gran velocidad, 2- Mayor precisión a la hora de hacer "look ahead", básicamente porque te imaginas las secuencias en un tablero más pequeño, por lo que también lo analizas más rápido, y 3- Menos distracciones y errores absurdos por olvidarte regiones. Que se te olviden zonas del juego o no controles movimientos será más difícil porque sin desplazar las vista verás cómodamente todo el tablero y podrás premeditar ciertas secuencias. 

¡Un jugador transcribiendo la partida en un teléfono móvil tiene cierta ventaja! puede en un momento pensar donde mover si esa partida fuera a 1 minuto, lo que puede ser una tremenda ventaja (ya no digo nada si encima puede conocer el número exacto de discos en cada momento). En efecto, ves la diagonal más fácil y la posición del tablero general siempre la tienes en la cabeza a un simple vistazo. En un juego real es habitual mirar a los ojos de los jugadores y ver cómo concentran su mirada en una región. Jugar en pequeñito tiene esta ventaja: no te hace falta mirar región por región porque de un simple vistazo lo ves todo y puedes intuir jugadas que de otro modo podrías no ver. Es la diferencia quizá entre jugar online y jugar en un tablero presencial: online puedes valorar todo el tablero de manera más eficiente. Cuando tenemos que imaginarnos el tablero, si es más pequeño es más sencillo. Imaginemos que tenemos que leer un texto y que cada letra es del tamaño de una ficha real de othello. ¿Acaso no sería más cómodo leerlo en el tamaño normal? (por ejemplo el tamaño de las letras de este blog).

Yo empecé a jugar a pantalla completa porque quería simular un juego real. En efecto: no aconsejo jugar siempre a pantalla pequeña ya que entonces perderemos la costumbre y para cuando juguemos un torneo, el tablero nos parecerá demasiado grande y es posible que fallemos demasiado, pero está bien como experimento.

Artículo original escrito en 2017. Añado 2 Ediciones a Marzo del 2018: 1- Desaconsejo instalar el Clover (está en chino y luego para desinstalarlo puede ser un problema) ya que he observado un ralentizamiento generalizado al navegar por nuestro sistema operativo, y 2- Jugar en ventanas pequeñas en el ordenador potenciarán nuestro juego y harán más sencillo analizar jugadas, el problema lo tendremos cuando participemos en un campeonato y tengamos que jugar con un tablero el triple de grande.