miércoles, 24 de enero de 2018

El esfuerzo justo

Just Effort

El otro día me puse a jugar con un jugador inglés muy bueno, como de 1800 puntos de Elo en Playok. Tras ganarme varias partidas, me levantó de la mesa y me dijo que necesitaba a otros rivales más "strongs" ya que yo era demasiado "weak" para él. Realmente a mi no me importa perder, pero sí que al menos me parece honorable o me proporciona cierto orgullo o satisfacción que a mi rival le cueste batirme. Me parece alabable que un jugador que dedica horas a estudiar aperturas o que simplemente lleva muchos más años jugando al othello que yo, le cueste ganarme. En parte es natural: una de las características y de la gracia del othello es que resulta incluso complicado ganar sin esforzarse a cualquier novato que incluso tenga unas nociones básicas del juego. Más aun en partidas a 1 minuto. Así que cuando me dijo que yo era demasiado débil para él por el simple hecho de perder 2 o 3 partidas seguidas, me molesté y no me terminé de creer que le hubiera sido fácil ganarme así que le pregunté: "really you win me easy?" a lo que él me contestó que sí. Yo le comenté que únicamente le habían sobrado 2 segundos en una de las veces que me había ganado, (lo que me hacía sospechar que en realidad no había sido tan fácil) a lo que me contestó con lo de: "just effort", o algo así. Más o menos en español viene a querer decir que me ganaba con el "esfuerzo justo". Yo le contesté: "Just effort? like does Foompykatt with you?" ya que mientras hablábamos estaba mirando su historial de partidas y justo antes había perdido unas 20 partidas seguidas contra Foompykatt (Ben Seeley). El jugador me expulsó de la mesa de inmediato sin decir nada, supongo que se pudo sentir molesto por mi comentario, aunque él se lo había buscado :-D

Después de esta conversación llegué a comprender realmente lo que quería decir ese jugador con lo de "just effort". El esfuerzo justo. Y es que estaremos de acuerdo en que podemos jugar partidas de othello con más o menos negligencia. Podemos aplicar más o menos concentración, más o menos atención en cada movimiento. Una de las claves quizá para mantener un esfuerzo elevado, puede ser jugar muchas partidas a 1 minuto seguidas. Concluí que es más complicado esforzarse al 100% en una partida a 20 minutos que en un juego a 1 minuto. 

La conclusión la he venido redactando en otros artículos acerca de los juegos a 1 minuto: cuando llevamos muchas horas jugando, simplemente no nos apetece jugar igual y cometemos más errores. A veces, las partidas a 1 minuto algunos jugadores las asimilan como "trash-games" (juegos-basura) y simplemente es un sistema que ellos siguen para no ponerse nerviosos. Juegan con el "esfuerzo justo" y no se preocupan a veces de determinados movimientos porque a continuación vendrá otro juego y la posibilidad de revancha inmediata. Sin embargo, el "just effort" tiene menos sentido aplicarlo en una partida a 20 minutos. Dichas partidas pueden terminar durando 40 minutos, casi una hora. ¿Ibas a dedicar casi una hora de tu vida a una partida y encima jugarla relativamente mal? Lo lógico es que a mayor tiempo de la partida, mayor esfuerzo apliques. Aquí viene otra consecuencia: algunos jugadores se ponen muy nerviosos cuando se esfuerzan, motivo por el cual y como defensa psicológica, simplemente no se esfuerzan al 100% para evitar comprometerse demasiado con el juego y que los nervios terminen por devorarles. Así que juegan partidas a 1 minuto dando el 70-80% de sus capacidades: el just effort. (Eso explicaría también por qué muchas veces incomprensiblemente un jugador de 1800 puntos de Elo cosecha un parcial de 20 a 0 contra un jugador de 2100 puntos de Elo, cuando no debería existir tal diferencia, de hecho yo mismo no acostumbro a cosechar tal parcial contra dichos jugadores y no tengo un Elo superior a 1600. Eso podría explicarse porque yo sí intento dar el 100% en partidas a 1 minuto, mientras que otros jugadores no).

Luego, (u otro día más extendidamente), ya entraré a debatir sobre la absurdez de que un jugador porque gane varios juegos a 1 minuto (incluso a 5), se crea realmente mejor jugador de othello que su rival, pero este no era el motivo del artículo de hoy. Hoy quería relacionar como el nerviosismo juega malas pasadas a algunos jugadores. Mientras yo me pongo nervioso a 1 minuto cuando veo que me quedan 10 segundos, a otros jugadores eso no les importa, pues podemos ver bastantes a los que se les acaba el tiempo constantemente porque para ellos esas partidas carecen de importancia y no se esfuerzan ya que simplemente para ellos son trash-games. En ocasiones directamente no se esfuerzan porque desconfían del rival, como en el vídeo que muestro en este artículo, en el que vemos a un jugador oscuro un tanto sospechoso.

El día que jugué con ese chico fue otro de esos tantos que dije: "último día en mi vida que juego juegos a 1 minuto, para despedirme". Pero es que estos juegos pienso que son como una inyección de heroína, al menos para mi. Quise jugar 20 minutos y terminé jugando 3 horas. Ni me di cuenta de que había pasado hora y media jugando con distintos rivales. Probaba aperturas y jugaba juegos y más juegos. Cuando ya me iba veía a un jugador: "anda, este tiene 1550 puntos de Elo, voy a jugar con él que es bueno y es difícil jugar con alguien así", y al cabo de 30 minutos tras jugar con él cuando ya me iba veía a otro: "anda, pero si este chico es español, voy a jugar con él un rato" y cuando había pasado casi otra hora jugando con un amigo español... Y así sucesivamente durante 3 horas, cuando mi idea inicial era jugar 20 minutos. Tremendamente terrible. (Hace no tanto el dolor de espalda y los mareos me recordaban que llevaba una hora jugando, pero una silla ergonómica, una buena mesa y mucha natación han potenciado mi espalda, por lo que ahora puedo aguantar bastante más de una hora sin sentir molestias).

Así que personalmente debo tener autocontrol para no jugar juegos a 1 o 2 minutos, juegos que por otro lado, no estoy acostumbrado a jugar y que son la antítesis de mi juego, dado que juego habitualmente a 10 o 20 minutos. Pero incluso después de jugar estos juegos, me sentí algo extraño volviendo a jugar a 20 minutos, por lo que de nuevo volví a comprender lo del "Just Effort". 

Jugando a 20 minutos después de haber jugado el día anterior tantas horas a 1, me hizo comprender varias cosas. Me costaba concentrarme, y es más: me costaba mantener la concentración durante tanto rato. Es cierto: realmente el jugador que juega una hora a 1 minuto, mantiene una concentración elevada durante una hora: ¿por qué no iba a poderla mantener durante 40 minutos en un único juego? la respuesta psicológica pienso que es precisamente esa: porque el incentivo de los juegos a 1 minuto es empezar uno y otro con energías renovadas, mientras que un juego largo termina por desesperar a jugadores ansiosos que necesitan resultados inmediatos. Hay cierta ansiedad aquí: como he comentado en otras entradas, jugando a 1 minuto la ansiedad sobre si una determinada jugada o secuencia funciona, se satisface casi en el acto, mientras que una jugada a 20 minutos, puede tardar en surtir efecto. 

Así fue como jugando a 20 minutos, me di cuenta de que me costaba pensar durante el turno del rival, me desconcentraba. En un momento me levanté a cerrar la ventana, miré por la calle y al sentarme estaba desubicado y ni me acordaba con qué discos movía yo. El esfuerzo justo era más difícil de mantener a 20 minutos que a 1. Las partidas largas posteriores a juegos a 1 minuto se asimilaban más a lo que eran juegos de Eothello que a una partida real. Mi juego se vio empeorado sustancialmente y mi concentración se vio perjudicada. Tras unos días jugando, de nuevo volví a coger el ritmo, pero me di cuenta de que sencillamente dicho jugador confirmó varias teorías que ya había contrastado charlando con otros jugadores: los juegos a 1 minuto no son juegos relativamente acertados para valorar el verdadero nivel de un jugador de othello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario