lunes, 25 de diciembre de 2017

¿Qué os han regalado estas Navidades?

A mi esto

Creo haber leído en el famoso artículo de Seeley que Goro Hasegawa le puso el nombre de othello en honor a la obra de Shakespeare, que como podemos ver el nombre no es exactamente "othello" sino "otelo", aunque desconozco si será una incorrecta (los nombres no deben traducirse) traducción de su nombre. 

La obra trata de un marroquí en Venecia y de las relaciones y venturas y desventuras románticas que allí vive. En la misma contraportada lo tachan de "moro", aunque acudiendo a la RAE tal calificación no tiene por qué tener carácter peyorativo. 

Me ha sorprendido el pequeño grosor del libro. Prácticamente podría leerlo de una sentada, aunque tal vez sería demasiado rápido. Ahora mismo ando ocupado y hasta dentro de unos meses no podré ponerme a leerlo (de hecho, apenas juego online). Me supo mal no ver a grandes jugadores en el campeonato mundial de othello de este año. Hay tantos jugadores japoneses y tan buenos, que seguramente a ellos les debe saber peor no poder ir por no haber quedado primeros de su país... Pero peor que a mi quizá les debe sentar a jugadores como Yan Song o Seeley el no poder ir, porque ellos realmente tienen opciones serias de llevarse el título, yo en cambio no. 

Por eso creo que si te gustaría realmente jugar un campeonato de othello y el trabajo no te lo permite, deberías buscar un empleo que te permitiera compatibilizar este tipo de cosas, que en el mundo del panorama del othello viene a ser con que te dejen tener vacaciones la semana al año que tú elijas. Algo tan básico no es algo fácil de conseguir en el nuevo siglo XXI de pérdida de derechos laborales. Eso si el salario que ganas y tus obligaciones financieras te permiten poderte pagar el viaje, puesto que también serán más días de hotel y de comidas. 

Así que en cuanto pasen unos meses y termine mis estudios, lo primero que haré será terminarme este libro para tratar de buscar cierto paralelismo entre el mismo y el nombre de nuestro preciado juego. Quizá no fue un nombre muy apropiado (¿o tal vez sí?), dado que cuando buscas othello en google, te salen por igual resultados de esta famosa obra. Creo que el nombre inicial del siglo XIX "Reverse" o algo parecido, fue liquidado porque no podía llamarse de forma descriptiva o algo así. De todas formas el nombre oficial comercial es othello, y ojalá se disputen más campeonatos mundiales en más ciudades, ya que uno al año no deja de saberme a poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario