miércoles, 15 de noviembre de 2017

Distribuir el tiempo - Capítulo 3

¿Cuáles son las normas?

Como ya comenté en anteriores capítulos, el tiempo en los torneos de othello es a muerte súbita, lo que signifia que cuando se nos acaba, perdemos automáticamente la partida. Al no existir tiempo añadido, significa que debemos calcular cuánto tiempo podemos tardar en voltear las fichas al final. Debemos tenerlo en cuenta ya que podríamos perder la partida incluso teniéndola ganada. 

Las normas en general están muy claras y en este aspecto que yo haya visto, siempre se han cumplido. Si se nos acaba el tiempo, ya hemos perdido. No podemos hacer nada para ganar la partida. Es habitual aun así, seguir jugando. Es como cuando un jugador tiene todo perdido. Generalmente parece que está mal visto rendirse en un torneo, y dado que es un juego y tampoco importa, los jugadores no suelen hacerlo. En realidad, en los desempates muchas veces está la clave en muchos torneos y una rendición implica un 64-0 automático, lo que puede perjudicar a otros jugadores contra los que no se haya rendido dicho jugador, por lo que en general no sucede.

Así que una vez se nos "cae la bandera" (un simbolito que suele salir en los relojes), ya hemos perdido la partida. Si seguimos jugando y ganamos, en realidad perdemos por 33-31, siempre y cuando lo hagamos en los 2 minutos siguientes. De modo que si han pasado esos 2 minutos, perderá por 64-0 y supongo que en ese caso ya sí que no se sigue jugando. Eso tampoco lo he visto nunca. Un jugador al que se le acaba el tiempo ya ha perdido por 33-31 como poco, lógicamente va a intentar no perder por lo máximo.

A este propósito han surgido varias normas para entrar a cambiar esto. Sin llegar a tocar el contador de los relojes, como ya comenté en anteriores capítulos, algunas propuestas son las de no considerar el tiempo si no hay combinaciones posibles por las que el jugador al que se le ha acabado el tiempo, termine ganando la partida. En general, los jugadores tienen mucha experiencia con el tema del tiempo y será difícil que un jugador que gane la partida se quede sin tiempo, aunque la proliferación de torneos en modalidad blitz (5 minutos) va a hacer que sucedan este tipo de cosas. En definitiva: algunos jugadores no consideran justo que un jugador pierda por tiempo consumido cuando iba delante en la partida. Algunas propuestas que ellos hacen para cambiar esto:

1- Si el jugador ha depositado los discos encima de la mesa y es su último movimiento, no debería ser necesario que moviera. Es decir, se pueden mover fuera de tiempo. Una variante es hacer que mueva y que se detenga una vez se detenga el tiempo, y se proceda a contar (a mi esta variante me gusta bastante). El problema viene cuando no es su último movimiento, y realmente no será tan habitual que suceda en su última opción.

2- En algunos casos he visto propuestas como que se compute la partida para un jugador como ganada, pero que en la clasificación no se le sumen puntos. Es decir, que gane la partida pero se le reste el punto que obtenga de la misma. Esto tiene cierto sentido cuando se comparten algunas partidas para la Federación mundial, ya que técnicamente al mirar los registros de jugadores, podemos no saber si es un 33-31 convencional o  pérdida por tiempo. 

3- Otras opiniones piensan que la partida debe seguir por 2 minutos más, de manera que si el jugador al que se le ha terminado el tiempo termina ganando, se debería computar un empate. A mi tampoco me convence, en realidad no me convence ninguna de las opciones por aquí propuestas, aunque algunos jugadores las han planteado. 

4- Hay otras propuestas algo variopintas que en mi opinión le añaden complejidad y que no iba a comentar. Por ejemplo, cabe la posibilidad de que a ambos jugadores se les acabe el tiempo. Evidentemente al que se le acaba antes, es el que ha perdido la partida. Técnicamente, la partida ha terminado con el fin del tiempo de uno  de los 2 jugadores. Sin embargo algunas propuestas van encaminadas a que la partida se siga jugando si ambos jugadores no cuentan con tiempo, e incluso que se considere un empate. 

Como sucede con muchas cosas, estas normas vienen del hecho de que muy buenos jugadores han podido perder partidas que tenían ganadas por el problema del tiempo. La propuesta de añadir el tiempo como en el ajedrez ni siquiera la he visto planteada, y como ya he comentado en otros artículos, creo que es acertado dejarlo como está. Es un factor que conocemos antes de empezar la partida, y podemos ver en todo momento el tiempo, por lo que no se nos debería terminar casi nunca, y de hecho así sucede. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario