viernes, 13 de octubre de 2017

Problemas de Othello Japan - 7

Capítulo 7: Cuenta o reza



Primero debemos no perder de vista la diagonal que nos puede dar la partida. Y es que en tipos de juegos donde el rival ha atesorado laterales, nos quedan las diagonales como instrumento de último recurso. Puede ser clave que el rival tampoco tenga su diagonal disponible, puesto que una diagonal nuestra podría ser contrarrestada por otra Diagonal del rival. Por eso algunos jugadores argumentan que la mejor técnica es que al menos tu tengas una Diagonal, así te olvidas de la del rival y simplemente valoras poder tirarla en cada jugada a la vez que estás atento a que tu rival no se te adelante.

Pero no siempre es tan fácil. Primero porque en el problema de hoy el rival puede cortar la Diagonal, aunque es a costa de sacrificar otra esquina, claro que lo hace en un momento tan tardío del juego que es posible que esa esquina ya no valga nada, o muy poco. Segundo porque la imposibilidad de nuestro rival de tirar la Diagonal en un momento puntual del juego, no tiene por qué repetirse ciertos movimientos después. En el problema de hoy comprobamos como nuestro rival tiene la esquina de H8, por lo que debemos valorar la estabilidad del disco en G7 para determinar que blancas no puede estar incordiando con una Diagonal. Por último: nuestra obcecación en controlar diagonales puede costarnos tiempo vital en la partida, y confundirnos pensando en ello cuando la estrategia de victoria de blancas puede pasar por otro tipo de trampas o ataques (paridad, paralelos, etc). Así que como siempre digo; el muy buen jugador de othello es capaz de tener muchas variables y posibilidades en mente, a la vez...

Una vez empezamos bien el problema de hoy, vemos que comento la curiosa tesitura que se nos puede dar al contar. Podemos hacerlo de forma directa o ir uno por uno. Yo aconsejo hacerlo de forma directa cuando tenemos laterales limpios completos, ya que se va más rápido, e ir uno por uno en los demás casos. También es cierto que si en el reloj nos quedan 10 minutos, nada nos impide ir más lento para asegurar. ¡Es terrible tener que contar en el juego final y tener solo 1 minuto de tiempo! Por ese motivo son muchos los jugadores que tratan de jugar relativamente rápido el juego medio.

También en el vídeo comento que me quedo con 30, en vez de con 32 al sumar el +8. Y es que se me pasan los 2 discos a modo de empate que se han sumado en el movimiento anterior, con lo que en realidad, cuadra para un 32. Es importante tener esto en cuenta. Antiguamente yo contaba anotando las diferencias en la hoja, pero como no he visto que nadie lo haga, prefiero no hacerlo por si acaso me dicen que no está permitido. Las reglas no están muy claras y viendo que solo sancionan a "pringados", prefiero no hacer nada raro. En mi casa alguna vez lo he hecho, y se tarda algo más, pero si no te equivocas puedes preveer el resultado exacto en cada punto de la secuencia.

Así que en el problema de hoy al final la clave era reconocer el tiempo que podíamos tener disponible para jugar en el juego final. Vemos como la secuencia ganadora quizá no es muy evidente. Creo que debemos contar necesariamente para valorar que un +2 y posterior -2 es lo mismo que un +6 y posterior -6. A partir de aquí nos fijamos en el disco en B1 y nos damos cuenta de que ahora podemos voltearlo al tomar la esquina superior derecha. En todo caso debemos contar, y rezar para que nos quede algo de tiempo para ello... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario