viernes, 20 de octubre de 2017

Mis inicios en 2012 - Parte V

Testeando el Zebra por primera vez

En la anterior parte comenté como jugando un juego de 5 minutos y descansando después, me encontraba lo suficientemente bien como para seguir jugando. Y es que había un factor crucial que me forzaba a no jugar demasiados juegos: los mareos y el malestar que me producía jugar demasiado rato en el ordenador. Debía jugar poco, pero a medida que iba aprendiendo en el juego, progresando de mi espalda y encontrándome mejor, me aburría cuando no estaba jugando. Como no quería estar mucho rato jugando, empecé a analizar mis partidas. 

Primero anotaba los errores que cometía, no sin antes experimentar un poco. Me creé un nick en Playok llamado WZebra o algo así, no recuerdo si era "WZebra24depth" o simplemente me llamaba WZebra y en la descripción ponía que jugaban contra el Zebra. La idea era testear el verdadero potencial del software, a la vez que no tenía necesidad de engañar a nadie. Creí que nadie jugaría pero... ¡No paraban de entrar jugadores a mis partidas! Creo que no perdí ninguno de los casi 30 o 50 juegos que debí jugar. Me pareció muy llamativo que muchos jugadores decidieran jugar conmigo, incluso jugadores de habla inglesa que podían fácilmente darse cuenta de que jugaban contra un programa. 

Sorprendentemente, a jugadores de más de 2000 de Elo les destrozaba dejándolos con menos de 10 discos y sin que el programa pensara demasiado. Esos días comprendí que no existe ser humano capaz de batir al Zebra. Algunos jugadores alardean de que se conocen algunas aperturas prefectas  hasta el final, pero todo ese esfuerzo se desmorona en cuanto existe una simple variación en la secuencia. 

Por aquel entonces necesitaba medir el potencial del Zebra porque a partir de entonces analizaría todos mis juegos con el programa y no tenía sentido analizar juegos con un programa al que algún jugador puede batir. Satisfecho por el éxito del experimento, empecé a jugar con habitualidad con mis otros nicks consciente de que un análisis posterior iba a ser fidedigno. 

Como anécdota, recuerdo años después a un jugador argentino que me dijo que podía usar programa. Pasó lo siguiente: jugamos como 4 o 5 juegos y él me ganó en todos ellos. Yo le dije que era muy bueno, a lo que él me contestó aportándome datos sobre él y explicándome su palmarés. Él concluyó aconsejándome que usara programa si quería, que iba a perder igual. Yo le dije que tenía el Zebra y me dijo algo así como: -genial, yo le gano al Zebra fácilmente podes usarlo-. Me quedé alucinado así que le hice caso. Pues bien, aun recuerdo el resultado. 58-6 a mi favor y dicho jugador salió volando de la partida sin despedirse, más rápido que un gato. 

Supongo que muchos jugadores no se saben configurar bien el Zebra y al ganarle, se creen erróneamente que son muy buenos. Incluso a profundidad de 24, si la aleatoriedad es muy elevada, yo mismo le he ganado en varias ocasiones. Es importantísimo fijar al Zebra en las aperturas para que no juegue como un humano. Así, el programa, como he comentado en otras ocasiones: tiene un libro de aperturas perfectas (o casi) que hace que en aleatoriedad nula no requiera pensar ciertos movimientos, por lo que clave en perfección casi todas las jugadas. 

En otro artículo hablaré del Zebra vs Zebra. Hoy quería comentar como me aseguré de que el Zebra es sin duda uno de los programas de juego más potentes que existen y de que su utilización masiva por parte de muchos jugadores para analizar las partidas, ha provocado la consecuente mejora en el nivel mundial de los jugadores de othello. Antiguamente tenías la idea de que ciertos movimientos podían ser mejores, desde la entrada del Zebra, puedes además, tener la certeza de que es así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario