viernes, 6 de octubre de 2017

Estrategias Avanzadas - Capítulo 1

Capítulo 1: Sin miedo a los unbalanceados

A menudo me pasa en el juego que no me atrevo a unbalancear (o desequilibrar lateralmente) porque no tengo todavía establecido un patrón claro de juego por el cual pueda atacar. Lo ideal es forzar que se desequilibre el rival justo en el momento en que ya tenemos la Stoner preparada. Si además tiene que entrar en la esquina, mucho mejor. Sin embargo, esta situación deseable no siempre se da (diría que de hecho muy pocas veces) contra jugadores buenos. Eso significa que tendremos que unbalancearles mucho antes de que tengamos opciones de lanzar la Stoner. La implicación lógica son una serie de partidas perdidas por tratar de unbalancear al rival sin tener claro el ataque lateral. 

Adjunto una captura de pantalla de una partida en el EGP en el 2017 donde yo jugaba contra Marc Tastet. En este caso mueven negras y yo decidí jugar C8, una opción incorrecta pero que empezaba a desequilibrar a blancas por el Sur. Sin embargo, y como he comentado en algunos vídeos, es importante tratar de que nuestro rival no tome dos laterales adyacentes. Por otro lado, en esta jugada, aunque el jugador con blancas todavía no está del todo desequilibrado y no es la misma jugada que comento en el vídeo, sí que puedo aplicar la teoría de desbalancear para ir "preparándole" para un hipotético ataque por la derecha. Sin embargo, a menudo estas técnicas acostumbran a fallar.


Podemos ver en la captura que comparto que tengo salida por F2 e incluso por E2. También tengo salida por A5 si decido abortar mi estrategia. Aquí mi técnica de no malgastar demasiado tiempo en la apertura me jugó una mala pasada, y jugar rápido al principio fue mortal, motivo por el cual ya no utilizo dicha estrategia. Pero al margen de las cuestiones del tiempo, el análisis de este tipo de posiciones demuestra lo complicado que es atacar un lateral sin que el juego se haya completado por el lado opuesto. 

En el vídeo comento una situación donde soy yo el que debe tomar el lado desbalanceado. En la captura que comparto, mi posterior ataque en A4 y a A6 para dejar a blancas desequilibrado en la izquierda, resulta ser un rotundo fracaso. Creo que puede tener sentido pensar que teniendo salida negras por la frontera superior, puede forzar un ataque Stoner jugando en B2, y posteriormente tomar los dos laterales que momentos antes había construido, en el sentido contrario de las ajugas del reloj. Esa era mi idea, sin embargo secuencias posteriores demuestran que un ataque por el norte resulta absolutamente infructuoso y fracasado. 

A destacar el hueco en B3, que muchas veces es clave. Sin ese hueco en esa posición, el ataque con negras resulta ser mucho más sencillo. Un movimiento de negras forzado en B3 deja a blancas en bandeja el lado balanceado y mi única estrategia de ataque desactivada.  Dependes de que blancas lo tome, y como blancas tampoco sea mal jugador, no será fácil que caigan en una clásica Stoner de novatos. Por lo que al final contra jugadores muy buenos, a mi me ha funcionado mejor posicionarme en los lados y olvidarme de forzar unbalanceados y tratar de no unbalancearme yo. 

Sin embargo a veces quiero jugar tan bien, que me olvido de estas pequeñas lecciones básicas. Y es que mi teoría siempre ha sido que si un jugador consigue unbalancearme, debo hacerlo. Al fin y al cabo él puede ser muy bueno, si es bueno y consigue hacer que me unbalancee y poder tirarme la Stoner, no queda más que felicitarle. El tema está en que nosotros casi siempre podemos optar por no unbalancearnos. El problema viene cuando no hacerlo es mucho peor que hacerlo. Por eso hay que valorar todo el tablero, y echar cuentas por el lado por el que creemos que tenemos ventaja. Las fronteras con discos de nuestro rival están para atravesarlas, pero debemos hacerlo en el momento adecuado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario