viernes, 27 de octubre de 2017

Zebra vs Zebra

¿Cuál es el programa de othello más potente?

En este vídeo bato en duelo al Zebra contra si mismo. La característica más importante del Zebra es la inclusión de una serie de aperturas aceptables que hacen que dicho programa se ahorre tiempo al pensar secuencias al inicio, (lo cual podría resultar demasiado lento). Eso explica por qué otros programas diseñados por ingenieros donde tienen en cuenta la limitación de movimientos (qué movimientos son buenos en base a dejar al rival sin opciones) y otros factores, ha fracasado al enfrentarse al Zebra. Y es que las aperturas en el othello, son muy importantes (tanto, que algunos jugadores viven obsesionados con ello). 

Así que quien desee desarrollar un software potente de reversi, deberá basarse en el Zebra. No hay humanos que le puedan derrotar, lo cual ha suscitado críticas entre los haters: según algunas personas, un juego de estrategia no es bueno si una máquina te puede ganar. Para los que lo defendemos, creemos que hace bonito tener a un "profesor" que te va a decir en qué te has equivocado. Fomenta el juego y de paso creo que a todos nos gusta conocer qué hemos hecho mal en una partida para perderla (o ganarla). 

En este artículo comenté como con el Zebra ganaba fácilmente a jugadores de más de 2000 puntos de Elo. La confirmación de que el Zebra era el programa más adeucado para analizar partidas no me llegó hasta el 2015, cuando en un EGP un jugador de reconocido prestigio me reconoció que analizaba sus juegos en 20 de profundidad... ¡4 puntos menos que mi análisis!. Y es cierto, si a 24 de profundidad ningún jugador conseguía salvar más de 15 fichas contra mi, tenía sentido que a 20 de profundidad también fuera suficiente para ganar con el Zebra. De hecho, ahora y tras varios años jugando, calculo que los mejores jugadores del mundo deben tener un nivel similar al Zebra entre 18 y 20 de profundidad. Es complicado verles perder con menos de 20 discos, por lo que usar el Zebra contra un campeón mundial hoy en día, implicaría ganar la partida como mucho por un 44-20 o 42-22. Posteriormente, análisis de juegos de presuntos tramposos en Reversiwars contra campeones mundiales, dejan la partida en resultados cercanos al 39-25. Análisis de mis mismos juegos contra dichos jugadores en Reversiwars, me han permitido darme cuenta de que de media están perdiendo en torno a 2 errores por juego, y no más de 20 puntos (con una media de 10). Es decir, deduzco que podemos soñar con ganar a uno de los mejores jugadores del mundo por más de 40 discos a favor, y solo soñarlo, porque es raro verles perder por más. He consultado algunas partidas oficiales que han jugado y en efecto así es. Les cuesta sumar menos de 20 discos en sus juegos. Las partidas que yo mismo les he ganado, podría decir que han sido todas por 33-31, así que a nivel personal debo afirmar que parece que solo puedo ganarles por suerte.

Pero hay más: hay más softwares (Ntest) y su potencial resulta fácilmente medible si los enfrentamos la Zebra. Aclarar que al final el Zebra lo que hace es tirar millones de secuencias, con lo que en teoría, los números de valoraciones se presumen válidos a un juego completo. En segundo lugar, es clave aquí tirar "al menos" unas cuantas secuencias. Por unas cuantas yo defino cien millones. Es suponiendo que "Mn" signifique millón, sino me vida entera ha sido un engaño (xD). Yo deduzco que sí, porque "Kn" suele ser "kilo" que vienen a ser 1000, informáticamente hablando, mientras que "Mn", deberían ser 1.000.000. En todo caso son "muchas". Ya no importa tanto cuantas sino que son muchísimas, punto final. 

Un análisis más pormenorizado y con paciencia esperando a que el Zebra complete el análisis, revela grandes variaciones al final del juego en momentos puntuales pero solo a partir de los 100-200 millones "presuntos" de secuencias. A nivel de juego medio, a partir de tales millones de secuencias el Zebra se suele estabilizar más y la variación oscila entre 2 y 3 puntos. Este es el motivo por el cual no considero 1 punto como un error, de hecho es imposible perder al othello por solo un disco de diferencia, (a no ser que no se cuenten los huecos para el ganador). 

Ahora bien, ¿qué rivales tiene el Zebra? El más potente según los expertos es el Ntest. Una prueba de nivel contra el Zebra resultó en fracaso ya que se me quebraba el Ntest en el juego medio, así que simplemente no lo he podido medir. En el 2017 sí que lo medí en el EGP contra Casio, otro programa. Jugué con el Zebra únicamente a 20 de profundidad y ganó fácilmente a Casio se supone que en máxima profundidad. 

No recuerdo ahora si hay más programas, me suena haber testeado algún otro más. Algunos informáticos me han venido con su programa informático "infalible" y no han salvado ni un disco contra el Zebra en profundidad elevada, por lo que realmente, la zebrita se ha merendado todo lo que le he echado. Esto me complace, puesto que tengo la certeza de que el análisis que hago de mis juegos es muy realista. Es también muy útil porque si el Zebra me marca determinados movimientos como correctos el 99% de las veces, es que debe ser así.

miércoles, 25 de octubre de 2017

La obsesión y el othello



El otro día leía en el blog de Seeley que comentaba que cuando era joven estaba más obsesionado con el juego. He conocido a diversos jugadores de othello y parecía que tenían el mismo problema. Digo que es un problema, ya que la obsesión no creo que sea algo muy positivo (especialmente a largo plazo). La palabra me parece especialmente acertada y precisa, veamos la definición en español:

1. Estado de la persona que tiene en la mente una idea, una palabra o una imagen fija o permanente y se encuentra dominado por ella. 2. Idea, palabra o imagen que se impone en la mente de una persona de forma repetitiva y con independencia de la voluntad, de forma que no se puede reprimir o evitar con facilidad.

He marcado de color rojo los aspectos negativos de la definición. No creo que sea bueno estar dominado por una idea o ideas, en este caso pensar repetitivamente en el juego, en las aperturas o algun aspecto concerniente al mismo. No obstante, a todos nos habrá pasado en ocasiones estar durante gran parte del día pensando en algo: ya sea el trabajo, nuestra boda o algún evento relevante en nuestra vida. Así que por eso a nivel personal distingo lo que sería una obsesión de una obsesión enfermiza. Yo creo que empieza a ser enfermiza cuando dicha obsesión se prolonga durante meses o años. 

Son temas psicológicos que no controlo demasiado. Sin embargo sí he leído algunos libros de psicología al respecto, aunque las opiniones de las que he extraído más riqueza han sido las vertidas por un psicólogo que conocí una vez. Él comentaba que psicológicamente, todos los seres humanos nos obsesionamos y lo pasamos mal por ejemplo si se muere un familiar o allegado querido/a. El psicólogo me comentó que lo habitual era estar deprimido durante 6 meses. Transcurridos 6 meses, si todavía alguien seguía deprimido u obsesionado con el fallecimiento del ser querido, esa obsesión o infelicidad que en principio era transitoria, degeneraba en una depresión. La depresión, como problema de salud más grave, implicaba un evidente tratamiento no solo psicológico sino psiquiátrico, sustentado en base a la toma de fármacos. 

En aquella conversación el psicólogo me comentó que en los años 90, el convenio internacional era no considerar como obsesión o depresión patológica (la traducción médica y formal pienso yo que de "enfermiza"), las depresiones que duraran menos de 2 años. Es decir, en el nuevo siglo cambió la convención y psicológicamente se empezó a considerar que una persona debería superar la muerte de un ser querido en menos de 6 meses y no 2 años como sucedía años atrás. La idea tenía pinta que iba enfocada a considerar a alguien con depresión lo antes posible para así poder tratarlo y venderle medicamentos. 

Como vemos en el ejemplo que he puesto, hay mucha controversia incluso a nivel de la medicina internacional sobre los tiempos acerca de los cuales una obsesión se puede convertir en un problema de salud de nuestra vida. Al tiempo que he jugado a othello durante muchas horas, también he estado estudiando durante otras muchas horas, por lo que también por temas de estudio me he sentido demasiado obsesionado, agobiado y por tanto mal psicológica y hasta físicamente. De manera que lo que hay que reconocer, es que pasado un tiempo, la obsesión puede pasarnos factura. Lo difícil es realmente determinar cuanto tiempo es necesario que transcurra hasta que esas consecuencias negativas afecten a nuestra salud, y en qué consistiran dichas consecuencias negativas. Pueden ir desde el insomnio, hasta el estrés, pasando por la depresión e incluso me ha comentado un jugador que ha tenido psicosis. 

Lamentablemente, se considera que el tiempo por el cual podemos soportar "sanamente" una obsesión, viene definido a partir del momento en el que dichas consecuencias negativas como las mencionadas en el párrafo anterior, empiezan a afectar a nuestra salud. De ello deriva una implicación tan lógica como peligrosa: No podemos saber realmente cuando la obsesión nos habrá hecho un daño puede que irreparable a nuestra salud mental. Y quiero hacer especial hincapié en lo de salud mental, porque de una torcedura de tobillo u otro daño físico no grave, nos podemos recuperar todos, pero a nivel psíquico-psicológico, resulta muy complicado recuperarse una vez se experimentan ciertos síntomas.

 Un gran Maestro Japonés con un mensaje que se me traduce como: "El othello es obsesión"

Así que la obsesión por el othello es un problema que debemos atajar, controlar, dominar y tratar de controlar. Está bien que nos guste el juego, pero una obsesión puede convertirse en algo insano que en última instancia puede hacernos mucho daño. Y acabo esta primera parte de nuevo apuntando a Seeley: él parece reconocer que jugaba obsesionado, o que dicha obsesión existía. Algunos jugadores no ven ninguna relación negativa entre obsesión y salud. En esta primera parte he tratado de desmentir dicha aseveración. Estar obsesionado por el juego, es malo. Más adelante entraré a debatir sobre si únicamente estando obsesionado se consigue ser el número 1 del mundo (en principio no lo creo). En la próxima parte comentaré los principales síntomas que pueden indicar que estamos obsesionados, para que seamos capaces de identificar el problema. Sin embargo, en los temas mentales es de crucial importancia reconocer el problema. Reconocer dicha obsesión. Si ni siquiera se reconoce el problema, es prácticamente imposible llegar a solucionarlo. Cuando empecemos a ser conscientes del problema, podremos empezar a solucionarlo o a controlarlo. Pero si ni siquiera lo queremos reconocer, quizá la obsesión desborde nuestro cerebro tarde o temprano, como el agua que entró en el Titanic y terminó por hundirlo, mientras los violinistas seguían tocando.

viernes, 20 de octubre de 2017

Mis inicios en 2012 - Parte V

Testeando el Zebra por primera vez

En la anterior parte comenté como jugando un juego de 5 minutos y descansando después, me encontraba lo suficientemente bien como para seguir jugando. Y es que había un factor crucial que me forzaba a no jugar demasiados juegos: los mareos y el malestar que me producía jugar demasiado rato en el ordenador. Debía jugar poco, pero a medida que iba aprendiendo en el juego, progresando de mi espalda y encontrándome mejor, me aburría cuando no estaba jugando. Como no quería estar mucho rato jugando, empecé a analizar mis partidas. 

Primero anotaba los errores que cometía, no sin antes experimentar un poco. Me creé un nick en Playok llamado WZebra o algo así, no recuerdo si era "WZebra24depth" o simplemente me llamaba WZebra y en la descripción ponía que jugaban contra el Zebra. La idea era testear el verdadero potencial del software, a la vez que no tenía necesidad de engañar a nadie. Creí que nadie jugaría pero... ¡No paraban de entrar jugadores a mis partidas! Creo que no perdí ninguno de los casi 30 o 50 juegos que debí jugar. Me pareció muy llamativo que muchos jugadores decidieran jugar conmigo, incluso jugadores de habla inglesa que podían fácilmente darse cuenta de que jugaban contra un programa. 

Sorprendentemente, a jugadores de más de 2000 de Elo les destrozaba dejándolos con menos de 10 discos y sin que el programa pensara demasiado. Esos días comprendí que no existe ser humano capaz de batir al Zebra. Algunos jugadores alardean de que se conocen algunas aperturas prefectas  hasta el final, pero todo ese esfuerzo se desmorona en cuanto existe una simple variación en la secuencia. 

Por aquel entonces necesitaba medir el potencial del Zebra porque a partir de entonces analizaría todos mis juegos con el programa y no tenía sentido analizar juegos con un programa al que algún jugador puede batir. Satisfecho por el éxito del experimento, empecé a jugar con habitualidad con mis otros nicks consciente de que un análisis posterior iba a ser fidedigno. 

Como anécdota, recuerdo años después a un jugador argentino que me dijo que podía usar programa. Pasó lo siguiente: jugamos como 4 o 5 juegos y él me ganó en todos ellos. Yo le dije que era muy bueno, a lo que él me contestó aportándome datos sobre él y explicándome su palmarés. Él concluyó aconsejándome que usara programa si quería, que iba a perder igual. Yo le dije que tenía el Zebra y me dijo algo así como: -genial, yo le gano al Zebra fácilmente podes usarlo-. Me quedé alucinado así que le hice caso. Pues bien, aun recuerdo el resultado. 58-6 a mi favor y dicho jugador salió volando de la partida sin despedirse, más rápido que un gato. 

Supongo que muchos jugadores no se saben configurar bien el Zebra y al ganarle, se creen erróneamente que son muy buenos. Incluso a profundidad de 24, si la aleatoriedad es muy elevada, yo mismo le he ganado en varias ocasiones. Es importantísimo fijar al Zebra en las aperturas para que no juegue como un humano. Así, el programa, como he comentado en otras ocasiones: tiene un libro de aperturas perfectas (o casi) que hace que en aleatoriedad nula no requiera pensar ciertos movimientos, por lo que clave en perfección casi todas las jugadas. 

En otro artículo hablaré del Zebra vs Zebra. Hoy quería comentar como me aseguré de que el Zebra es sin duda uno de los programas de juego más potentes que existen y de que su utilización masiva por parte de muchos jugadores para analizar las partidas, ha provocado la consecuente mejora en el nivel mundial de los jugadores de othello. Antiguamente tenías la idea de que ciertos movimientos podían ser mejores, desde la entrada del Zebra, puedes además, tener la certeza de que es así.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Barcelona EGP 2013 - Parte III

 Foto Hosteltur

Tuvo lugar en el Convent Sant Agustí, un centro cívico de la ciudad. Abajo hay un bar donde hacen unas empanadillas muy buenas. Recuerdo que el miércoles anterior al torneo, cené demasiadas alitas de pollo y terminé vomitando durante aquella noche. No me sientan bien algunas cosas para cenar. Estuve con una pequeña gastroenteritis durante el jueves, con vómitos y cierto malestar. Me llegué a preocupar porque si no me recuperaba para el sábado, tal vez no podría participar en aquel evento. 

El viernes ya me encontraba bien pero el sábado tampoco quise comer nada hasta la hora de comer, por si me sentaba mal. La organización del torneo provee con donuts, zumos, y ciertas cosas para ir comiendo entre partida y partida, como café, fruta y cosas así, de modo que no tenemos que preocuparnos en llevarnos bocadillo. Realmente no soy de mucho comer, y con los donuts, y cruasanes que habían ya habría comido, pero en otros países de Europa es tradición comer muy pronto, así que sobre las 13 horas fuimos a comer. Como no me encontraba bien, decidí comer bastante poco. 

La mayoría de jugadores europeos hablan bien el inglés, yo por aquel entonces todavía no tenía mucha idea de inglés así que básicamente no hablaba mucho. Sí podía hablar con los jugadores españoles. Recuerdo que no volví al día siguiente para presenciar la final. Mi implicación con el othello no era muy elevada por aquel entonces: jugaba casi a diario y punto final, y lo hacía únicamente desde hacían escasos 6 u 8 meses. 

Recuerdo que aparqué en un párking de la zona. No me costó encontrar el sitio. La mayoría de parkings suelen tener un tope de digamos unos 20 o 30 euros por día. Digo suelen, porque casi me dio un infarto cuando tuve que soltar casi 80 euros del parking, ya que donde lo metí no tenía tope y eran sobre 5 euros la hora. Desde antes de las 9 de la mañana hasta la tarde que me fui, había subido a más de 60 euros la broma, no recuerdo bien, solo recuerdo que me desplumaron pero bien. Si tenía dudas sobre si volver al día siguiente, estaba claro que no iba a ser posible. Movilizarme en tren implica un viaje de hora y media. 

Por aquel entonces recuerdo que no se usaba Liveothello con el móvil encima de la mesa, y cada jugador debía anotar en la hoja de anotación. Sí creo recordar que se retransmitía la final en directo, pero yo ni conocía Liveothello. Únicamente conocía Playok, no me imaginaba que se retransmitían así los juegos de la final o semifinal.

viernes, 13 de octubre de 2017

Problemas de Othello Japan - 7

Capítulo 7: Cuenta o reza



Primero debemos no perder de vista la diagonal que nos puede dar la partida. Y es que en tipos de juegos donde el rival ha atesorado laterales, nos quedan las diagonales como instrumento de último recurso. Puede ser clave que el rival tampoco tenga su diagonal disponible, puesto que una diagonal nuestra podría ser contrarrestada por otra Diagonal del rival. Por eso algunos jugadores argumentan que la mejor técnica es que al menos tu tengas una Diagonal, así te olvidas de la del rival y simplemente valoras poder tirarla en cada jugada a la vez que estás atento a que tu rival no se te adelante.

Pero no siempre es tan fácil. Primero porque en el problema de hoy el rival puede cortar la Diagonal, aunque es a costa de sacrificar otra esquina, claro que lo hace en un momento tan tardío del juego que es posible que esa esquina ya no valga nada, o muy poco. Segundo porque la imposibilidad de nuestro rival de tirar la Diagonal en un momento puntual del juego, no tiene por qué repetirse ciertos movimientos después. En el problema de hoy comprobamos como nuestro rival tiene la esquina de H8, por lo que debemos valorar la estabilidad del disco en G7 para determinar que blancas no puede estar incordiando con una Diagonal. Por último: nuestra obcecación en controlar diagonales puede costarnos tiempo vital en la partida, y confundirnos pensando en ello cuando la estrategia de victoria de blancas puede pasar por otro tipo de trampas o ataques (paridad, paralelos, etc). Así que como siempre digo; el muy buen jugador de othello es capaz de tener muchas variables y posibilidades en mente, a la vez...

Una vez empezamos bien el problema de hoy, vemos que comento la curiosa tesitura que se nos puede dar al contar. Podemos hacerlo de forma directa o ir uno por uno. Yo aconsejo hacerlo de forma directa cuando tenemos laterales limpios completos, ya que se va más rápido, e ir uno por uno en los demás casos. También es cierto que si en el reloj nos quedan 10 minutos, nada nos impide ir más lento para asegurar. ¡Es terrible tener que contar en el juego final y tener solo 1 minuto de tiempo! Por ese motivo son muchos los jugadores que tratan de jugar relativamente rápido el juego medio.

También en el vídeo comento que me quedo con 30, en vez de con 32 al sumar el +8. Y es que se me pasan los 2 discos a modo de empate que se han sumado en el movimiento anterior, con lo que en realidad, cuadra para un 32. Es importante tener esto en cuenta. Antiguamente yo contaba anotando las diferencias en la hoja, pero como no he visto que nadie lo haga, prefiero no hacerlo por si acaso me dicen que no está permitido. Las reglas no están muy claras y viendo que solo sancionan a "pringados", prefiero no hacer nada raro. En mi casa alguna vez lo he hecho, y se tarda algo más, pero si no te equivocas puedes preveer el resultado exacto en cada punto de la secuencia.

Así que en el problema de hoy al final la clave era reconocer el tiempo que podíamos tener disponible para jugar en el juego final. Vemos como la secuencia ganadora quizá no es muy evidente. Creo que debemos contar necesariamente para valorar que un +2 y posterior -2 es lo mismo que un +6 y posterior -6. A partir de aquí nos fijamos en el disco en B1 y nos damos cuenta de que ahora podemos voltearlo al tomar la esquina superior derecha. En todo caso debemos contar, y rezar para que nos quede algo de tiempo para ello... 

miércoles, 11 de octubre de 2017

Viajo por todo el mundo a través de internet

Jugando con jugadores de todo el mundo por internet

No acostumbro a hablar en ninguna de mis partidas, pero cuando lo hago, suelo liarla. No soy mal pensado, pero es ponerme a hablar con un compañero de juego y mis errores empiezan a ser clamorosos. Estoy convencido de que la concentración es un factor clave en el othello. A menudo pienso que la diferencia entre el top 10 de jugadores de Othello y el resto (quizá hasta el top 500) únicamente se basa en que los primeros consiguen un punto de concentración más elevado durante toda la partida. Gracias a ella: mantienen diferentes variantes de jugadas en la cabeza y son capaces de ver más movimientos en profundidad. Por eso he criticado duramente el uso de dispositivos electrónicos durante un campeonato: ¡Que atroz crimen!

Y es que tampoco es habitual encontrarte con un jugador turco en Playok. Manteniendo una larga conversación con él, a veces te das cuenta de que lo realmente importante es pasar un rato agradable jugando, y que tal vez no importa tanto no hablar, sino incluso perder la partida si hablando te lo pasas mejor. Y eso fue lo que hice, empecé a hablar (mejor dicho, chatear) con dicho jugador. Algunos jugadores se sienten molestos si les das consejos durante la partida (no lo comprendo, pero de ello hablaré otro día), así que no acostumbro a hacer comentarios salvo que me den feedback. 

Tampoco os voy a engañar, si le hablé fue porque creía que la partida no corría peligro, pero aun así estuvo a punto de ganarme. Y es que más vale una imagen que mil palabras, pero como es un blog, debo escribir algo al respecto :-) Como os podéis imaginar, la conversación venía de que le apasionaba el othello pero no podía jugar en ningún campeonato, pues en Turquía parece que no hay torneos habituales. Yo le contesté que podía viajar por Europa, una contestación que alguna vez otro jugador me ha hecho a mi mismo. Él contestó exactamente lo mismo que lo que suelo contestar yo: vivimos en una sociedad ultracapitalista en la que las clases medias se diluyen. Un viaje por Europa para jugar un campeonato te puede suponer no menos de 200€ suponiendo donde te vayas a alojar. Eso sin contar el tiempo, suponiendo que tu trabajo te permita compatibilizar, como ya comenté en este artículo donde hablo de la crisis en España. 

En Turquía parece que no es muy diferente. Pero me gustó especialmente la contestación de este jugador acerca de que realmente no tenía necesidad de viajar por el mundo jugando campeonatos. ¿Por qué iba a hacerlo si ya puede jugar con jugadores de todo el mundo a través de Playok?  Una visión bastante lógica. Salvando las distancias de lo que es un juego presencial respecto de un juego online (por eso de nuevo insisto en retirar dispositivos electrónicos de campeonatos), su contestación fue muy en la línea de muchos artículos de mi blog. 

Yo no puedo jugar presencialmente a othello. Entonces, juego por internet. Intento jugar los torneos que se dan en mi país, y trato de disfrutarlos al máximo. Soy consciente de que hay otros jugadores que tal vez jueguen más en vivo y menos por internet, y quizá para ellos no es molesto sacar el teléfono para transcribir la partida en directo, pero como yo quiero disfrutar de cada movimiento sin verlo en una pantalla, no me acaba de convencer. Qué demonios, las partidas podrían incluso no ser transcritas, y lo preferiría antes que usar el móvil. Así lo han hecho en Japón durante un tiempo, y aunque un torneo que deba considerarse serio debe utilizar transcripciones, también debe tener ciertas reglas al respecto. 

Pero me queda la resignación. A veces piensas en esos jugadores que conoces y que juegan torneos viajando por Europa y te das cuenta de que no tienen quizá los pies muy en el suelo con algunas de sus normas. A veces me olvido de que en Brasil, Argentina o Turquía, existen muchos y muy buenos jugadores de othello que no pueden viajar. Eso no significa que no tengan derecho a ser respetados y que se intente hacer todo lo que se pueda de manera que si ellos tienen la oportunidad de jugar en su país, sea en unas buenas condiciones.

viernes, 6 de octubre de 2017

Estrategias Avanzadas - Capítulo 1

Capítulo 1: Sin miedo a los unbalanceados

A menudo me pasa en el juego que no me atrevo a unbalancear (o desequilibrar lateralmente) porque no tengo todavía establecido un patrón claro de juego por el cual pueda atacar. Lo ideal es forzar que se desequilibre el rival justo en el momento en que ya tenemos la Stoner preparada. Si además tiene que entrar en la esquina, mucho mejor. Sin embargo, esta situación deseable no siempre se da (diría que de hecho muy pocas veces) contra jugadores buenos. Eso significa que tendremos que unbalancearles mucho antes de que tengamos opciones de lanzar la Stoner. La implicación lógica son una serie de partidas perdidas por tratar de unbalancear al rival sin tener claro el ataque lateral. 

Adjunto una captura de pantalla de una partida en el EGP en el 2017 donde yo jugaba contra Marc Tastet. En este caso mueven negras y yo decidí jugar C8, una opción incorrecta pero que empezaba a desequilibrar a blancas por el Sur. Sin embargo, y como he comentado en algunos vídeos, es importante tratar de que nuestro rival no tome dos laterales adyacentes. Por otro lado, en esta jugada, aunque el jugador con blancas todavía no está del todo desequilibrado y no es la misma jugada que comento en el vídeo, sí que puedo aplicar la teoría de desbalancear para ir "preparándole" para un hipotético ataque por la derecha. Sin embargo, a menudo estas técnicas acostumbran a fallar.


Podemos ver en la captura que comparto que tengo salida por F2 e incluso por E2. También tengo salida por A5 si decido abortar mi estrategia. Aquí mi técnica de no malgastar demasiado tiempo en la apertura me jugó una mala pasada, y jugar rápido al principio fue mortal, motivo por el cual ya no utilizo dicha estrategia. Pero al margen de las cuestiones del tiempo, el análisis de este tipo de posiciones demuestra lo complicado que es atacar un lateral sin que el juego se haya completado por el lado opuesto. 

En el vídeo comento una situación donde soy yo el que debe tomar el lado desbalanceado. En la captura que comparto, mi posterior ataque en A4 y a A6 para dejar a blancas desequilibrado en la izquierda, resulta ser un rotundo fracaso. Creo que puede tener sentido pensar que teniendo salida negras por la frontera superior, puede forzar un ataque Stoner jugando en B2, y posteriormente tomar los dos laterales que momentos antes había construido, en el sentido contrario de las ajugas del reloj. Esa era mi idea, sin embargo secuencias posteriores demuestran que un ataque por el norte resulta absolutamente infructuoso y fracasado. 

A destacar el hueco en B3, que muchas veces es clave. Sin ese hueco en esa posición, el ataque con negras resulta ser mucho más sencillo. Un movimiento de negras forzado en B3 deja a blancas en bandeja el lado balanceado y mi única estrategia de ataque desactivada.  Dependes de que blancas lo tome, y como blancas tampoco sea mal jugador, no será fácil que caigan en una clásica Stoner de novatos. Por lo que al final contra jugadores muy buenos, a mi me ha funcionado mejor posicionarme en los lados y olvidarme de forzar unbalanceados y tratar de no unbalancearme yo. 

Sin embargo a veces quiero jugar tan bien, que me olvido de estas pequeñas lecciones básicas. Y es que mi teoría siempre ha sido que si un jugador consigue unbalancearme, debo hacerlo. Al fin y al cabo él puede ser muy bueno, si es bueno y consigue hacer que me unbalancee y poder tirarme la Stoner, no queda más que felicitarle. El tema está en que nosotros casi siempre podemos optar por no unbalancearnos. El problema viene cuando no hacerlo es mucho peor que hacerlo. Por eso hay que valorar todo el tablero, y echar cuentas por el lado por el que creemos que tenemos ventaja. Las fronteras con discos de nuestro rival están para atravesarlas, pero debemos hacerlo en el momento adecuado.

miércoles, 4 de octubre de 2017

Attasan

Más de 1700 puntos de Elo

Hace unos años gané a mi primer jugador de +1700 puntos de Elo en Playok y me hizo mucha ilusión. Attasan era un jugador de Playok de unos 1750 puntos de Elo. A fecha de Agosto del 2017, ese nick ya no existe en Playok. Tras ciertas investigaciones, he descubierto otro que incluye un 6 al final, pero no puede ser el mismo nick ya que éste se registró en el 2014 y creo que yo jugué contra él mucho antes. Sin embargo me atrevo a deducir que puede tratarse de la misma persona. 

Lo último que supe de él es que había protagonizado un "bajonazo" siendo víctima de los "nuevos nicks" y de los troles de Playok, siendo su Elo muy inferior al que tenía cuando me enfrenté a él la primera vez. El orgullo como comenté hace unos días, y seguramente el sentirse víctima de tantos faltones y tramposos, seguramente terminó por hacer que dejara de jugar. Una lástima. Aunque quién sabe si volvió a registrarse con otro nick y ahora es Attasan6.

Él era/es japonés. Hay ciertos jugadores japoneses que aun abren partidas a 10 y 15 minutos en Playok. La partida que jugamos, fue a 10 minutos. Era el año 2012 y yo tenía poca idea de jugar. Sin embargo las más de diez mil partidas de 1 minuto jugadas años antes, sirven de base para perfeccionar el juego para al menos no cometer ciertos errores. También me ayudó leer los libros de Tastet y Rose. Durante mis partidas de 1 minuto creo que nunca llegué a jugar con alguien de más de 1700 puntos. Posteriormente, del 2013 al 2017 caí en la trampa más de una vez y ya sí que tuve el honor de jugar con ellos a 1 minuto, pero antes nunca. Alguna vez jugaría con algun jugador de 1600 puntos y de diez partidas le ganaría una. Me impresiona aun hoy ver a jugadores de 1700 points cosechar un parcial de 20 a cero contra un jugador de 2000 puntos. Analizándolas concienzudamente te das cuenta de que de esas 20 partidas, el jugador de 1700 puntos tiene ganadas la mitad a falta de menos de 10 movimientos, pero simplemente o se le acaba el tiempo o por ir de prisa al final termina liándola, lo que apoya la tesis que defiendo en este artículo y en parte de mi blog: A un minuto no se puede juzgar el verdadero nivel de un jugador de othello. Es más: hay auténticas máquinas de ganar partidas a 1 minuto pero que jugando a 20, no muestran tal contundencia como para ganar 20 a 0 a otro rival. 

Entonces yo realmente jugaba a 5 minutos porque podía, no porque quería. Yo quería jugar a 1 minuto, pero me entraban mareos y no podía. Era curioso el ver como al probar de jugar a 2 y 3 minutos, me entraban mareos pero de intensidad menor que jugando a 1 minuto. Jugando a 5 minutos sin embargo, los mareos eran prácticamente inexistentes. 

Por eso hoy en día sé de lo difícil que es convencer a un jugador que juega partidas de 1 minuto, para que lo deje y disfrute del juego jugando partidas a más de 5. Es muy difícil cambiar ese hábito. Casi tanto como dejar de jugar en Playok, cuando ya es algo que pasa a formar parte de tu vida cuando casi a diario echas un rato agradable jugando. Ya he comentado por el blog en otros artículos como mi relación era muy tajante. Tras jugar varios días muchas horas, me decía a mi mismo de no volver a entrar en mi vida al reversi. Años después empecé a darme cuenta de que se podía jugar con la mesura correcta. 

Así fue como jugaba a 5 minutos, y muchas veces perdía las partidas por falta de tiempo. Me planteé subir a 10 minutos, pero me parecía demasiado. Sin embargo una vez vi a Attasan esperando en su partida a 10 minutos y decidí entrar y jugar. Pero decidí jugar bien, tratando de aprovechar el tiempo al máximo y de dar el 100%. No fue una partida fácil, pero conseguí ganarla, después de que ambos prácticamente agotáramos nuestro tiempo. Me pareció muy llamativo poderle ganar la primera partida que jugué con él, y aquello motivó que empezara a abrir partidas a 10 minutos. Me di cuenta de que podía igualmente ponerme nervioso en una partida a 10 minutos, ya que en mi caso los nervios dependían del tiempo que me quedara en el contador.

El posterior EGP me hizo darme cuenta de que en realidad, el othello es un juego en el que para dar el 100%, al menos se requieren 20 minutos de tiempo para poder pensar algunas jugadas y contar algunas secuencias en el juego final. Aquel día me di cuenta de que hay muchos "trileros" expertos en jugar a 1 minuto o en partidas cortas, que hacen muy bien su juego pero que en un torneo quizá no lo harían tan bien, motivo también por el cual algunos a pesar de ser muy buenos jugadores a 1 minuto, no participan en torneos. Porque en un torneo con 20 minutos de tiempo, sus pillerías y trampas a 1 minuto, como ya comenté anteriormente, sencillamente no funcionan.


El ganar a Attasan me hizo coger mucha confianza, porque fue la primera de más partidas que jugué contra él, entre las cuales llegamos a cosechar un parcial bastante semejante (quizá 3 o 4 victorias mías por 5 o 7 derrotas). Eso hizo que mi Elo subiera por primera vez por encima de los 1600 puntos en Playok y que me diera cuenta de que no debo caer en la trampa de jugar partidas rápidas porque eso no es othello: eso sencillamente es una ruleta del azar. Al jugar partidas a 1 minuto, mi Elo volvía a caer por debajo de los 1500 puntos, lo cual reflejaba muy bien las diferencias en el sistema de juego.  El hecho de que algunos de los mejores jugadores del mundo jueguen (Foompykatt) hace que muchos otros crean que eso es lo correcto y que está bien para mejorar, pero creo que no es cierto en absoluto. 

Primero: muchos de los mejores jugadores del mundo que juegan a 1 minuto, juegan también respectivos torneos (como el WOC) donde el tiempo es superior a 20 minutos, así que en realidad, aunque no lo veamos, también juegan partidas largas. Segundo: no sabemos si dichos jugadores juegan también a más tiempo en otras plataformas como My Little Golem y EOthello, e incluso en Playok a 5 o 10 minutos con otros nicks.

Así que tras ver a Attasan he visto a más jugadores como Nominosukune, que juegan también partidas largas. Contra ellos me conformo con que las partidas sean igualadas. En general, jugadores con rankings con menos de 1000 juegos supongo que se debe a que juegan este tipo de partidas. No hay que aburrirse: se puede llegar a jugar aprovechando 5 o 10 minutos para pensar una secuencia o una posición ventajosa. Rara vez hago "look ahead" más de 3 movimientos, algunos jugadores se creen que los muy buenos jugadores hacen eso, pero yo no lo creo. Simplemente valoran pros y contras en una jugada, algo que evidentemente es casi imposible hacer a 1 minuto.