miércoles, 27 de septiembre de 2017

Sergio Ramos

El de las "cagaditas"
Foto: El país

Soy un fan incondicional de Sergio Ramos. Desde que hace unos años nos diera la Décima y más tarde la UnDécima. La verdad es que a mi siempre me ha gustado como futbolista. Cuando estaba Mourinho en el Madrid, Pepe salió en defensa de Íker Casillas. Por aquel entonces, Mourinho había sentado al portero y capitán del Real Madrid en el banquillo, y había mucha polémica sobre el tema. Pepe salió en su defensa diciendo que era una institución en el Madrid y que se merecía respeto, a lo que Mourinho respondió "fusilando" a Pepe y apartándolo del equipo. 

Cuando sucedió aquello, la mal pensada prensa vió un filón por el que poder empezar a hacer o inventar noticias y entonces fue cuando Ramos se vio involuntariamente involucrado en una campaña negativa en contra de su propia imagen. Antes de que Pepe hiciera las referidas declaraciones (de que "tirara la bomba"), en la prensa dijeron que se reunieron Ramos y Casillas (entonces los 2 capitanes) con Florentino Pérez, (presidente del Real Madrid) y le dijeron algo así como: "O Mourinho o nosotros", todo para borrar del mapa al entonces entrenador del Real Madrid.

Más tarde pasó lo de Pepe y la incongruencia y mentiras de la prensa quedaron en evidencia cuando algunos medios empezaron a afirmar que Ramos no se llevaba bien con Casillas, ya que éste no defendió tan agresivamente al portero como había hecho Pepe. Al año siguiente creo que se ganó la Décima, y la imagen de Casillas besando a Ramos dio la vuelta al mundo, y de nuevo la prensa volvió a quedar retratada. 

Pero hay que contarlo todo. Ramos no gustaba a gran parte de la prensa porque comete lo que ellos dicen como "cagaditas". Después del gol de la Décima la cerrada de bocas ha sido tan brutal, que ya muy poca gente se acuerda de lo que se decía entonces de Sergio Ramos años antes. Todos recordaremos el penalti enviado a las nubes ante el Bayern. Y es que los argumentos de sus enemigos eran algo así como que está bien que marcara goles, pero debía defender mejor. 

Se ganó ese apodo, al que ahora me atrevo a recordar, aunque ahora ya nadie le discute nada. Es uno de los mejores jugadores de la historia del Real Madrid, junto con Cristiano Ronaldo, sin ninguna duda. Pero hacía "cagaditas". Perdía balones en defensa, especialmente. Era expulsado otras veces por su impetuoso coraje. La última, en el Bernabéu ante el Barça. Una entrada dura ante Messi, que merecía amarilla pero no la expulsión. 

Hay errores y errores. Una cosa es fallar por controlar mal un balón (falta de técnica, eres malo y punto) y otra cosa es cometer los errores de Ramos, por arriesgar a veces, por ir de sobrado en otras. Recuerdo una jugada donde por querer regatear con el tacón, se la quitan y se queda el delantero solo ante el portero y anota. Son errores a veces por querer anticipar o hacer un juego bonito. Quizá errores que revelan su grandeza. El más habitual es el de querer meter un pase entre líneas arriesgando... y se lo cortan y es una ocasión clara de gol para el equipo rival. Pero viene precedido todo de un movimiento valiente, de querer arriesgar, de querer jugar. 

Con el othello a menudo sucede lo mismo. No diré que yo tengo tanta calidad en el othello como Ramos sobre el campo, pero a veces me acuerdo de él cuando quiero arriesgar y cometo errores. En el Reversi podemos arriesgarnos, probar una diagonal imposible, y terminar perdiendo la partida. Pero hemos sido valientes. Podemos hacer cagadas, pero a veces nos pueden salir grandes jugadas. Como el gol de Ramos en la Décima o sus contribuciones en los últimos minutos en numerosos partidos. Y a veces a mi me da la sensación también de que en el othello soy capaz de lo mejor y de lo peor. Creo que no solo a mi, sino que nos pasa a muchos. Al final de lo que se trata es de terminar jugando bien más veces que mal, para llegar al punto de brillantez necesario de llegarnos a equiparar a los grandes jugadores. Otro día hablaré de mis "cagaditas" de bulto en campeonatos oficiales.

1 comentario:

  1. Ramos es un héroe del Real Madrid, aunque a menudo se enfrenta a noticias negativas. Pero lo cierto es que él es muy bueno. Como capitán, dirigió al Real Madrid para seguir creando brillantes. Su camisetas de futbol baratas No. 4 siempre ha sido mi favorita.

    ResponderEliminar