viernes, 25 de agosto de 2017

Cosas positivas de los juegos por correspondencia



El otro día escribí acerca de Eothello, una plataforma que nos permite jugar partidas de hasta varios meses de duración. En mi opinión es bastante tedioso alargar tanto las partidas, además, por lógica, jugaremos demasiadas pocas partidas como para mejorar. No creo que sea bueno irse a un extremo y jugar cincuenta mil partidas de 1 minuto en un año para llegar a ser muy buenos, pero tampoco al otro extremo de jugar unas 30 partidas al año. 

Es cierto que el gran atractivo de estas páginas web es el poder desarrollar varios juegos a la vez, algo que en mi opinión repercute de forma negativa en nuestra concentración. Lógicamente pienso que si queremos ser buenos en torneos oficiales, vale la pena jugar partidas en ese rango de tiempo (20-30 minutos). Si solo queremos divertirnos, quizá jugar partidas a 1 minuto suena interesante, aunque deberemos rechazar quizá un análisis exhaustivo (a ver quién es capaz de analizar punto por punto 20mil juegos anuales de 1 minuto). Por último las partidas por correspondencia ofrecen la posibilidad de jugar un ratito fijo al día. Es decir: como instrumento antiludopático, (no me gusta llamarlo "antiludópata" ya que técnicamente no estamos gastando dinero en jugar al othello sino tiempo), tenemos que las partidas en Eothello o mi pequeño Golem, nos aportan un autocontrol del tiempo de juego perfecto. Nosotros únicamente debemos valorar lo que tardamos en mover, de manera que el tiempo de juego se regulariza y salvo etapas en las que estamos quizá en el juego final en varias partidas, tardaremos relativamente lo mismo cada día en mover y en dedicarle ese tiempo al othello. 

Supongo que lo de Eothello viene de e-mail-othello, motivo por el que ciertas páginas te "molestan" con e mails al correo electrónico sobre cuando debes mover. Si bien me parece útil que lo hagan para que no se te olvide mover, a veces puede llegar a resultar molesto, cosa que tampoco me termina de agradar. No son pocos los sitios como Playok o Reversiwars, donde ni siquiera te requieren un correo electrónico para registrarte y jugar, porque saben que a muchas personas les molesta recibir ciertos mails en un correo que quizá utilizan como es mi caso para buscar trabajo o para asuntos importantes. Como vengo comentando: son sitios que aunque comparten juegos, son radicalmente diferentes en su estructura. 

Desarrolladores de dichas páginas podrán argumentarme que se pueden jugar también partidas en directo. Esto es cierto: en Eothello he jugado alguna que otra partida en un lapso de una hora, ya que a veces mi rival estaba también online e iba moviendo. Me llegué a sentir realmente cómodo durante unos días jugando así, pero esas partidas reservaban un gran inconveniente: Estaba a merced de que el rival se largara en cualquier momento y la partida quedara interrumpida durante días. Al principio me gustaba poder pensar durante 5 minutos un movimiento, pero cuando el juego se paraba, eso me molestaba. Así fue como yo también empecé a hacer lo mismo, y a mover una vez al día. Sin embargo las partidas que se demoraban durante meses y las veces que me olvidaba de mover y perdía, provocaron que desistiera de jugar en estos sitios webs. Quizá valía más la pena esperar un rato para jugar en Playok con un contador de tiempo como sucede en la mayoría de partidas de juegos de mesa. 

Estos son algunos de los aspectos negativos de jugar en este tipo de sitios, a lo que le voy a añdir algunos aspectos positivos de los mismos. Voy a hacer una pequeña lista dando mi opinión sobre estos sitios. No saco ninguna conclusión firme al respecto sobre los mismos: creo que es respetable que cada uno juegue donde le guste y donde se sienta bien. Así que empiezo con los aspectos negativos:

1- Si te descuidas días sin jugar, puedes perder la partida.

2- La interfaz de juego suele ser muy simplona por no decir aburrida. 

3- Problemas de concentración evidentes cuando tratas de jugar juegos seguidos. 

4- Relativamente pocos jugadores online al mismo tiempo.

5- Ausencia de estadísticas importantes. 

En cuanto al primer punto, en algunos sitios web como My Little Golem creo que una partida puede llegar a durar meses, ya que no tienes un tiempo preestablecido de movimiento de unas 72 horas. En realidad, este tipo de partidas deben tener también un tiempo límite, por eso no comprendo que no propongan juegos de 20 o 30 minutos pero sí por ejemplo de 4320 minutos. En cuanto a la interfaz, lejos de simular un tablero real y fieles a lo que serían los juegos de antes de 1995, se ciñen en proponer un simple tablero sin demasiadas animaciones. Debo destacar que hace tiempo que no entro en dichas páginas, por lo que es posible que algunas de estas cosas hayan cambiado. En el punto 3, en realidad debemos recordar que únicamente vamos a dedicar como mucho 5 minutos al día por juego, lo que se traduce en desconcentración cuando juguemos en partidas más largas. No estaremos acostumbrados a pensar en movimientos secuenciales, aunque por lo contrario obtendremos una mejora en la valoración posicional antes de cada movimiento del juego. Por último los rivales más potentes a nivel online están en Reversiwars, (aunque es posible que no podamos enfrentarnos a ellos por el sistema igualitario de emparejamientos) y en Playok, y en esta última plataforma suelen jugar a 1 o 2 minutos, algo radicalmente diferente. En cuanto a la ausencia de estadísticas, EOthello lo ha intentado mejorar añadiendo algunos datos recientemente.  Esto en cuanto a los aspectos negativos: vayamos a lo bueno:

1- Mejora sustancial de la valoración de movimientos durante una partida.

2- Ausencia casi absoluta de insultones o faltadores de respeto varios. 

3- Visión de tablero global. 

4- Mejora de la posición defensiva del juego. 

5- Sistema antiadicción casi perfecto. 

Los puntos 1, 3 y 4 están relacionados. Cuando jugamos al othello, a menudo hacemos movimientos secuenciales: movemos en un sitio para a continuación jugar en otro. Depende de nuestro estilo de juego el tipo de movimientos que hacemos de este estilo. Sin embargo, este tipo de páginas requieren que recordemos la posición que teníamos el día anterior u horas antes cuando estábamos jugando, lo que a largo plazo se resume o bien en una mejora de nuestra memoria a medio plazo o bien por pereza (quizá lo más habitual) en una ausencia de valoración de movimientos secuenciales y más valoración del tablero individualmente hablando. Es decir: entramos a valorar la partida como si nosotros no la estuviéramos jugando. 

Igual os ha pasado alguna vez, os ponéis a mirar una partida en un campeonato que no es la vuestra y no tenéis ni idea de quién va ganando. No sabéis cual es el plan del rival. Miráis y rebuscáis y os cuesta llegar a entender quién tiene cierta ventaja, sin embargo esos datos suelen ser más o menos evidentes para ambos jugadores. Pues bien, jugando este tipo de partidas se mejora nuestra valoración global del tablero. Hará que sepamos ver más rápido quién está en determinada posición de ventaja en la partida. Esta habilidad es interesante potenciarla si por ejemplo solemos ir al lavabo durante la partida, o si somos despistados y levantamos la vista del tablero durante un juego, por otro lado, estos despistes serán más habituales, pero "recuperaremos la posición" más rápido. A mi me sucedió en Madrid en el 2015, estar mirando por la ventana los coches que pasaban durante casi 1 minuto mientras jugaba mi rival, y después no me acordaba ni de si yo era blancas o negras.

Estos detalles no son en realidad especialmente importantes, pero sí es importante la disminución de pasión y sentimientos en estos juegos que hacen que no caigamos tan fácilmente en la trampa de movimientos de obcecación (Stoner Traps que no existen) simplemente porque intentamos mover individualmente sin considerar movimientos futuros y seguramente pasados. 

En cuanto al punto 3, la visión global del tablero es útil para no cometer misflips. Los misflips se reducen muchísimo jugando este tipo de partidas. Cuando jugamos un juego a 1 o 2 minutos, tendemos a mirar zonas del tablero ya que mirarlo todo cansa más la vista, y resulta a veces especialmente trágico cuando llevamos horas jugando. La cantidad de misflips también dependerá en gran medida del tamaño de nuestra ventana: una ventana del ordenador más pequeña provocará que hagamos menos misflips, ya que vemos todo el tablero. Lo malo es que nuestra vista saldrá gravemente perjudicada, ya que deberemos forzar demasiado. Por lo contrario, un tablero grande nos será más cómodo para la vista, pero los misflips aparecerán. Esos fallos se cometen mucho en partidas rápidas, aunque nadie está a salvo de que le suceda en una partida más larga. Dadas las dimensiones de un tablero físico, a mi mismo me ha sucedido en varias ocasiones jugando torneos. 

Un ejemplo perfecto de misflip es en el tablero de abajo, juegan negras... ¡F8! Cuando llevas horas jugando a 1 minuto puedes estar cansado. Si además eres tan canelo de jugar partidas a 1 minuto a 1920x1080 como he hecho yo, (el tablero digamos del tamaño de 27 pulgadas), te podrá pasar esto. En mi caso juego así a 20 minutos, porque simulo mejor un tablero real. La clave del asunto es que aquí tu estás ya con la vista cansada y te centras en los movimientos de debajo y no percibes el disco en F2, que puede ser que haga rato que esté ahí. Mueves quizá rápido en E8 y te preparas para F8.  Confiado juegas abajo en F8 y... ¡ZAS! el misflip más fatal por definición.


Pues este tipo de fallos son menos probable verlos en partidas por correspondencia. Entramos a jugar descansados y solemos valorar con atención cada jugada. A largo plazo implica que tampoco cometamos estos errores en partidas largas. Sinceramente, estos errores creo que son una pequeña contribución negativa de juegar juegos a 1 minuto masivamente, que hacen que por pereza mental nuestra vista no observe todo el tablero en su conjunto, y se centre en jugar por "regiones". A veces, jugar por regiones en partidas a 1 minuto aunque puede ser fatal en partidas largas, puede marcar la diferencia. Es una de las cosas diferentes entre juegos a 1 minuto y partidas más largas. 

Por último, la posición defensiva mejora, puesto que quizá no nos centramos en atacar sino que tratamos de hacer "lo que haría el Zebra", esto es, tratamos de hacer movimientos silenciosos y perfectos y no nos obsesionamos en estrategias de ataque que quizá no llegan a buen puerto. No es mi caso, pero ciertos jugadores ansían llegar al final del juego para comprobar si su estrategia funciona, si pueden salvar esa diagonal o no: lo prueban y punto final. Aquí no pruebas cosas raras o arriesgas tanto porque sabes que un error dilapida una partida que puede llevar semanas o meses, por lo que en general te reservas más ciertos movimientos de ataque o te los piensas mejor. 

En estas páginas web la gente también suele ser muy respetuosa. Aunque conozco gente y yo mismo he jugado en Playok y en Eothello simultáneamente, las tremendas diferencias que vengo comentando entre este tipo de juegos y sitios web, hace que en la práctica sean excluyentes en muchos casos. En cuanto a la adicción: parece evidente que no vamos a pasar muchas horas jugando en Eothello involuntariamente. 

Durante años he tratado de controlar el tiempo que debía jugar en Playok, primero jugando 5 juegos de 5 minutos, más tarde un juego de 20 minutos al día, pero después me abría una partida no clasificable para poder jugar más pero a la vez no salirme de la norma de jugar 5 juegos al día (clasificables). Más adelante me creé un segundo nick para poder jugar con ese nick cuando me apeteciera más, (de manera que el tope de juegos era por nick y  no por día). En definitiva: he tratado por muchos medios de no jugar más horas de las debidas en Playok y me ha resultado muy complicado. No son pocos los jugadores que he visto en Playok que juegan muchísimas horas. EOthello y este tipo de páginas proponen un juego más pausado y sano, que hacen que puedas controlar fácilmente el tiempo que dedicas a jugar online.

No hay comentarios:

Publicar un comentario