viernes, 30 de junio de 2017

Jugar en Playok



Desde hace años juego en Playok y nunca he tenido ningún problema. He llegado a jugar hasta con 5 nicks, y nunca me han bloqueado ninguno. Con uno jugaba a 5 minutos, otro a 20 minutos, con otro a 1 minuto, con otro a 5 minutos testeando aperturas y con otro jugaba partidas xot. Finalmente lo he dejado en 3 nicks porque 5 eran demasiados. Hay  muchos jugadores que se crean nicks a menudo, aunque también podemos jugar con un nick anónimo. Poco más puedo contar que no haya dicho ya en el vídeo. A modo de resumen, algunas de sus principales características:

1- Estadísticas. Se nos guardan las partidas y podemos ver contra quién hemos jugado y las veces que hemos ganado, perdido o empatado. Cada 6 meses creo que se reinicia el contador, por lo que si queremos conservarlas podemos copiarlas. Podemos descarganos en formato de texto nuestros juegos. Podemos también reproducirlos con posterioridad para comprobar movimientos, lo cual hace del sitio web un lugar muy atractivo para jugar. 

2- Juegan algunos de los mejores jugadores del mundo. Me cuesta de creer que no hayan jugado todos, al menos alguna vez. Incluso es posible que lo hagan con nicks camuflados, pero de lo que no cabe duda es de que juegan muchos de los mejores en Playok. No va a ser fácil jugar con ellos, ya que muchos suelen ser muy rigurosos seleccionando a sus rivales, pero siempre es interesante ver como juegan, ya que normalmente suelen permitir que observemos en sus partidas. 

3- Partidas a 1 minuto, lo cual a mi no me gusta pero reconozco que puede tener su encanto. Podemos configurar partidas de 2, 3, 5, 7, 10, 15, 20 y 30 minutos. También podemos seleccionar el Elo de nuestro rival, (empezamos con 1200) y podemos marcar la opción de deshacer movimiento y de que la partida no sea clasificable. También existe la modalidad xot, o apertura aleatoria. 

4- El nivel de la sala es elevado. Hace unos años siendo yo un principiante me mantenía fácilmente en los 1400-1500 puntos, hoy en día hay que ser buen jugador para mantenerse en los 1200 puntos. Puede que hayan tramposos, pero como en todos los sitios online. Hace un tiempo habían muchísimos Japoneses en la página, ahora mismo abundan muchos polacos e ingleses, aunque juega gente de una gran variedad de nacionalidades.

5- Partidas a cualquier hora del día los 365 días del año. Eso es muy atractivo y a la vez tentador. Si te apetece jugar al othello puedes hacerlo ahora mismo. En menos de 1 minuto puedes estar jugando con un jugador bueno. También puedes intercambiar mensajes privados con los jugadores, aunque no con todos porque esa opción la podemos bloquear. También podemos abrir una partida privada para jugar con algún amigo.


6- Aunque en Reversi no hay, en otros juegos puedes proponer torneos y es bastante divertido. Hay otros muchos juegos como el ajedrez o el dominó. El sitio es gratis, por lo que no tienes que preocuparte de mucho más. Hay una variedad de juegos bastante grande, tal vez algun día debería probarlos. A día de hoy solo he probado el ajedrez y el dominó. 

7- Puedes jugar a pantalla completa si amplias la ventana del navegador. Si te desconectas tendrás 1 minuto para volver antes de que la partida se te califique como perdida. También puedes abandonar, (¿pero por qué ibas a hacerlo?) así como abrir tu propia partida con la propia configuración que a ti te guste. Eso a mi me parece muy bien porque da al jugador mucha libertad. 

8- Puedes poner información en tu perfil, como una fotito, tu nombre, edad, país de origen o algo de información personal. Si no lo haces, la sala te calificará por tu idioma. Por eso yo cuando veo a Argentinos pienso que no se enorgullecen de serlo, porque yo veo "es", ¡para mi son Españoles! Si eres Argentino o Mexicano o de algún país de latinoamérica, ¡Ponlo! Igual sucede con jugadores Estadounidenses, sabemos que hablan en inglés y para mi son Ingleses, nada más. Realmente no creo que pase nada por configurar cual es nuestro país de origen, pero curiosamente mucha gente no lo hace. 

9- Puedes jugar con un nick anónimo, es decir, sin registro previo. Consecuencias: 1- No puedes poner información en el perfil, 2- No puedes hablar en privado con otros jugadores, 3- Muchos jugadores se meten con nicks anónimos para insultar o tener comportamientos antideportivos por lo que algunos jugadores no anónimos, los expulsamos de las partidas y no les damos opción de jugar. Recuerda que al registrar un nick ellos no utilizarán tu correo en ningún caso. 

10- La gestión es bastante profesional y buena. La página no se suele caer, yo llevo años jugando y tal vez se cae 1 o 2 veces al año que yo lo vea. Casi nunca tengo problemas. A veces cuando intentan hacer mejoras es cuando puede que se caiga más veces. El tablero como ves en las imágenes es bastante bonito y se asemeja al que podríamos tener en nuestra casa.

miércoles, 28 de junio de 2017

Barcelona EGP 2013 - Parte II


Me presenté con la intención de perder todas las partidas. El reto era intentar evitar un resultado negativo tipo 64-0. Me atrevo a decir, ahora que ha pasado el tiempo y que he analizado muchas partidas, que si hubiera ido con intención de ganar alguna partida, probablemente lo habría logrado, pero seguramente también habría perdido alguna por 50 o 60 puntos de diferencia. El othello, como muchos juegos, ser agresivo, puede funcionar... pero ser defensivo también. 

Planteándolo como un partido de fútbol, intenté aguantar y perder por 1-0 todas las partidas. En algunas lo conseguí, aunque no obtuve un 33-31, sí creo que acabé una 30-32, y me comunicaron que las 2 fichas que faltaban eran para mi rival, perdiendo por tanto 30-34. ¿No sería mejor que me las dieran a mi? Así empataba la partida. De todas formas nunca me ha gustado la norma de entregar fichas que no existen al rival. Yo creo que estaba bien que me hubiera ganado igualmente 30-32 y ya está. 

Aun a día de hoy utilizo una apertura similar con negras, mientras que con blancas he cambiado radicalmente el estilo. En aquel evento simplemente iba a saco: forzar unbalanceado - Stoner. Si se juega fácil al othello suele dar buenos resultados... pero no tanto. Posteriormente en el Campeonato de España del 2016 lo averiguaría. Empecé a perder partidas a pesar de que mis rivales estaban bastante "unbalanceados", y es que contra jugadores muy buenos y expertos, las directrices generales que aprendemos de novatos, no surten mucho efecto. 

Recuerdo que también me llamó la atención la poca gente que participó. Creo que también me estuve pensando mucho si participar, ya que al final era ir a que me apalizaran constantemente. Sin embargo decidí ir como siempre, movido por la curiosidad. Uno de los argumentos que me motivaban para ir, era por la simple curiosidad de averiguar si en Playok habían tramposos o era yo muy malo. En Playok a menudo, algunos jugadores hacían partidas increíbles, más allá de su Elo. Quería comprobar realmente la diferencia de nivel que había entre ellos y yo, si se debía a las trampas o si de verdad existían jugadores tan buenos. Yo ya conocía el Zebra, e ir al EGP era mi oportunidad para analizar las partidas y comprobar si los mejores de Europa, también cometían fallos... y vaya si los cometían. 

La conclusión es que en Playok (en internet, en general) hay muchos tramposos, y que en efecto analizando las partidas con una profundidad de 20, ya se detectan errores incluso entre los mejores jugadores. Como he comentado anteriormente, por internet no podía retar a los mejores jugadores del mundo, los que a veces podemos ver conectados en Playok. Están ahí, se miran pero no se tocan. Al participar en un EGP (con poca gente) implicaba que tenía la oportunidad de jugar con los mejores, y es una ocasión que no podemos dejar escapar. Si somos jugadores de ajedrez, como no seamos muy buenos, podemos no tener el honor nunca de jugar con los mejores. En el othello sí tenemos opciones reales de jugar con los mejores de Europa, y eso vale mucho la pena.

viernes, 23 de junio de 2017

Nicks anónimos - Parte II


Cada poco tiempo aparecen en Playok nuevos nicks, generalmente de gente con un elevado potencial de juego. No son pocos los jugadores de Elo relativamente alto que decide registrar un nuevo nick para empezar desde 1200 y así subir. La explicación como he comentado en el vídeo es la siguiente: Si ellos tienen 1800 puntos, tienen muy poco que ganar y mucho que perder al jugar contra jugadores de 1400 puntos. Esto lo comprendí cuando yo mismo a mis 1600 puntos jugaba contra jugadores de 1000 puntos. Si hacen trampas y me ganan termino perdiendo casi 50 puntos. Si les gano, no me dan ni uno. 

En realidad los puntos a mi me dan relativamente igual. Me importan en la medida en la que para jugar con gente de Elo elevado, necesito tenerlo yo también. Los jugadores de Elo alto muchas veces seleccionan también por Elo para no perder muchos puntos si pierden, así que como yo, muchos intentamos tener Elo alto para batirnos con los mejores. Además, tener Elo alto te garantiza muchas veces esperar menos para jugar.  Hace tiempo cuando aun podíamos clasificar por puntuación a los rivales, me dedicaba a investigar las partidas de jugadores de 2100 puntos como Foompykatt u otros. Les hice unos ratios en un momento y curiosamente, ¡perdían en porcentaje mayores partidas contra jugadores de 1200 puntos que contra los de 1600! Esto implicaba que evidentemente eran víctimas de tramposos... y desafortunadamente, estos jugadores entre otros (como Tamenori) han ido restringiendo sus partidas con el paso de los años hasta el punto de que ya no "conceden oportunidades" a jugadores con Elo bajo. Era curioso hacerles un seguimiento y ver como cada vez que confiaban en jugar contra alguien de 1200 puntos, curiosamente perdían la partida... hasta que ya no veías partidas en su historial con jugadores de Elo bajo.


Es una lástima, y yo no quiero llegar a ese extremo. A mi me gusta jugar con todos.  Igual que a mi no me gustaba no poder jugar con los mejores cuando yo aprendía, tampoco me parece bien no jugar con jugadores que están aprendiendo como yo en su día. Eso sí, filtro por anónimos y por partidas. Los que pasan el filtro... ya juego con los que sean. Y es que si ya a mi me cuesta llegar a 1600 puntos, imaginaros a un jugador lo que le puede llegar a costar tener 2000 puntitos. Son muchas partidas ganadas a gente de mucho nivel. Si a mi con 1600 me dan 1 punto por ganar a uno de 1200, ¿cuánto le darán a uno de 2000 puntos por ganar a uno de 1300? Nada. Y si gana a uno de 1500, seguramente le darán muy poco. Al final, si te dan 1 punto si ganas y te quitan 40 si pierdes, necesitas ganar en proporción de 40 a 1 para compensar. Dudo que un jugador de 1900 puntos de Elo le haga un 40 a 1 a un jugador de 1500. Seguramente si jugara muchas partidas, su Elo se vería rebajado. Jugar con gente de su mismo nivel, implica que no solo están jugando con los mejores, sino que además realmente es todo más justo a nivel de puntuación (y así lo sienten ellos). Por no hablar de que hay jugadores como Mehul o Storyteller, que deberían tener en mi opinión más de 1900 puntos pero no filtran en absoluto y juegan con todo el mundo. Pellizzari es otro claro ejemplo de jugador que debería tener más de 1900 puntos pero al jugar con todos es víctima de estos desequilibrios y le cuesta llegar a ese nivel.  Esto hace que su Elo sea relativamente bajo para su tremendo nivel de juego. Luego, un jugador de 2100 puntos que quiera jugar con ellos, tiene un mal plan si le importan los puntos.

Además, desde el momento en que un jugador de 2000 puntos se crea otro nick de 1200, cuando un jugador con un nick original "aguanta" en 1400 puntos tras jugar partidas contra segundos nicks de los de 2000 puntos, significa que en efecto, a pesar de sus 1400 puntos, su nivel real es de unos 1800-2000 puntos porque está sobreviviendo a los segundos nicks de otros jugadores, y él realmente ni tiene segundos nicks ni hace trampas, simplemente es una víctima más en todo esto.

En definitiva, que no solo tenemos que lidiar con los "infiltrados" de 1900 puntos con su otro nick recién creado, tenemos a jugadores clásicos que "aguantan" por ejemplo en 1400 puntos batiéndose a diario con el segundo nick de 1400 puntos de otro de 1900. Lo cual significa que de hecho, ellos mismos deberían tener 1900 puntos, pero no lo logran. Y es que ahora sí que no quiero revelar públicamente nombres, pero me consta de jugadores que han llegado muy lejos en campeonatos mundiales o Europeos y que no consiguen sobrepasar los 1400 puntos en Playok.  Por no hablar de que he visto varias partidas donde jugadores de 1400 puntos de Elo en Playok batían a otros de 2100 puntos en un torneo en vivo y más de una y dos veces.

Por eso creo que los puntos es algo secundario, y que lo verdaderamente importante es disfrutar. A mi también me gustaría jugar siempre con gente muy buena, pero si pongo limitación de 1500 puntos, a veces me tengo que esperar horas para jugar... Mientras espero me entretengo viendo a las nuevas promesas que se van creando nuevos nicks una y otra vez. Me lo tomo con sentido del humor; es divertido.


miércoles, 21 de junio de 2017

Así da gusto

Así sí


No me gusta beber o comer mientras juego pero cuando estoy cómodamente en mi casa, no puedo evitar hacerlo alguna vez. Al final juego para disfrutar y en ese entretenimiento que es el juego, no puedo evitar prepararme unas patatitas, unas olivas y una bebida aceptable para disfrutar durante la partida. No es habitual que lo haga jugando a 5 minutos, aunque tampoco suele ser habitual en mis partidas de 20 minutos.

Tener el juego a pantalla completa me ayuda a jugar con la misma dimensión que un tablero real, aunque la perspectiva en Playok parece que sea a 3D, no lo es, y hay ligeras diferencias con lo que sería un tablero real. Aun así agradezco el formato de Playok de intentar simular unos discos reales y me parece bastante atractivo. He probado otras páginas web para jugar y se me hace incómodo. Cuanto más realista todo... por mi mejor.  Para mi el juego online es el sustituto del juego presencial: no tengo manera de jugar face to face contra otro jugador, y acudo a Playok.

También opino que beber algo o comer mientras se juega, es un factor importante de distracción, en un juego como el othello donde la concentración debe ser máxima. Cuando comes algo o bebes, puedes apartar la vista un momento del tablero y eso puede ser fatal. Además, pierdes tiempo, que al final puede ser también bastante necesario. Así que intento simplemente no hacer otras cosas que no sea jugar. Alguna vez ha sonado el teléfono mientras y juego y no, no lo descuelgo. Yo no dejo una partida a medias fácilmente, y si se va la luz estoy preparado con el teléfono móvil para volver a entrar cuanto antes. Así que no suelo comer ni beber nada mientras juego.

Cuando sucede es más un accidente. Llego cansado de la piscina y necesito recuperar fuerzas. Jugar al othello la verdad es que cansa y a veces siento que me entra un sueño profundo por el mero hecho de jugar, especialmente a la hora de la siesta. Una bebida alta de cafeína es lo que mejor me va para recuperar fuerzas y no dormirme. Entonces abro una partida a 20 minutos y la gente no entra... me aseguro de que la limitación está pública y siguen sin entrar. Entra un anónimo pero es pateado como patéo Zinedine Zidane el 15 de mayo del  2002. Pasan 10 minutos y no hay rival. No puedo ir a ver la tele, debo estar cerca del ordenador por si entra algún intrépido. Es entonces cuando decido esperar picando algo. 

Basta que me levante a abrir la bolsa de patatas o a por un refresco, y entran a pares en la mesa varios jugadores listos para jugar. Así que no son pocas las veces que voy y vengo corriendo, hasta que por fin empieza la partida. Me toca pensar y a veces voy demasiado rápido al principio. Si el rival tiene un Elo inferior a 1200 voy rápido, si su Elo es superior a 1400 voy despacio y con pies de plomo: Error fatal. Hay que tratar a todos los rivales por igual, entonces empiezo a ir con cuidado igualmente. Llega el juego final, restan 10 movimientos y me quedan 90 segundos. He ido demasiado lento... termino perdiendo la partida por mover mal al final... o no... o la gano. Gano la partida y el rival se queda pasmado mirando. Él ha jugado en 1 minuto y por eso ha perdido. No asume la derrota y decide no mover a pesar de que solo le queda un movimiento. Decide que yo me espere 19 minutos. Entonces es cuando sigo con mi refresco, cuyo sabor viene a ser parecido al de la victoria.

viernes, 16 de junio de 2017

Como funciona EOthello


Hace un tiempo descubrí esta página web para jugar online, aunque tiene una peculiar característica: las partidas pueden durar días. Me impresiona pasar de un extremo a otro; de las partidas de 1 y 2 minutos en Playok a esta tipología de partidas tan largas. Y es que lo habitual es jugar varias partidas a la vez, para mover varias veces en un día. Yo he llegado a desarrollar hasta 5 partidas a la vez. Es divertido ya que tienes que ir juzgando las posiciones del tablero independientemente. 

Sin embargo en mi caso suelo jugar mucho por planes preconcebidos y muy secuencialmente, por lo que a menudo se me suelen olvidar las ideas o estrategias que tenía planificadas durante el día anterior. Y es que si bien es cierto que he podido completar una partida quizá en una hora, durante mucho tiempo me dedicaba a mover una vez al día, por lo que si mi rival hacía lo mismo, jugaba una partida en un mes. 

Puede ser desesperante si movemos al límite del tiempo como hacen algunos rivales. Pasados 3 días la partida está perdida, así que si ambos jugadores apuramos 3 días en cada movimiento... ¡Una partida puede durar 6 meses! (3 días por 60 movimientos). A pesar de todo, jugar así evidencia 2 cosas, una buena y otra mala. 1- Lo positivo de jugar así es que podemos ver movimientos brillantes que jugando en una partida normal no veríamos, ya que disponemos de tiempo relativamente ilimitado. De manera que nos podemos volver muy fuertes en el juego final, puesto que podemos ir contando las opciones. 2- Lo malo es que como comentaba en el anterior párrafo, podemos perder el ritmo de la partida y no aclararnos con la secuencia ganadora. Jugando este tipo de juegos me ha dado la sensación de potenciar la memoria a 24 horas, ya que cada día tenía que hacer un "flashback" mental para trasladar mi memoria a la posición del día anterior, lo cual me incomodaba bastante. 

Sobre el nivel de juego, hay muchos jugadores con mucho potencial, de igual forma que en Playok, así que no nos aburriremos. Personalmente prefiero jugar partidas a 5, 10, 15 y 20 minutos en Playok antes que jugar de un día para otro. El inconveniente más grande en mi caso es que me suelo olvidar de mover y por tanto pierdo así las partidas. Además lo de mover cada día y que una partida dure semanas es algo que no me convence, necesito resultados más rápidos y mayor volumen de partidas para analizar.

miércoles, 14 de junio de 2017

Difundir el othello



Sobre el mes de mayo se está bien al Sol, unos 20-22ºC y los rayos que impactan de forma penetrante en el tablero.  Por momentos parece que las fichas blancas reflejan el Sol como si fueran un espejo. Se quieren poner morenas. Supongo que es un condicionante positivo de vivir en España, hace Sol y la gente pasa más tiempo en la calle. Quizá es imposible o más difícil jugar en la calle a othello en algunos países del norte donde las temperaturas son realmente bajas. Eso a veces me lleva a pensar que el hecho de que jugadores rusos o nórdicos sean tan buenos a este tipo de juegos, es debido en parte al clima. Hace mucho frío en la calle y se está infinitamente mejor en casa... jugando. Creo que leí una vez que en Alemania se hace de noche como a las 5 de la tarde... así que supongo que eso también influye. Evidentemente Japón sería el contraejemplo perfecto.

Aquí en España por desgracia muchos fines de semana no son pocos los jóvenes que se van de botellón. Se compran bebidas alcohólicas (muchos siendo menores incluso de 16 años), y disfrutan del Sol y de los fines de semana bebiendo. Sin entrar en detalles sobre como se divierten, creo que sería mucho más constructivo que dedicaran ese tiempo en aprender a jugar a algún juego o deporte y lo practicaran los días que tienen libres. No hay que generalizar claro, hay muchos jóvenes que no siguen esos malos hábitos. Y es que el othello es un juego relativamente joven, si atendemos a los años 70 como su época de propagación, teniendo en cuenta que seguramente llegaría a Europa unos años más tarde. Por tanto no hay que desesperarse si mucha gente no lo conoce, lo cierto es que su sencillez y su estructura lo hace un juego especialmente apasionante. Aquí comento anécdotas u opciones en las que creo que podemos aportar nuestro granito de arena:

1-Enséñalo a alguien. Es muy fácil y rápido de aprender. Lo de un minuto para aprender y una vida para ser maestro, es realmente cierto. En apenas 60 segundos cualquier persona puede conocer perfectamente la estructura y el funcionamiento del juego, lo que es una tremenda ventaja para presentarlo a cualquier amistad. El hecho de que podamos jugar en el teléfono móvil, también ayuda. Podemos explicar en menos de un minuto a cualquier persona cual es el funcionamiento del juego. Yo siempre invito a que se metan en Playok a jugar, ya que así conocerán a otras personas y empezarán a descubrir el juego en las apasionantes y adictivas partidas a 1 minuto.

2-Regala un tablero. No son especialmente caros. Creo que el precio de los más baratos oscila los 20€. Yo tenía varios y uno lo regalé a mi sobrino, ahora me queda otro y tengo pensado comprarme algunos más en el futuro. Que alguien tenga un tablero físico del juego creo que es importante para que le entren ganas de jugar. Incluso aunque no sepa jugar, tal vez un día encuentre el tablero por su casa y suscite su curiosidad y piense: ¿cómo se jugaba a este juego?

3-Participa en un torneo. Por último, si participamos en un torneo, también estamos contribuyendo. No es necesario ser muy bueno para participar en un torneo. Lo importante es pasarlo bien jugando. Tampoco voy a negar que a todos nos gustaría ganar cuantas más partidas mejor, pero precisamente cuanta más gente haya, más partidas podremos ganar. No obstante la decisión de participar en un torneo es personalísima, y aunque conozcamos a gente que sepa jugar, al final les corresponde a ellos tomar la decisión sobre participar. Aun así, yo siempre les animo a que lo hagan.

viernes, 9 de junio de 2017

Maniobras de distracción

El otro día cuando hablé de seguir el orden en el juego final, asimilando los movimientos a un reloj, fui demasiado simplista. Pero es que cuando se tratan de dar explicaciones del juego final cuando es relativamente algo complejo, a veces dar pequeños tips sencillos creo que resulta más fácil y más comprensible para todo el mundo. Y es que como he comentado en otras ocasiones acerca del juego final, a veces resulta complicado si centrarse en la paridad (y en sus posibles trampas) o bien lo importante es tratar de sumar, o si ya hemos sumado, conservar o defender los discos que tenemos. 

Y es que nuestro rival se retorcerá como una serpiente que está siendo acribillada a garrotazos para tratar de evitar la sacudida final. Buscará salida por donde sea. En esa búsqueda suya podrá tratar de realizar maniobras que no hemos previsto, y en el juego final creo que es clave preveerlas. Debemos hacerlo porque él puede forzar alguna trampa de paridad para terminar el juego. Si su color es negras, puede forzar que nosotros movamos 2 veces, o que no podamos mover, lo cual aun sería peor. 

Pero sobre todo, trato de buscar normas generales y no las encuentro. A veces creo que debemos seguir a rajatabla nuestro plan preestablecido, pero como viemos en el vídeo del problema de Othello Japan 4, no siempre será correcto. Sí que acostumbro a seguir una norma general que suele funcionar: Si te complicas, sigue complicándote todo el juego. Si no te complicas, no te compliques. Las medias tintas en este juego no suelen funcionar. Siempre digo que tienes que tener muy claro a lo que juegas. Miles de partidas de análisis a largo plazo pueden nublarte el ver algunas jugadas, por lo que una vez más aconsejo jugar en su justa medida. 

Y es que en partidas de 1 minuto tras hablar con bastantes jugadores, me reconocen que muchas veces no hacen pensamientos de profundidad. Es decir, en la parte final del vídeo donde comento que hay 2 fichas negras en la fila 2, creo que se puede ver fácilmente si profundizamos y pensamos en las secuencais que siguen a mi toma de la esquina superior derechar. Sin embargo, muchos jugadores coincidimos en que a 1 minuto más vale mover por intuición y lo que a ojo te pueda parecer correcto, ya que ese análisis de profundidad requiere al menos 5 segundos, segundos de los que evidentemente, puedes ya no disponer.

miércoles, 7 de junio de 2017

Consultas


Hace tiempo elaboré una tabla de referencia por errores estimados según el Elo que cada jugador tuviera en Playok. Un día de estos la publicaré, aunque debería actualizarla y por lo laborioso que es no creo que lo haga. Básicamente podemos analizar partidas de finales de campeonatos mundiales o Europeos y comprobar como los mejores jugadores cometen 3 o 4 errores en un juego. Este dato por sí solo no aporta toda la información, puesto que si el juego es más cerrado y una de las 2 partes tiene pocas opciones, evidentemente cometerá menos errores. Sin embargo sí que resulta evidentemente improbable que un jugador de un nivel medio cometa tan poquitos errores en un juego.

Más importante y como comenté en este anterior artículo, una configuración del Zebra a 20 de profundidad, va a reflejar de 3 a 4 errores en mi análisis a 24. Si la profundidad del jugador tramposo es incluso inferior a 20, todavía se reflejarían más errores en mi análisis, dando la sensación de que es bueno y se equivoca poco. Si encima la aleatoriedad no la tienen nula, todavía la partida quedaría más disimulada. Y es que al final resulta casi imposible saber al 100% si un jugador online hace trampas, por lo que lo único que nos queda es valorar si para su Elo puede jugar de una determinada manera.

Por ejemplo: mi experiencia es que en el año 2012, yo ya sabía jugar bastante... pero rara vez bajaba de los 10 fallos por partida. Un jugador por tanto que baje de esos errores, puede estar sin duda haciendo trampas si su Elo no es muy elevado, por ejemplo digamos inferior a 1200 puntitos. Pero cuando cometen 3 o 4 errores con ese nivel de Elo, es todavía más sospechoso. No tiene sentido lógico que su nivel en errores (a veces incluso en varias partidas) sea el mismo que los mejores jugadores del mundo, digamos que 1700 puntos de Elo en Playok. 

Pero hay todavía un factor más crucial y a la vez complicado de demostrar. Las consultas. Yo mismo tengo el Zebra en el teléfono móvil. Muchos jugadores pueden reproducir el juego aprovechándose de los 20 minutos de mis partidas para tratar de consultar el juego final. Desafortunadamente, sospecho que muchos prefieren no equivocarse al final, que al principio. En mis partidas a 20 minutos del mes de Junio se ve muy claramente. Si no las cierro muy rápido (es decir, dejo al jugador sin opciones de remontada posible) me suelen remontar muchas, tal y como sucedería si alguien juega con el Zebra. Luego el análisis revela que ciertos jugadores de 1200 puntos cometieron de 2 a 3 errores, pero claro, solo contra mi, en el resto de partidas juegan "mal". De hecho es bastante revelador y torpe por su parte: jugadores que a 5 minutos les he ganado con extrema sencillez, a 20 minutos se transforman y son terriblemente buenos (es el caso del jugador Clj).

Y es que estaremos de acuerdo en que en el othello lo más complicado es el juego final. Es fácil dejarse puntos en esa fase del juego e incluso para los mejores jugadores es complicado acabar un juego de forma perfecta. Es por tanto muy sospechoso que jugadores aparentemente sin un Elo muy elevado, puedan desarrollar un juego final perfecto. Si a eso añadimos que no están en el juego en ese momento como bien lo revela Playok o tardan demasiado, podría significar que están simplemente consultando el Zebra u otro programa de apoyo. En definitiva: Zebrear una partida completa y en su totalidad es algo aburrido y que no creo que sea habitual, sin embargo consultar puntualmente un movimiento sí que creo que es algo que hacen bastantes jugadores, especialmente si se aburren durante la partida.

viernes, 2 de junio de 2017

Problemas de Othello Japan - 4

Las agujas del reloj

A menudo cuando jugaba partidas de 1 minuto, pensaba en una secuencia ganadora y la ejecutaba. Supongo que si eres bueno, esa secuencia te suele dar la partida por ganada, y si no eres tan bueno, terminas perdiendo. Aunque ya no juego a un minuto, a menudo en mis partidas de 5 o 10 minutos, se me consume el tiempo y a falta de 10 segundos poco importa el tiempo que tuviera al inicio... debo pensar, creer y apostar por una secuencia y llevarla a cabo sin pensar. 

Así fue como empecé a fijarme que los juegos suelen generar un orden de jugada, que se puede resumir muy a lo bruto en seguir el sentido de las agujas del reloj o no seguirlo. En ocasiones, rivales experimentados tratan de realizar en el juego final maniobras de despiste, que aunque no les dan la partida por ganada, nuestro cambio de sentido en el juego final puede hacer que perdamos la partida por la mínima. Comparto un vídeo donde perdí una partida y así de paso explico brevemente este concepto. 

Como vemos en los 2 vídeos que comparto, este tipo de operaciones son muy útiles cuando nos quedan escasos segundos para terminar el juego, que por otro lado es muy probable que tengamos que mover los últimos movimientos en pocos segundos, ya sea en partidas rápidas o en una partida oficial. Son inumerables las veces que a mi me ha sucedido o que he visto en partidas presenciales que el jugador debe tomar decisiones rápidas. Pararte a pensar a veces, implica que el tiempo se agote y se pierda la partida.


Y es que no solo tenemos que saber cual es el orden sino conocer el inicio del juego. Durante una temporada valoraba el inicio en base a la paridad... y casi siempre perdía, puesto que la paridad no siempre resulta clave. Creo que es importante en el othello cuando descartamos una opción, no volverla a considerar, ya que no solo perdemos tiempo, sino que además en caso de reconsiderarla y llevarla a cabo, estaríamos perdiendo mucho tiempo y teniendo dudas sobre la secuencia final. Por tanto, el orden final importa, importa porque construimos el juego final desde los laterales, y retroceder o ir al terreno del rival no siempre es una buena opción. Moverse de derecha a izquierda o de izquierda a derecha con cierto orden, a menudo trae buenos resultados.