viernes, 31 de marzo de 2017

Partidas de 1 minuto


El otro día quise probar de jugar partidas de 1 minuto, y para no engancharme demasiado, decidí jugar 5 y jugarlas sin clasificación, ya que considero que son partidas muy locas y aleatorias, donde el hecho de que sean puntuables quizá no debería ser algo a tener en cuenta. A pesar de no ser clasificables, son muchos los jugadores a los que no les importa jugar, aunque también son muchos  a los que no les gusta y se largan nada más empezar.

Mi opinión es que son partidas muy adictivas, ya que potencian la aleatoriedad en un juego a la vez apasionante como el othello. Leí en una revista científica, en un artículo sobre psicología, que el juego más adictivo que existe es el poker. Algunos analistas trataban de analizar cómo un juego tan aparentemente sencillo como el poker, podía ser tan adictivo, hasta el punto de que no eran pocos los casos de personas que se habían arruinado jugando. 

El factor aleatorio es algo crucial para entender la alta adictivilidad de las máquinas tragaperras u otros juegos de Casino. El jugador siente que es buen jugador, de hecho la mayoría de jugadores que juegan al poker o a las tragaperras creen que son muy habilidosos. Eso potencia la sensación de que si pierdes es por mala suerte, y que por tanto tienes que seguir jugando para convertirte en un jugador ganador. Esta faceta se potencia mucho en las partidas de othello a 1 minuto, donde terminas moviendo muchas veces por instinto y no por razonamiento. Te da la sensación de que pierdes porque has tenido mala suerte, y de hecho muchas veces estás en lo cierto, ya que hay rivales muy habilidosos a 1 minuto pero que si consigues romperles la apertura o los trucos de su juego, les puedes ganar posteriormente más veces. Si a eso le añadimos las aperturas xot, donde el componente aleatorio es evidente en ese tipo de aperturas, hacen de las partidas a 1 minuto unos juegos tremendamente adictivos. 

No obstante sí creo que de vez en cuando está bien permitirse jugar algunas de estas partidas para valorar qué tipo de movimientos hacemos sin pensar. Podemos comprobar cual es nuestra velocidad en ver ciertos movimientos correctos, y esto nos puede venir muy bien cuando juguemos partidas a más tiempo, ya que nos va a dar bastante confianza. En mi opinión el principal problema de este tipo de partidas es jugar el juego final, cuando ni siquiera tenemos un minuto para pensar. Ahí es cuando entra haber jugado rápido la apertura, para al menos tener 40 segundos para tratar de apostar por una secuencia. 

El auge de las partidas xot ha desactivado directamente las aperturas. Y es que antes a 1 minuto, te podías defender porque al fin y al cabo podías hacer los 10 primeros movimientos sin pensar. Ahora al jugar una partida xot, deberás pensar también al principio, si no quieres que la cosa se te ponga muy complicada demasiado pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario