viernes, 24 de febrero de 2017

Estrategia - Capítulo 1: Aperturas

Parte I 

Es un tema que está desarrollado en varios manuales y páginas web aunque si inicio una serie de vídeos sobre estrategia creo que es necesario comentar brevemente algunas aperturas. Cada una tiene su nombre, y la variedad es enorme. En mi opinión está bien entrenar aperturas... pero hasta cierto punto. Las combinaciones son casi infinitas. Cada vez que hablo de aperturas no puedo evitar acordarme de un jugador argentino que me comentó que se sabía 400 líneas de aperturas. En vez de memorizárselas jugando con el Zebra, me imagino que se las memorizaba directamente desde el papel. 

Sin llegar a ese extremo, creo que está bien que desarrollemos nuestra apertura perfecta o habitual, al menos con negras. (Notad que tener varias aperturas buenas con negras, implica que también las conoceremos con blancas). Está bien tener varias aperturas diferentes para las 2 posibilidades con blancas de hacer el corte diagonal o perpendicular. También es aconsejable empezar siempre igual, ya sea arriba, abajo, derecha o izquierda. Recordemos que por temas lógicos, nuestro rival en una partida presencial verá la apertura justo al revés, y que las posibilidades de que él se sienta cómodo con la misma también depende del número de veces o variantes que haya jugado con dicha simetría. Actualmente no cuento con datos sobre qué tipo de jugadores con negras abren hacia determinado punto. Me atrevo a decir que está bastante repartido, aunque detecto quizá que más jugadores abren a la derecha o abajo, quizá por el tema de ser diestros, no lo sé. 

Podemos jugar con el Zebra un rato para comprobar que las combinaciones no se acaban nunca. Cuanto más movamos, más combinaciones habrán, y más difícil a la vez será que nuestro rival se sepa la apertura, especialmente si intentamos hacer "cosas raras", es decir, variar a propósito haciendo un movimiento incorrecto para hacer lo que se conoce como "sacarle de su libro de aperturas". Cuando se hace eso, es aconsejable no desviarse en más de 4 puntos de desventaja. También es importante tener en mente que a partir de 5 o 6 puntos, también será para nosotros más arriesgado. Un jugador muy bueno raramente te va a perder 2 o 4 puntos por error. Por lo que si tu te desvías por ejemplo a un -8, vas a tener que esperar que cometa 2 o 3 fallos para remontar. Además, no sólo él se puede equivocar: también te puedes equivocar tú. Así que un -8 se te puede convertir si te equivocas en un -14 o un -20 y ya no hay casi nadie que remonte eso ante un jugador de mucho nivel. 

Imagina que estás en un -20, no solo tu rival se tiene que equivocar o muchas veces o liar una muy grande, tu también tienes que ir jugando perfecto para que ese -20 no degenere en un -30. Es algo que a mi me gusta del reversi u othello, que igual que sucede con el fútbol, cuando vas perdiendo 3-0 o 4-0 es muy complicado remontar, y si encima te meten otro gol, pues más complicado todavía... y el tiempo que se acaba, igual que en el othello. El tiempo lo marcan los movimientos que te quedan, que pueden marcar las opciones que tienes para remontar la partida. 

Sobre remontadas hablaré otro día. Como vemos, podemos analizar distintas aperturas con el Zebra que den muchas opciones malas a nuestro rival y solo una buena (y si es posible no evidente). Hablar de cada apertura me llevaría quizá un artículo en sí mismo, así que aquí únicamente he pasado rápido por algunas de ellas. En la próxima parte comentaré brevemente algunas aperturas de cierre, que dejan el resultado a 0 nada más empezar, así como algunas variantes más. Si no os podéis esperar, os dejo aquí este enlace interesantísimo sobre algunas aperturas. Esta página también está muy chula y seguro que os gustará. 

Por último, como muchos jugadores buenos se conocen entre ellos, es habitual que se analicen las aperturas para tratar de buscar el punto débil del rival. De ahí que muchos jugadores se guarden sus aperturas buenas para una final o una partida importante, sin tratar de revelar sus cartas en un momento demasiado prematuro de un torneo, lo que puede dar posibilidades a otros jugadores de vencerles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario