viernes, 13 de octubre de 2017

Problemas de Othello Japan - 7

Capítulo 7: Cuenta o reza



Primero debemos no perder de vista la diagonal que nos puede dar la partida. Y es que en tipos de juegos donde el rival ha atesorado laterales, nos quedan las diagonales como instrumento de último recurso. Puede ser clave que el rival tampoco tenga su diagonal disponible, puesto que una diagonal nuestra podría ser contrarrestada por otra Diagonal del rival. Por eso algunos jugadores argumentan que la mejor técnica es que al menos tu tengas una Diagonal, así te olvidas de la del rival y simplemente valoras poder tirarla en cada jugada a la vez que estás atento a que tu rival no se te adelante.

Pero no siempre es tan fácil. Primero porque en el problema de hoy el rival puede cortar la Diagonal, aunque es a costa de sacrificar otra esquina, claro que lo hace en un momento tan tardío del juego que es posible que esa esquina ya no valga nada, o muy poco. Segundo porque la imposibilidad de nuestro rival de tirar la Diagonal en un momento puntual del juego, no tiene por qué repetirse ciertos movimientos después. En el problema de hoy comprobamos como nuestro rival tiene la esquina de H8, por lo que debemos valorar la estabilidad del disco en G7 para determinar que blancas no puede estar incordiando con una Diagonal. Por último: nuestra obcecación en controlar diagonales puede costarnos tiempo vital en la partida, y confundirnos pensando en ello cuando la estrategia de victoria de blancas puede pasar por otro tipo de trampas o ataques (paridad, paralelos, etc). Así que como siempre digo; el muy buen jugador de othello es capaz de tener muchas variables y posibilidades en mente, a la vez...

Una vez empezamos bien el problema de hoy, vemos que comento la curiosa tesitura que se nos puede dar al contar. Podemos hacerlo de forma directa o ir uno por uno. Yo aconsejo hacerlo de forma directa cuando tenemos laterales limpios completos, ya que se va más rápido, e ir uno por uno en los demás casos. También es cierto que si en el reloj nos quedan 10 minutos, nada nos impide ir más lento para asegurar. ¡Es terrible tener que contar en el juego final y tener solo 1 minuto de tiempo! Por ese motivo son muchos los jugadores que tratan de jugar relativamente rápido el juego medio.

También en el vídeo comento que me quedo con 30, en vez de con 32 al sumar el +8. Y es que se me pasan los 2 discos a modo de empate que se han sumado en el movimiento anterior, con lo que en realidad, cuadra para un 32. Es importante tener esto en cuenta. Antiguamente yo contaba anotando las diferencias en la hoja, pero como no he visto que nadie lo haga, prefiero no hacerlo por si acaso me dicen que no está permitido. Las reglas no están muy claras y viendo que solo sancionan a "pringados", prefiero no hacer nada raro. En mi casa alguna vez lo he hecho, y se tarda algo más, pero si no te equivocas puedes preveer el resultado exacto en cada punto de la secuencia.

Así que en el problema de hoy al final la clave era reconocer el tiempo que podíamos tener disponible para jugar en el juego final. Vemos como la secuencia ganadora quizá no es muy evidente. Creo que debemos contar necesariamente para valorar que un +2 y posterior -2 es lo mismo que un +6 y posterior -6. A partir de aquí nos fijamos en el disco en B1 y nos damos cuenta de que ahora podemos voltearlo al tomar la esquina superior derecha. En todo caso debemos contar, y rezar para que nos quede algo de tiempo para ello... 

miércoles, 11 de octubre de 2017

Viajo por todo el mundo a través de internet

Jugando con jugadores de todo el mundo por internet

No acostumbro a hablar en ninguna de mis partidas, pero cuando lo hago, suelo liarla. No soy mal pensado, pero es ponerme a hablar con un compañero de juego y mis errores empiezan a ser clamorosos. Estoy convencido de que la concentración es un factor clave en el othello. A menudo pienso que la diferencia entre el top 10 de jugadores de Othello y el resto (quizá hasta el top 500) únicamente se basa en que los primeros consiguen un punto de concentración más elevado durante toda la partida. Gracias a ella: mantienen diferentes variantes de jugadas en la cabeza y son capaces de ver más movimientos en profundidad. Por eso he criticado duramente el uso de dispositivos electrónicos durante un campeonato: ¡Que atroz crimen!

Y es que tampoco es habitual encontrarte con un jugador turco en Playok. Manteniendo una larga conversación con él, a veces te das cuenta de que lo realmente importante es pasar un rato agradable jugando, y que tal vez no importa tanto no hablar, sino incluso perder la partida si hablando te lo pasas mejor. Y eso fue lo que hice, empecé a hablar (mejor dicho, chatear) con dicho jugador. Algunos jugadores se sienten molestos si les das consejos durante la partida (no lo comprendo, pero de ello hablaré otro día), así que no acostumbro a hacer comentarios salvo que me den feedback. 

Tampoco os voy a engañar, si le hablé fue porque creía que la partida no corría peligro, pero aun así estuvo a punto de ganarme. Y es que más vale una imagen que mil palabras, pero como es un blog, debo escribir algo al respecto :-) Como os podéis imaginar, la conversación venía de que le apasionaba el othello pero no podía jugar en ningún campeonato, pues en Turquía parece que no hay torneos habituales. Yo le contesté que podía viajar por Europa, una contestación que alguna vez otro jugador me ha hecho a mi mismo. Él contestó exactamente lo mismo que lo que suelo contestar yo: vivimos en una sociedad ultracapitalista en la que las clases medias se diluyen. Un viaje por Europa para jugar un campeonato te puede suponer no menos de 200€ suponiendo donde te vayas a alojar. Eso sin contar el tiempo, suponiendo que tu trabajo te permita compatibilizar, como ya comenté en este artículo donde hablo de la crisis en España. 

En Turquía parece que no es muy diferente. Pero me gustó especialmente la contestación de este jugador acerca de que realmente no tenía necesidad de viajar por el mundo jugando campeonatos. ¿Por qué iba a hacerlo si ya puede jugar con jugadores de todo el mundo a través de Playok?  Una visión bastante lógica. Salvando las distancias de lo que es un juego presencial respecto de un juego online (por eso de nuevo insisto en retirar dispositivos electrónicos de campeonatos), su contestación fue muy en la línea de muchos artículos de mi blog. 

Yo no puedo jugar presencialmente a othello. Entonces, juego por internet. Intento jugar los torneos que se dan en mi país, y trato de disfrutarlos al máximo. Soy consciente de que hay otros jugadores que tal vez jueguen más en vivo y menos por internet, y quizá para ellos no es molesto sacar el teléfono para transcribir la partida en directo, pero como yo quiero disfrutar de cada movimiento sin verlo en una pantalla, no me acaba de convencer. Qué demonios, las partidas podrían incluso no ser transcritas, y lo preferiría antes que usar el móvil. Así lo han hecho en Japón durante un tiempo, y aunque un torneo que deba considerarse serio debe utilizar transcripciones, también debe tener ciertas reglas al respecto. 

Pero me queda la resignación. A veces piensas en esos jugadores que conoces y que juegan torneos viajando por Europa y te das cuenta de que no tienen quizá los pies muy en el suelo con algunas de sus normas. A veces me olvido de que en Brasil, Argentina o Turquía, existen muchos y muy buenos jugadores de othello que no pueden viajar. Eso no significa que no tengan derecho a ser respetados y que se intente hacer todo lo que se pueda de manera que si ellos tienen la oportunidad de jugar en su país, sea en unas buenas condiciones.

viernes, 6 de octubre de 2017

Estrategias Avanzadas - Capítulo 1

Capítulo 1: Sin miedo a los unbalanceados

A menudo me pasa en el juego que no me atrevo a unbalancear (o desequilibrar lateralmente) porque no tengo todavía establecido un patrón claro de juego por el cual pueda atacar. Lo ideal es forzar que se desequilibre el rival justo en el momento en que ya tenemos la Stoner preparada. Si además tiene que entrar en la esquina, mucho mejor. Sin embargo, esta situación deseable no siempre se da (diría que de hecho muy pocas veces) contra jugadores buenos. Eso significa que tendremos que unbalancearles mucho antes de que tengamos opciones de lanzar la Stoner. La implicación lógica son una serie de partidas perdidas por tratar de unbalancear al rival sin tener claro el ataque lateral. 

Adjunto una captura de pantalla de una partida en el EGP en el 2017 donde yo jugaba contra Marc Tastet. En este caso mueven negras y yo decidí jugar C8, una opción incorrecta pero que empezaba a desequilibrar a blancas por el Sur. Sin embargo, y como he comentado en algunos vídeos, es importante tratar de que nuestro rival no tome dos laterales adyacentes. Por otro lado, en esta jugada, aunque el jugador con blancas todavía no está del todo desequilibrado y no es la misma jugada que comento en el vídeo, sí que puedo aplicar la teoría de desbalancear para ir "preparándole" para un hipotético ataque por la derecha. Sin embargo, a menudo estas técnicas acostumbran a fallar.


Podemos ver en la captura que comparto que tengo salida por F2 e incluso por E2. También tengo salida por A5 si decido abortar mi estrategia. Aquí mi técnica de no malgastar demasiado tiempo en la apertura me jugó una mala pasada, y jugar rápido al principio fue mortal, motivo por el cual ya no utilizo dicha estrategia. Pero al margen de las cuestiones del tiempo, el análisis de este tipo de posiciones demuestra lo complicado que es atacar un lateral sin que el juego se haya completado por el lado opuesto. 

En el vídeo comento una situación donde soy yo el que debe tomar el lado desbalanceado. En la captura que comparto, mi posterior ataque en A4 y a A6 para dejar a blancas desequilibrado en la izquierda, resulta ser un rotundo fracaso. Creo que puede tener sentido pensar que teniendo salida negras por la frontera superior, puede forzar un ataque Stoner jugando en B2, y posteriormente tomar los dos laterales que momentos antes había construido, en el sentido contrario de las ajugas del reloj. Esa era mi idea, sin embargo secuencias posteriores demuestran que un ataque por el norte resulta absolutamente infructuoso y fracasado. 

A destacar el hueco en B3, que muchas veces es clave. Sin ese hueco en esa posición, el ataque con negras resulta ser mucho más sencillo. Un movimiento de negras forzado en B3 deja a blancas en bandeja el lado balanceado y mi única estrategia de ataque desactivada.  Dependes de que blancas lo tome, y como blancas tampoco sea mal jugador, no será fácil que caigan en una clásica Stoner de novatos. Por lo que al final contra jugadores muy buenos, a mi me ha funcionado mejor posicionarme en los lados y olvidarme de forzar unbalanceados y tratar de no unbalancearme yo. 

Sin embargo a veces quiero jugar tan bien, que me olvido de estas pequeñas lecciones básicas. Y es que mi teoría siempre ha sido que si un jugador consigue unbalancearme, debo hacerlo. Al fin y al cabo él puede ser muy bueno, si es bueno y consigue hacer que me unbalancee y poder tirarme la Stoner, no queda más que felicitarle. El tema está en que nosotros casi siempre podemos optar por no unbalancearnos. El problema viene cuando no hacerlo es mucho peor que hacerlo. Por eso hay que valorar todo el tablero, y echar cuentas por el lado por el que creemos que tenemos ventaja. Las fronteras con discos de nuestro rival están para atravesarlas, pero debemos hacerlo en el momento adecuado.

miércoles, 4 de octubre de 2017

Attasan

Más de 1700 puntos de Elo

Hace unos años gané a mi primer jugador de +1700 puntos de Elo en Playok y me hizo mucha ilusión. Attasan era un jugador de Playok de unos 1750 puntos de Elo. A fecha de Agosto del 2017, ese nick ya no existe en Playok. Tras ciertas investigaciones, he descubierto otro que incluye un 6 al final, pero no puede ser el mismo nick ya que éste se registró en el 2014 y creo que yo jugué contra él mucho antes. Sin embargo me atrevo a deducir que puede tratarse de la misma persona. 

Lo último que supe de él es que había protagonizado un "bajonazo" siendo víctima de los "nuevos nicks" y de los troles de Playok, siendo su Elo muy inferior al que tenía cuando me enfrenté a él la primera vez. El orgullo como comenté hace unos días, y seguramente el sentirse víctima de tantos faltones y tramposos, seguramente terminó por hacer que dejara de jugar. Una lástima. Aunque quién sabe si volvió a registrarse con otro nick y ahora es Attasan6.

Él era/es japonés. Hay ciertos jugadores japoneses que aun abren partidas a 10 y 15 minutos en Playok. La partida que jugamos, fue a 10 minutos. Era el año 2012 y yo tenía poca idea de jugar. Sin embargo las más de diez mil partidas de 1 minuto jugadas años antes, sirven de base para perfeccionar el juego para al menos no cometer ciertos errores. También me ayudó leer los libros de Tastet y Rose. Durante mis partidas de 1 minuto creo que nunca llegué a jugar con alguien de más de 1700 puntos. Posteriormente, del 2013 al 2017 caí en la trampa más de una vez y ya sí que tuve el honor de jugar con ellos a 1 minuto, pero antes nunca. Alguna vez jugaría con algun jugador de 1600 puntos y de diez partidas le ganaría una. Me impresiona aun hoy ver a jugadores de 1700 points cosechar un parcial de 20 a cero contra un jugador de 2000 puntos. Analizándolas concienzudamente te das cuenta de que de esas 20 partidas, el jugador de 1700 puntos tiene ganadas la mitad a falta de menos de 10 movimientos, pero simplemente o se le acaba el tiempo o por ir de prisa al final termina liándola, lo que apoya la tesis que defiendo en este artículo y en parte de mi blog: A un minuto no se puede juzgar el verdadero nivel de un jugador de othello. Es más: hay auténticas máquinas de ganar partidas a 1 minuto pero que jugando a 20, no muestran tal contundencia como para ganar 20 a 0 a otro rival. 

Entonces yo realmente jugaba a 5 minutos porque podía, no porque quería. Yo quería jugar a 1 minuto, pero me entraban mareos y no podía. Era curioso el ver como al probar de jugar a 2 y 3 minutos, me entraban mareos pero de intensidad menor que jugando a 1 minuto. Jugando a 5 minutos sin embargo, los mareos eran prácticamente inexistentes. 

Por eso hoy en día sé de lo difícil que es convencer a un jugador que juega partidas de 1 minuto, para que lo deje y disfrute del juego jugando partidas a más de 5. Es muy difícil cambiar ese hábito. Casi tanto como dejar de jugar en Playok, cuando ya es algo que pasa a formar parte de tu vida cuando casi a diario echas un rato agradable jugando. Ya he comentado por el blog en otros artículos como mi relación era muy tajante. Tras jugar varios días muchas horas, me decía a mi mismo de no volver a entrar en mi vida al reversi. Años después empecé a darme cuenta de que se podía jugar con la mesura correcta. 

Así fue como jugaba a 5 minutos, y muchas veces perdía las partidas por falta de tiempo. Me planteé subir a 10 minutos, pero me parecía demasiado. Sin embargo una vez vi a Attasan esperando en su partida a 10 minutos y decidí entrar y jugar. Pero decidí jugar bien, tratando de aprovechar el tiempo al máximo y de dar el 100%. No fue una partida fácil, pero conseguí ganarla, después de que ambos prácticamente agotáramos nuestro tiempo. Me pareció muy llamativo poderle ganar la primera partida que jugué con él, y aquello motivó que empezara a abrir partidas a 10 minutos. Me di cuenta de que podía igualmente ponerme nervioso en una partida a 10 minutos, ya que en mi caso los nervios dependían del tiempo que me quedara en el contador.

El posterior EGP me hizo darme cuenta de que en realidad, el othello es un juego en el que para dar el 100%, al menos se requieren 20 minutos de tiempo para poder pensar algunas jugadas y contar algunas secuencias en el juego final. Aquel día me di cuenta de que hay muchos "trileros" expertos en jugar a 1 minuto o en partidas cortas, que hacen muy bien su juego pero que en un torneo quizá no lo harían tan bien, motivo también por el cual algunos a pesar de ser muy buenos jugadores a 1 minuto, no participan en torneos. Porque en un torneo con 20 minutos de tiempo, sus pillerías y trampas a 1 minuto, como ya comenté anteriormente, sencillamente no funcionan.


El ganar a Attasan me hizo coger mucha confianza, porque fue la primera de más partidas que jugué contra él, entre las cuales llegamos a cosechar un parcial bastante semejante (quizá 3 o 4 victorias mías por 5 o 7 derrotas). Eso hizo que mi Elo subiera por primera vez por encima de los 1600 puntos en Playok y que me diera cuenta de que no debo caer en la trampa de jugar partidas rápidas porque eso no es othello: eso sencillamente es una ruleta del azar. Al jugar partidas a 1 minuto, mi Elo volvía a caer por debajo de los 1500 puntos, lo cual reflejaba muy bien las diferencias en el sistema de juego.  El hecho de que algunos de los mejores jugadores del mundo jueguen (Foompykatt) hace que muchos otros crean que eso es lo correcto y que está bien para mejorar, pero creo que no es cierto en absoluto. 

Primero: muchos de los mejores jugadores del mundo que juegan a 1 minuto, juegan también respectivos torneos (como el WOC) donde el tiempo es superior a 20 minutos, así que en realidad, aunque no lo veamos, también juegan partidas largas. Segundo: no sabemos si dichos jugadores juegan también a más tiempo en otras plataformas como My Little Golem y EOthello, e incluso en Playok a 5 o 10 minutos con otros nicks.

Así que tras ver a Attasan he visto a más jugadores como Nominosukune, que juegan también partidas largas. Contra ellos me conformo con que las partidas sean igualadas. En general, jugadores con rankings con menos de 1000 juegos supongo que se debe a que juegan este tipo de partidas. No hay que aburrirse: se puede llegar a jugar aprovechando 5 o 10 minutos para pensar una secuencia o una posición ventajosa. Rara vez hago "look ahead" más de 3 movimientos, algunos jugadores se creen que los muy buenos jugadores hacen eso, pero yo no lo creo. Simplemente valoran pros y contras en una jugada, algo que evidentemente es casi imposible hacer a 1 minuto. 

viernes, 29 de septiembre de 2017

Pasmadez

Y rabiosidades

Siempre hay malos perdedores en todos los juegos. Desde el jugador de fútbol que se autoexpulsa, hasta el jugador de Tenis que rompe la raqueta. Todos habremos visto alguna vez un vídeo de este estilo. Últimamente lo veo menos en el fútbol, y es que parece que los equipos de Primera División deben gastar algo de dinero en psicólogos para tratar de evitar este tipo de situaciones negativas que se pueden dar en algunos jugadores. Y es que la tensión es mucha, a veces, se juegan mucho. Sin embargo, curiosamente las mayores disputas, agresiones e insultos se dan en partidos de tercera división o inferior, curiosamente de nivel amateur. Parece como si algunos jugadores pagaran sus frustraciones sobre el campo. Yo he jugado varios años a fútbol en esos niveles y lo he vivido.

Recuerdo al ex-seleccionador nacional Vicente Del Bosque, que creo que antes de la final del Mundial que ganó España en Sudáfrica, les dijo a los jugadores que era solo un deporte y que salieran a disfrutar. Intentaba relajar el tema, evidentemente. Por otro lado no son pocas las veces que hemos visto en países de latinoamérica como por desgracia estampidas de aficionados se lian a golpes en un estadio. Tan lamentable como cierto. 

Y veo el vídeo que edité del Crazy German Kid y buscando por youtube veo decenas de vídeos parecidos de chicos que jugando online la toman a golpes con todo lo que pillan a su alrededor. No puedo evitar acordarme de ellos cuando alguien se queda pasmado, abandona o insulta. Evidentemente no todos los jugadores son así, pero sí muchos de ellos. Supongo que es un handicap a tener en cuenta cuando se juega online.


Otro día me centraré más en los insultones, que para mi son los rabiosos Premium. Pero hay que vigilar también con los que abandonan o se quedan pasmados. Esos jugadores están a un paso también de explotar. Deben pensar que es un juego al fin y al cabo, y mentalizarse de que tampoco pasa nada si se pierde. Deben aprender a disfrutar más del juego y a tratar de respetar a la otra persona que está jugando con ellos: al fin y al cabo sin la otra persona, tampoco ellos podrían jugar. 

Tampoco voy a ser hipócrita; a mi no me gusta perder. Pero no la tomo con el rival. No le insulto. Cuando pierdo suelo dar la enhorabuena y largarme a analizar la partida, eso es todo. Posteriormente puedo volver a preguntar por su estatus WOF a dicho jugador, por lo que su no revelación puede hacerme pensar que haya podido hacer trampas. Este es un tema muy debatido y controvertido a la vez, y ya que juego en internet, me gustaría redactarlo en otros artículos, aunque por aquí ya escribí algunos matices. Y es que muchos jugadores estamos de acuerdo en que resulta difícil de creer que el análisis revele que juegas mejor que por ejemplo Suekuni, y luego ni siquiera has jugado un torneo en tu país. Más llamativo aun, si encima vives en Francia u otro país con torneos habituales de othello en distintas ciudades.


No son pocas las veces que gano a un jugador y tras quedarse pasmado vuelve y me arrolla espectacularmente. La sospecha de trampas se ciñe sobre su sombra. Pero sobre todo, son jugadores de los que no podemos extraer ninguna información. Tal vez se han ido al baño a hacer sus necesidades, o tal vez están realmente preocupados y tratan de hacernos perder el tiempo. No se dan cuenta de que en realidad, también ellos pierden su tiempo. 

Especialmente llamativos son algunos vídeos que he subido donde el jugador prefiere rendirse antes que acabar la partida, a falta de un movimiento. Se creen que pueden molestarnos de alguna manera. No lo comprendo. No se si hay algo de orgullo en todo esto. Cuando intentaba aperturas de 64-0, no eran pocos los jugadores que preferían rendirse y jugar otra partida antes de mover por última vez.


En definitiva, que es un comportamiento que no comprendo pero que algunos jugadores tienen. Las partidas de 1 minuto hacen mucho daño, estoy convencido. En parte son buenas, en parte son malas. En su justa medida son un disfrute tremendo, pero jugadas de más, se convierten en una droga capaz de transformar a las personas. Lo veo a menudo, jugadores que juegan partidas rápidas y se vuelven locos cuando me tomo 20 minutos para jugar. Luego pierden la partida, y además intuyen que con razón: ¡Como me van a ganar jugando en 1 minuto y teniendo yo 20! no quiero ir de bueno, estoy convencido de que se me puede ganar en 1 minuto jugando yo en 20, pero claro, de lo que si estoy convencido es de que es más difícil.

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Sergio Ramos

El de las "cagaditas"
Foto: El país

Soy un fan incondicional de Sergio Ramos. Desde que hace unos años nos diera la Décima y más tarde la UnDécima. La verdad es que a mi siempre me ha gustado como futbolista. Cuando estaba Mourinho en el Madrid, Pepe salió en defensa de Íker Casillas. Por aquel entonces, Mourinho había sentado al portero y capitán del Real Madrid en el banquillo, y había mucha polémica sobre el tema. Pepe salió en su defensa diciendo que era una institución en el Madrid y que se merecía respeto, a lo que Mourinho respondió "fusilando" a Pepe y apartándolo del equipo. 

Cuando sucedió aquello, la mal pensada prensa vió un filón por el que poder empezar a hacer o inventar noticias y entonces fue cuando Ramos se vio involuntariamente involucrado en una campaña negativa en contra de su propia imagen. Antes de que Pepe hiciera las referidas declaraciones (de que "tirara la bomba"), en la prensa dijeron que se reunieron Ramos y Casillas (entonces los 2 capitanes) con Florentino Pérez, (presidente del Real Madrid) y le dijeron algo así como: "O Mourinho o nosotros", todo para borrar del mapa al entonces entrenador del Real Madrid.

Más tarde pasó lo de Pepe y la incongruencia y mentiras de la prensa quedaron en evidencia cuando algunos medios empezaron a afirmar que Ramos no se llevaba bien con Casillas, ya que éste no defendió tan agresivamente al portero como había hecho Pepe. Al año siguiente creo que se ganó la Décima, y la imagen de Casillas besando a Ramos dio la vuelta al mundo, y de nuevo la prensa volvió a quedar retratada. 

Pero hay que contarlo todo. Ramos no gustaba a gran parte de la prensa porque comete lo que ellos dicen como "cagaditas". Después del gol de la Décima la cerrada de bocas ha sido tan brutal, que ya muy poca gente se acuerda de lo que se decía entonces de Sergio Ramos años antes. Todos recordaremos el penalti enviado a las nubes ante el Bayern. Y es que los argumentos de sus enemigos eran algo así como que está bien que marcara goles, pero debía defender mejor. 

Se ganó ese apodo, al que ahora me atrevo a recordar, aunque ahora ya nadie le discute nada. Es uno de los mejores jugadores de la historia del Real Madrid, junto con Cristiano Ronaldo, sin ninguna duda. Pero hacía "cagaditas". Perdía balones en defensa, especialmente. Era expulsado otras veces por su impetuoso coraje. La última, en el Bernabéu ante el Barça. Una entrada dura ante Messi, que merecía amarilla pero no la expulsión. 

Hay errores y errores. Una cosa es fallar por controlar mal un balón (falta de técnica, eres malo y punto) y otra cosa es cometer los errores de Ramos, por arriesgar a veces, por ir de sobrado en otras. Recuerdo una jugada donde por querer regatear con el tacón, se la quitan y se queda el delantero solo ante el portero y anota. Son errores a veces por querer anticipar o hacer un juego bonito. Quizá errores que revelan su grandeza. El más habitual es el de querer meter un pase entre líneas arriesgando... y se lo cortan y es una ocasión clara de gol para el equipo rival. Pero viene precedido todo de un movimiento valiente, de querer arriesgar, de querer jugar. 

Con el othello a menudo sucede lo mismo. No diré que yo tengo tanta calidad en el othello como Ramos sobre el campo, pero a veces me acuerdo de él cuando quiero arriesgar y cometo errores. En el Reversi podemos arriesgarnos, probar una diagonal imposible, y terminar perdiendo la partida. Pero hemos sido valientes. Podemos hacer cagadas, pero a veces nos pueden salir grandes jugadas. Como el gol de Ramos en la Décima o sus contribuciones en los últimos minutos en numerosos partidos. Y a veces a mi me da la sensación también de que en el othello soy capaz de lo mejor y de lo peor. Creo que no solo a mi, sino que nos pasa a muchos. Al final de lo que se trata es de terminar jugando bien más veces que mal, para llegar al punto de brillantez necesario de llegarnos a equiparar a los grandes jugadores. Otro día hablaré de mis "cagaditas" de bulto en campeonatos oficiales.

viernes, 22 de septiembre de 2017

El orgullo y Playok


El otro día escribí un artículo donde comentaba que he visto a jugadores que teniendo un Elo en Playok de unos 2100 puntos, perdían en un torneo en vivo contra otros jugadores de 1400 puntos en el mismo Playok, (no me gusta repetir vídeos, aunque aquí hago una excepción, este vídeo creo que ya lo publiqué por el blog cuando hablé de Playok). Sin llegar a revelar nombres, puedo afirmar que no solo los jugadores de 2100 puntos de Elo en Playok perdían una partida por mala suerte, sino que perdían 2 e incluso 3 partidas con ese mismo jugador en el mismo o distinto torneo presencial.  Esto puede significar 2 cosas: 1- El sistema de Elo en Playok no es fiable, 2- La diferencia que hay de una partida rápida a una partida de 25 minutos e incluso me atrevería a decir de la diferencia que hay entre jugar una partida online a una partida en tablero físico.

Cuando jugadores revelan sus nombres personales en Playok dan pie a que podamos investigar este tipo de cosas. Podemos ver que incluso jugadores en Playok mantienen un parcial de 10 victorias a 2 derrotas contra otros jugadores de Elo más bajo en partidas a 1 minuto, pero luego se encuentran en un torneo en vivo y pierden más a menudo los jugadores del parcial favorable y de mayor Elo en Playok. Un mal pensamiento puede indicar que en Playok hacen trampas, pero viendo las partidas que juegan y que yo mismo he jugado contra ellos tanto en Playok como en vivo, puedo afirmar que no es que hagan trampas. Simplemente las partidas por internet a 1 minuto son una cosa... y en vivo es algo realmente diferente. De ahí mi osada afirmación de que "el othello a 1 minuto no es othello, es la ruleta". Y en efecto, hay muy buenos jugadores de ruleta, y que a 1 minuto son muy fuertes. También lo son a 20 minutos, pero no puedo evitar mencionar y proclamar mi admiración por jugadores como Tastet, que a 20 minutos son terriblemente poderosos, y al mismo tiempo que yo sepa es difícil verles jugando a 1 minuto. Leader sería otro claro ejemplo, y como yo no juego a 1 minuto y me gusta disfrutar de mis 20 minutos, me siento más identificado con ellos y quizá por eso les admiro.

Análisis de muestras de ambas partidas revelan que los jugadores de menor Elo en Playok que son derrotados por los "jugadores de 1 minuto" cometen bastantes errores que después no son cometidos en las partidas en torneos presenciales, (esto despeja la posibilidad de que los jugadores habituales a 1 minuto ganen en internet y pierdan en presencial porque en internet hagan trampas). Esto puede confirmar mi teoría de que jugadores usuales a 1 minuto no son mucho mejores jugadores a 20-25 minutos (incluso me atrevería a decir que son peores) mientras que jugadores no usuales en partidas rápidas, son jugadores muy potentes en partidas largas, (tal vez utilizan las partidas rápidas únicamente para testear jugadas o comprobar qué movimientos efectúan sin pensar).

(El hecho de usar las partidas rápidas para divertirse siempre está ahí, pero ese argumento choca muy fuerte con la elevada adictibilidad, como yo no juego esas partidas por no estar jugando 3 horas seguidas, sospecho que muchos jugadores conocedores de lo que enganchan también las rechazan o suelen poner requisitos personales de autocontrol. Quizá la inevitable adictibilidad de estos juegos también está relacionada por el amor que sintamos por el othello e incluso por nuestro nivel: cuando tienes un nivel de othello relativamente elevado te atraen más este tipo de partidas porque realmente eres capaz de ganar a quién sea,-y en poco tiempo-, a través de las mismas.)

Cuando su honor es mancillado, muchos jugadores se crean nuevos nicks en Playok. Como muestro en el vídeo, algunos tienen varios paquetes de nicks. Hay muchas explicaciones para crearse nuevos nicks, algunos simplemente lo hacen porque cuando pasas de 1500 puntos de Elo, a algunos jugadores les da "miedo" jugar contra ti. Es el motivo por el cual yo mismo me he hecho distintos nicks, pues en mis juegos a 20 minutos, pocos jugadores en Playok están dispuestos a jugarlos si ven que tengo demasiado Elo. Simplemente dan por imposible ganar ese juego tan largo. (Es curioso porque inconscientemente, se dan cuenta de que en juegos más cortos tienen más opciones contra un rival de Elo elevado). Sin embargo y haciendo un seguimiento a jugadores conocidos, te das cuenta como cuando su Elo es castigado (bien sea por tramposos o por nicks anónimos que como ellos, siendo muy buenos empiezan de nuevo con 1200 puntos), abandonan el nick en torno a los 1400 puntos (a veces lo elminan) y se crean uno nuevo. Es fácil incluso saber qué jugadores son ya que simplemente no los ves más con el anterior nick y dada la nacionalidad en base al idioma, te puedes hacer una idea (aunque casi nunca al 100% seguro) de quién debe ser.


Otro día debatiré sobre como difiere el juego según el tiempo que tengamos. Hoy quería hablar de los datos personales en Playok. Y es que son pocos los jugadores que revelan al menos su nombre en Playok. Una vez un jugador Japonés muy bueno me dijo que a pesar de haber jugado torneos en Japón, solicitó que no se revelara su nombre en el ranking WOF. Sea verdad o mentira, me llamó la atención. Creo que es una buena opción a considerar si alguien quiere mantener su privacidad y jugar torneos y que pueda optar por ello. 

La otra opción son jugadores con ranking WOF pero que en Playok no revelan su nombre. ¿Qué explicación hay? Tras años investigándolo creo que hay un poco de orgullo en todo esto. No sé si quizá una falta de humildad, pero una vez más no puedo evitar admirar a los jugadores que "no tienen nada que esconder" y revelan sus datos, porque al fin y al cabo, ya están publicados en el ranking WOF. También me cuesta de creer que un jugador con un nivel como para aguantar 1700 puntos de Elo en Playok, no le apetezca jugar nunca un torneo de othello al menos en su país. 

Y es que como yo sí los revelo, a veces me resulta molesto jugar con otros jugadores que no sabes quienes son. Os lo voy a poner muy fácil con un ejemplo. Vosotros alomejor habéis ganado al mejor jugador del mundo de othello. Pero no lo sabéis.  Por ejemplo, no me gusta poner nombres, lo pondré de ejemplo pero... vosotros alomejor habéis ganado a Tamenori o Takanashi incluso más veces de las que él os ha ganado a vosotros. Pero no lo sabéis. No lo sabéis porque es un Japonés en Playok que no revela datos. De esta manera, no podéis contar a nadie que habéis ganado a un tricampeón mundial de othello. Simplemente pensáis que habéis ganado "a un japonés muy bueno". Punto final. Eso no me parece justo. Se fomentaría más el othello si supiérais que le habéis ganado. Creo que es honorable que un jugador muy bueno revele sus datos por eso mismo. No importa perder, es un juego. Si sabéis que habéis ganado a alguien tan bueno, probablemente seguiréis jugando y os animaréis a jugar un torneo en vivo que es de lo que se trata. Es decir, el jugador que revela sus datos, está contribuyendo de alguna manera a fomentar el juego. Se establece un nexo entre el juego online y el juego presencial y hace que sea más sencillo que jugadores que nunca participan en un torneo, se animen a participar viendo que son capaces de ganar a los mejores (incluso aunque sea por suerte). 

Ellos comprueban que hay jugadores que revelan sus datos y pierden un poco el miedo o la timidez que puedan tener por participar en un torneo presencial. Incluso aunque se trate de un jugador que está aprendiendo, creo que es positivo que revele sus datos. Y es que es curioso como usualmente únicamente vemos datos de jugadores top. El othello lo hacen todos los jugadores, también los que están aprendiendo, por lo que revelar los datos ayuda en mi opinión a tener un enfoque más amigable online. Es cierto que a nadie le hace gracia que le insulten, y ya he publicado algunos vídeos de jugadores faltando al respeto por no saber perder un juego, así que este motivo defensivo puede ser un argumento para no revelar datos. Pero, ¿vas a dejar que una persona con una bajeza moral suficiente como para insultarte permita que no te des a conocer como a ti te gustaría? ¿Que sus insultos afecten de alguna manera a la difusión del othello? ¿te vas a esconder por miedo a que un tipo se tome mal una derrota y te falte al respeto? Evidentemente son preguntas retóricas.






Pero el orgullo importa, y quizá un buen jugador prefiere que su rival no sepa que le ha ganado. Y a todo esto y linqueando el contenido de este artículo, llegamos al Elo en Playok. No voy a utilizar la palabra humillante, pero puede resultar molesto que uno de los mejores jugadores del mundo, no consiga pasar en Playok el Elo de 1500 puntos. He visto casos de jugadores muy buenos en torneos en vivo con este problema y lamentablemente terminaban por dejar de jugar en Playok por esta razón. (Aunque hay otras razones, como puede ser la presencia de tramposos, de la que ya hablaré más adelante. Es cierto que poner datos personales puede dar pie a que más gente intente utilizar el Zebra contra ti, aunque personalmente no he visto una relación muy causal en ello). 

Hay otra explicación quizá más maquiavélica, aunque con cierto sentido. En Playok figuran muchísimas partidas nuestras. Un rival en un torneo presencial con suficiente tiempo libre puede tomarlas y empezar a analizarlas. Precocinar una apertura es algo que hacen muchos jugadores, y creo que no tiene mucho sentido acudir a Playok a tomar partidas cuando muchos jugadores presenciales ya hemos jugado varios torneos y las partidas las pueden buscar por Liveothello, (quizá un argumento para negarse a que tus partidas sean retransmitidas por Liveothello podría ser este). Además, con la popularización de las aperturas xot, puedes simplemente jugar xot y ya nadie te podrá precocinar la apertura a través de Playok. Así que no le doy mucha importancia a este factor. 

Creo que hay algo de orgullo en todo esto. En otro vídeo comparto un ejemplo bastante claro, con el jugador VC3000, que pasó de 1700 puntos de Elo a 1200 en poco tiempo. No es la excepción. He visto ya a varios jugadores que han sufrido lo mismo. Como en Playok podemos ver las partidas jugadas en cada día, resulta sencillo presenciar estos sucesos sin perder mucho tiempo. El caso más habitual es el de jugadores de 1700 puntos en Playok que han ido bajando hasta los 1400 puntos y han entrado en rachas de juego de largas horas para tratar de recuperar la cota de los 1700 en Playok. Tras ello, tras "salvar su honor", después de horas de agonía y de lucha constante jugando más horas de las habituales, simplemente y desafortunadamente he visto como han ido  desapareciendo paulatinamente de Playok para no volver jamás. Una auténtica lástima, porque esto hace que no podamos jugar más contra ellos online... o tal vez sí, tal vez se han creado un nick anónimo o sin datos personales para así no tener más este problema. Quién sabe.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Jugar rápido al final



A menudo estoy jugando partidas de 5 minutos y termino el juego lo más rápido posible para no hacer esperar a mi oponente. La idea es que no se rinda y así poder jugar más partidas. Muchos se toman mal que tarde demasiado y se vengan a su manera, como vemos en el vídeo de hoy. Sin embargo los jugadores que tienden a rendirse, lo suelen hacer igualmente. He visto jugadores en partidas de 1 minuto, rendirse a escasos 5 segundos de que se termine el tiempo. En algunos casos no pueden esperar ni 5 segundos y desean rendirse para empezar a jugar de inmediato, mucho menos van a esperar el medio minuto que puedo terminar una partida de 5.

Por otro lado, al analizar todas mis partidas, el juego rápido al final hace que cometa más errores. Aun cuando no tengo posibilidades reales de perder la partida, me gusta jugar bien porque anoto mis errores y hago la media. Si no juego lo mejor que puedo siempre, después mis datos no son fiables. Ese es el motivo por el cual incluso yendo delante, trato de hacer un juego final relativamente completo y correcto. Aunque con el tiempo y para que no me hagan como los del vídeo, trato de ir rápido para que no se molesten, y a poco a poco las estadísticas se van homogeneizando. No obstante, es cierto que me puede perjudicar mucho de cara al análisis personal: cuando hago la media de errores por juego, no puedo valorar si he mejorado ya que los errores en el juego final se disparan desproporcionadamente en los juegos en los que trato de acabar rápido. Es cierto que a veces por pensártelo demasiado cuando tienes ventaja cometes errores, pero pierdes todavía más juegos por ir rápido al final en lugar de tratar de pensar más detenidamente.

A menudo en los torneos EGP que he jugado, el rival trata de maximizar las fichas en su victoria, dado que en caso de empate eso puede determinar su ventaja particular. No me parece mal, y creo que un jugador está en su derecho de hacerlo. A nivel personal, alguna vez lo he intentado hacer, aunque por experiencia, cuando vamos ganando de muchas fichas una partida (quizá 30) es como cuando vamos perdiendo de muchas: es difícil seguir haciéndolo bien en ambos casos. Quizá mucha experiencia en este tipo de partidas ayudan a no cometer tantos errores, pero dado que las veces en las que ganamos sobradamente no son muchas, generalmente creo que tenemos poca experiencia en finalizar este tipo de partidas de forma perfecta, aunque como digo, es cuestión de experiencia. Jugadores que presencialmente hayan jugado con conocidos y hayan enseñado el juego, quizá antes de que existiera internet, se vuelven mejores jugadores en este tipo de partidas. Hoy en día como en internet el rival casi siempre se te rinde, no consigues mejorar esta faceta del juego de forma efectiva, a no ser que te enfrentes al Zebra en estas situaciones.

Otra queja que a veces tengo, es cuando una partida parece que la voy a ganar, pero no estoy al 100% seguro. Algunos jugadores me argumentan que mis movimientos son obvios y automáticos, pero para mi no lo son. A veces me gustaría proponerles un cambio de fichas, y comprobar si ellos son capaces de ganar en mi situación, pero evidentemente eso no es posible. Lo cierto es que aunque empecé jugando al Reversi en partidas de 1 minuto, doy mi máximo potencial en partidas largas, y soy bastante lento pensando, por lo que en general los jugadores ven movimientos en unos pocos segundos, cuando yo a veces tardo minutos.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Reversi Wars - Parte I

Como funciona Reversi Wars - Parte I

Los vídeos me han quedado bastante completos pero aun así redactaré algunos matices más u opiniones sobre Reversi Wars. La página web en resumen se caracteriza por estar especialmente diseñada para jugar desde el teléfono móvil y por emparejar a los rivales después de cada duelo, de manera que va a ser relativamente complicado repetir muchas partidas con un mismo rival. Las consecuencias inmediatas es una potenciación directa de nuestro juego, dado que nos emparejan con rivales de nuestro nivel o más fuertes si empezamos a superar los duelos directos con la gente de nuestro mismo nivel. Veamos más detalladamente sus características:

1- Emparejamientos por Elo: El Elo funciona de una manera prácticamente calcada al que podemos ver en la Federación Francesa, en el ranking WOF. Mi Elo en Reversiwars es similar al que refleja dicha página web. Y es que la fórmula incluye un factor que hace que nuevos jugadores no perjudiquen el Elo de veteranos. Es decir, en Playok hay "ladrones", jugadores de 1900 puntos de Elo que se crean un nick de 1200, y ganando después a uno de 1700, a éste último le quitan 50 puntos para dárselos al nuevo jugador. En Reversiwars eso no sucede, ya que la fórmula correcta del Elo tiene un factor por número de partidas, en el cual hasta no llevar 40 partidas, los resultados contra jugadores de mucho nivel no difieren mucho. Tiene sentido si consideramos que un nuevo jugador puede ser muy bueno. La fórmula de Elo de Playok en cambio parte de la hipótesis de que un jugador nuevo, no sabrá jugar (también es lógico). 

Por ejemplo, empiezas con 1000 puntos en Reversiwars. No te emparejarán con un jugador de 2000 puntos, siempre buscarán a alguien de tu mismo rango de nivel. Sin embargo, la página se caracteriza por ofrecerte duelos directos con rivales en menos de un minuto, por lo que si no hay nadie de tu nivel, te tocará o bien un bot o si no quieres jugar con bots, un jugador de nivel elevado. Si le ganas por ejemplo a uno de 2000 puntos teniendo tu 1000 y siendo tu primera partida, este último jugador apenas perderá medio punto, tu en cambio sí ganarás muchísimo. Esta es una herramienta muy atractiva porque impide que nuevos jugadores se creen nuevos nicks con el objetivo de molestar o entorpecer a jugadores más expertos y con más puntuación, como sucede en Playok. A la vez, tampoco tiene sentido hacer trampas contra ellos ya que aunque tú puedes ganar, ellos realmente no pierden gran cosa, y aunque sea patético, muchos jugadores no solo hacen trampas para ganar ellos sino para intentar perjudicar al resto (la gran cantidad de nuevos nicks a diario en Playok apoya esta teoría). 

2- Emparejamientos rápidos: Aunque te advierten de que si no quieres jugar con bots, tendrás que esperar más para jugar, no recuerdo un juego que haya tardado 2 minutos en emparejarme. Es una característica genial porque elimina los tiempos de espera que sí existen en Playok para jugar. Sabemos que en 30 segundos de media, tenemos un emparejamiento con alguien de nuestro nivel. En Playok podemos pasar horas esperando para jugar con alguien de nuestro mismo Elo, en Reversiwars por definición es justo al contrario: los emparejamientos se hacen teniendo en cuenta el Elo. Lo malo es que no podremos nunca (en teoría) jugar con alguien muy superior, así como tampoco con ningún aprendiz. No obstante el sistema de emparejamiento rápido prima sobre todas las cosas y por azar nos puede tocar a veces alguien alejado de nuestro rango de puntos. 

3- Sin posibilidad de revancha inmediata: Por los 2 puntos anteriores donde comento que los emparejamientos son rápidos, podemos comprender que no podemos volver a jugar con nuestro anterior rival justo en ese momento. Tiene sentido: Las partidas duran como mucho 10 minutos y cuando acaban únicamente tenemos la opción de buscar el siguiente rival, de manera que en todo momento hay rivales buscando a nuevos rivales. Si 2 jugadores estuvieran jugando entre ellos mucho rato, no estarían disponibles para jugar con otros, de manera que se rompería el ciclo de la página y los pocos que entran para jugar tendrían que esperarse un rato. En Reversiwars juegas una partida, y pasas a la siguiente. 

Esto está muy bien porque automáticamente implica 2 cosas: 1- Se acabó lo de un jugador persiguiéndote llamándote "chicken" por no querer jugar con él la revancha como sucede a veces en Playok. 2- Los tramposos no se pueden cebar con un jugador ganándole muchas partidas seguidas, como mucho solo podrán ganarle una. Es más, el sistema de emparejamientos puede hacer que un tramposo que gane muchas partidas seguidas, se termine emparejando con otro tramposo que también está ganando muchas partidas seguidas, lo que termina por desesperarles porque saben que su racha tiene principio y final. Aunque los hay, la presencia de los mismos en Reversiwars es muy reducida. 

4- 5 minutos o 1 minuto. Distinto Elo si no recuerdo mal para según qué tiempo, es como si fueran juegos independientes, lo cual está muy chulo y evidencia lo que yo mismo he comentado en varios vídeos: que dependiendo del tiempo en el que juguemos, deberíamos tener un Elo u otro. Además, cada minuto te sale en la pantalla para que seas consciente del tiempo que te queda. 

5- No puedes ver todos tus juegos, pero sí el último, lo que puede eliminar un poco el análisis masivo del rival de tus juegos, que puede existir en Playok. Si quieres conservarlo deberás transcribirlo al Zebra después de que acabe ese último juego. Es algo molesto pero al menos puedes hacerlo. No puedes copiar toda la transcripción (que yo sepa) y deberás ir movimiento por movimiento. Interesantemente: te marca en cada movimiento el contador de tiempo, lo cual es muy útil porque te permite ver el tiempo que has dedicado a cada movimiento, así como el que te ha sobrado. 

Por último recuerda que puedes desactivar la opción de jugar con bots, yo lo hice ya que prefiero jugar con personas reales. No hay chat, pero esa es otra característica que comentaré en la segunda parte. Los bots suelen llevar el término "bot" en su nick. Como siempre, la gente se suele poner nicks graciosos que no impiden que me entre la risa cuando los veo. He detectado también una elevada presencia (por los nicks) de jugadores Japoneses. La página como alternativa a Playok está muy bien, y yo estoy utilizando las 2 indistintamente. Otro día comento más cosas.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Jugadores rabiosos


A veces parece que les obligue a entrar en mis juegos de 20 minutos. Les recuerdo que ellos voluntariamente han deseado entrar en mi partida pero no lo entienden. No tiene mucha lógica que abra una partida a 20 minutos para jugar a  1 minuto. Evidentemente si veo opciones claras de ganar, voy más rápido, aunque como bien sabemos en el othello nunca puedes confiarte... y es que la imagen que comparto es un simple ejemplo de la reacción de varios jugadores cuando entran a jugar mis partidas de juegos largos. A mi me gusta llamarlos "reales"; porque los juego con una hoja de transcripción mientras me anoto los movimientos como si estuviera en un torneo. Hacerlo me ayuda a no equivocarme cuando juego un torneo en vivo y a acostumbrarme a utilizarlas. 

Con más motivo, en la imagen que comparto vemos que yo apenas había gastado 10 minutos, por lo que las quejas del jugador todavía tenían menos sentido. Los insultos muchas veces están garantizados. Por eso cuando un jugador no saluda, tiene muchas papeletas para terminar insultando, y digo papeletas o probabilidades, porque yo mismo nunca saludaba cuando jugaba y tampoco nunca insultaba. Una cosa es cierta, si ellos sí me saludaban, yo siempre respondía. Simplemente no me gustaba saludar para que no me contestaran, y aun hoy en día es posible que en algún juego yo no diga nada por esto mismo, o porque se me olvide. 

Jugadores con fotito o información personal tampoco son los típicos que suelen faltar. Pero lo más curioso es ver como sucede a menudo. La explicación que le encuentro es el hecho de que jugar partidas de 1 minuto, acaba por volverles locos de la cabeza, literalmente. Como he comentado en varios vídeos, son partidas muy locas, y sobre todo y como expliqué en este artículo, partidas donde en muchos casos la única estrategia del rival consiste en someter a estrés a su oponente a base de empujarle sobre su contador de tiempo, hace que a muchos jugadores les genere un gran estrés y ansiedad jugar este tipo de partidas. Lo negativo es que no son conscientes del daño que eso les hace. 

Y quiero remarcar que no a todos los jugadores les hace daño. Muchos jugadores (y muy buenos por cierto) juegan a menudo este tipo de partidas y no se vuelven locos. Quizá tienen otra personalidad, o lo saben llevar de otra manera. Igual no juegan tantos juegos seguidos. Tal vez juegan otro tipo de partidas, tal vez las analizan o tal vez tienen otra filosofía. Pero al fin y al cabo es un factor de riesgo. Por ejemplo: muchísima gente toma bebidas con alcohol, pero muy pocos son alcohólicos. El alcohol es un factor de riesgo, pero cualquiera podemos beber sin peligro. Con las partidas de 1 minuto creo que sucede lo mismo. Está bien saber cuando parar, como jugarlas, y como tomárselas. En definitiva: no está bien acabar rabioso después de jugar dichas partidas y pagarlo con alguien que desea jugar plácidamente a 20 minutos mientras disfruta de un zumo de naranja o pudiéndose permitir ir al baño durante la partida.

viernes, 8 de septiembre de 2017

Por qué no me gusta el ajedrez - Parte II

Demasiadas variables

Siempre que juego al ajedrez me aburro. Jugando a othello en cambio no. Me siento a gusto. Las fichas responden a un orden lógico, hay movimientos que parecen malos y lo son, hay otros que simplemente son bonitos o brillantes. La disposición del tablero transmite figuras, formas y matices de las que el ajedrez carece. Muchas veces me he puesto nervioso jugando al othello, especialmente en el juego final cuando me queda poco tiempo, pero en cambio en el ajedrez eso nunca me ha sucedido. He jugado con demasiada calma: siempre. Los nervios quizá hacen que te apasione más un juego y menos otro. Simplemente, y supongo que como sucede en el amor: con el ajedrez no siento nada. Con el othello sí.

Y por eso no juego a un juego que no me transmite nada. Y como apuntaba en el título del artículo: en el ajedrez entran demasiadas variables. El otro día jugué con mi sobrino (de 10 años) y me ganó varias partidas. Durante las mismas, veía demasiadas variables. Intentaba analizar cada pieza por separado y me perdía. Demasiadas opciones. En el othello muchas veces las opciones son limitadas, lo que lo hace un juego relativamente sencillo. Simplemente no sabía qué hacer con mis piezas. Por donde atacar, e incluso como defenderme. Demasiado pesado.

Comparto unos vídeos donde jugué en Playok a modo de muestra. Si bien es cierto que en Playok podemos jugar por simetría, eso no siempre va a ser posible. En el ajedrez mis partidas más largas han sido las que imito los movimientos simétricos del rival. Algunos tardan en darse cuenta. No se hacer otra cosa. No se donde meterme con mis piezas, y cada movimiento mio con una en la que me coma una figura del rival, implica la pérdida inmediata de mi misma pieza.

Luego está el tema de los relojes. He intentado usar la técnica de la Ley del Minuto de Playok en el ajedrez pero es completamente inútil. Al ser el tiempo añadido, no puedes mover rápido forzando al rival a que se le acabe el tiempo y ganar tu aun siendo inferior técnicamente. Si el segundero está a +3, tu rival tiene 3 segundos para toda la eternidad, el tiempo puede ser infinito si es lo suficientemente rápido. No encuentro la lógica del tiempo añadido por movimiento. Supongo que debe ser para que en un torneo real cada uno disponga de al menos esos segundos para mover las piezas. 

En el othello en cambio, ese tiempo no se añade en ningún torneo que haya visto, lo que convierte al juego en algo mucho más atractivo. Cada jugador debe estimar antes de una partida el tiempo que tarda en mover las fichas, y descontarlo del cómputo total para calibrar a falta de un minuto si tiene tiempo ya de pensar o no. De ahí algunos jueguecitos como voltear las 64 fichas completas. Mis datos hablan (tengo un vídeo por ahí, quizá lo suba algun día) de 59 segundos en voltear las 64 fichas. Más o menos un segundo por ficha, teniendo en cuenta el tablero con bordes en el que las fichas quedan insertadas como si fuera un panel. A mi no me gusta mucho, prefiero el oficial, aunque es cierto que los discos quedan más perfectos y quizá se pueden ver algunas jugadas mejor. Cuando juego torneos en vivo acostumbro a recolocar bien las piezas del tablero grande. 

Así que según mis estimaciones, perdemos unos 2 minutos en mover durante toda la partida. Algunos jugadores mueven muy rápido, y tardan bastante menos, pero también cometen increíbles misflips por ello. En el ajedrez ese problema con el tiempo añadido no existe en muchos casos, es un componente estratégico de menos a tener en cuenta, aunque evidentemente también se debe valorar. 

Por último, si atendemos al juego final, en el ajedrez hay un mate que en el othello no siempre está presente. A veces las partidas de ajedrez pueden ser más cortas, y quizá el único inconveniente presencial que pueda tener el reversi u othello es el hecho de tener que voltear todas las fichas en casi todas las partidas, haciendo que efectivamente con dispositivos electrónicos podamos jugar muchas más partidas más rápido.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Bloquear a alguien



No me gusta bloquear a alguien. No le das la oportunidad a esa persona de que se defienda, alegue, o argumente algo en su defensa. Esa persona simplemente no puede jugar ni comunicarse más contigo. Hablo por supuesto, de Playok. En Reversiwars directamente no existe tal opción, aunque tampoco hay un chat por el que ciertos jugadores puedan faltarte al respeto, como sucede en las imágenes que comparto en Playok. Aun así, dichos jugadores no han sido bloqueados porque tampoco me molesta. Creo que no habla muy bien de ellos, y mientras dicha conducta no sea abusiva y acosadora, no me parece necesario bloquearles. Puedo olvidarme de sus nicks y jugar por error en el futuro, pero en general si me acuerdo de ellos no volveré a jugar a no ser que me pidan disculpas, algo que desafortunadamente no suele suceder. Es más, dicha conducta por la experiencia que tengo, suele ser reincidente.

Y es que a algunos jugadores no les sienta bien ser expulsados de una partida. Pero es que, si entran y salen constantemente, me molestan en mi estudio o quehaceres diarios, puesto que tengo que acudir al ordenador corriendo para requerir a alguien con quien no deseo jugar, que abandone la mesa. Mis requisitos son claros y creo que justos: si yo pongo información personal en mi perfil de Playok, no voy a jugar con un desconocido a no ser que sea alguien que debido a su gran cantidad de juegos (unos 1000 en mi opinión) se haya labrado una "personalidad",-aunque sea con un nick-, en Playok.

Otro motivo es cuando los levanto de la mesa o requiero que vuelvan en  otro momento, y entra otro jugador. En ese momento me quedo pasmado viendo como juegan entre ellos y yo no puedo jugar, teniendo que irme a otra mesa. Así que lo más rápido y efectivo es expulsarles. Cuando me expulsan a mi, no me provoca ningún tipo de rabia, de hecho me suele hacer gracia. Pero los rabiosos están ahí y lo son a menudo y están predispuestos a ello. Un jugador que insulta por el simple hecho de ser expulsado de una mesa, es un jugador que va a tener muy mal perder y que probablemente insultaría también durante el juego, como podemos ver en el caso de las imágenes que comparto.


Tengo bastantes y algún día las recopilaré para hacer un listado de jugadores faltones o que insultan, para denunciar de alguna manera su actitud y que tal vez se sientan avergonzados de ver las cosas tan feas que dicen por el chat. No puedo evitar que me haga gracia, puesto que es una conducta que no llego a comprender. Soy el primero al que no le gusta perder pero no por ello la tomo con el rival. Es un juego y hay que divertirse. Yo entro a jugar a Playok para pasar el rato, y sobre todo, pasármelo bien. Sin embargo el abanico de frustraciones privadas de algunos jugadores puede interferir en su juego o su conducta en internet, degenerando en última instancia en un comportamiento poco educado. 

Y es que un jugador que insulte, realmente no está muy lejos de hacer trampas, otra conducta claramente antideportiva. Aunque realmente, es muy complicado demostrar al 100% que alguien haga trampas, no obstante algunos tramposos alevosos suelen confesarlo, lo cual para mi es suficiente como prueba. Otros pueden consultar determinados movimientos en determinado momento del juego, en esos casos sí que es prácticamente imposible demostrarlo, ya que el análisis revelará errores durante parte de la partida. Así que en general, únicamente bloqueo a alguien si me molesta continuadamente por el chat, (básicamente para que "cierre el pico" de una vez). Antes, suelo advertirle. Por ejemplo, dentro de lo que se podría considerar insultante puedo bloquear también a personas que hagan publicidad excesiva o tengan una actitud extraordinariamente rara. Por ejemplo durante varios días un tipo se dedicaba a enviarme mensajes privados cada día requiriéndome tener relaciones sexuales con él. Le advertí que se detuviera en su conducta tras rechazar sus proposiciones pero al no hacerme caso terminé por bloquearlo.


Un jugador que me gane puede ser requerido para que me informe en privado de su nombre para buscarle en el Ranking Mundial (WOF Ranking). Él está en su derecho de negarse a darme esa información, pero yo también estoy en mi derecho de no jugar con él. Lo curioso es cuando les comento lo del Ranking y jugadores muy buenos ni siquiera lo conocen o no han jugado nunca una partida presencial. No debe tener mucho sentido que un muy buen jugador no haya al menos disputado una partida presencial de othello en su país.

Otros jugadores insultan, especialmente porque llevo de logotipo el escudo del Real Madrid y a algunos no les gusta. Otros me insultan por mi nacionalidad o por mi estilo de juego (ir demasiado lento es motivo de insulto habitual). Desafortunadamente no siempre hay gente muy tolerante y amigable por internet. Hoy en día considero que ya no existe el sigilo y secreto que existía en los años 2000 en internet por lo que creo que más o menos todos estamos fichados por las autoridades competentes y no tiene sentido tener una actitud violenta o maleducada por internet, (de hecho, nunca lo ha tenido). Pero a pesar de todo eso siempre hay personas cuanto menos, raras. 

Iré ampliando este artículo y dedicándole algunas líneas más de apoyo en su debido momento. En la siguiente parte explicaré como he ido bloqueando a los usuarios de Playok.com desde que empecé a utilizar la citada plataforma para jugar online. (Como ya habrán visto, en mi blog me refiero casi exclusivamente a ese sitio web básicamente porque es donde juego la inmensa mayoría de mis partidas de forma diaria).

viernes, 1 de septiembre de 2017

Cuando solo importa jugar


Es complicado encontrar canales de youtube donde se vean jugadores jugando al othello/reversi, pero a veces me encuentro con perlas que no puedo dejar escapar. Del canal oficial de Othello Japan, me han llegado partidas muy interesantes. Hoy comparto trozos de una partida entre 2 de los mejores jugadores del mundo. Me llama la atención que sus aperturas varíen ligeramente de lo que sería una apertura perfecta. En cualquier caso la partida es muy interesante y ofrece muchos matices. Verla en sí, puede ser como si la jugáramos: se puede aprender mucho. 

Más allá de conceptos quizá más técnicos que creo que he explicado en el vídeo, por aquí voy a redactar cosas distintas de las ya mencionadas. Y es que podemos ver en todo momento que los jugadores no están anotando. Es cierto que la partida parece que se está compartiendo en directo a través del juez de silla, pero no debemos olvidarnos de que lo primero es jugar: lo primero, es la participación. 

Aquí me acuerdo de cuando un jugador Japonés me dijo que él no salía en el ranking WOF porque no quería. Simplemente no se compartían sus partidas. Una legítima y pienso que buena opción. Una consideración importante con ciertos jugadores. Y es que he detectado que algunos jugadores muy buenos interpretan que si no estás en el ranking WOF (realizado por la Asociación francesa), no existes... vamos a ver, ese ranking no es la lista de todos los jugadores oficiales del mundo ni mucho menos. Es el mejor ranking seguramente, eso sí.

Tenemos el ranking americano, hecho por la asociación de EEUU. Hasta en España tenemos un ranking con los jugadores españoles. Pero lo más llamativo es descubrir que hay muchísimos jugadores japoneses que no aparecen en dicho ranking... y son muy buenos. Quizá es más llamativo observar que en partidas de hace unos cuantos años, ni siquiera se compartía el resultado exacto: únicamente podíamos ver si la partida se había ganado o perdido. 

Entonces recuerdo que algunos jugadores transcriben las partidas en el teléfono móvil a la vez que las comparten online. Yo creo que en parte por pereza, en parte por vanidad, les es más cómodo. Me he puesto en su posición: debe resultar algo pesado jugar 100 o más partidas presenciales anuales y realizar las correspondientes 100 anotaciones en una hoja. No nos olvidemos de que después toca pasarlas una por una, ya que no podemos hacer el famoso "copy-paste".

Pero digo yo: si tan pesado es transcribir, y si la hoja de transcripción no vale para nada, ya que no manifiesta conformidad alguna con el resultado, a lo visto de los últimos campeonatos, ¿por qué se utiliza? formalmente no es necesaria, tu puedes no estar de acuerdo con el resultado ya que piensas que tu rival te ha ganado haciendo trampas como me sucedió a mi en un EGP, ¿pero qué más da? Te jodes, pierdes y punto, la hoja de anotación es lo de menos.

Pues que no se utilicen hojas de anotación. Al final del juego se cuentan los discos y si hay misflips te los comes con patatas. No veo cual es el problema mientras ambos jugadores estén de acuerdo. Es cierto que la partida puede no transcribirse posteriormente, aunque también se puede hacer un intento al final del juego. Primaría ante todo: jugar y divertirse, por encima de estas normas procedimentales que pueden no importar tanto. Al final parece que la hoja es algo que tienes para ti, para llevarte de recuerdo, y que en realidad únicamente a ti te importa para poder más tarde cargar la partida y chequear los fallos. Pero, una vez un rival empieza a transcribirla con el teléfono móvil, nada impide que hagas tu lo mismo o que directamente no tomes anotaciones. 

Así ha sucedido en Japón durante mucho tiempo: simplemente no anotaban en la hoja. Jugaban y punto final. Porque lo que importa es jugar, no las cuestiones formales o procedimentales. No es tan importante tener las partidas, especialmente partidas que no son quizá semifinales o finales. Al final le interesa al propio jugador por motivos personales y está en su derecho de hacerlo, pero desde el momento en que no puedes alegar unas supuestas trampas o desacuerdo con tu rival, realmente no sirven de nada y terminas siendo un bobo útil esclavo de la tiranía de un sistema mal organizado que a la larga perjudica a todos, y al othello especialmente. 

¿Qué sentido tiene recoger todas las partidas? Cuentan que hacen bases de datos con las mismas, y sobre todo pueden analizarte para conocer tus puntos débiles, algo que me sigue  sin gustar ni parecer del todo justo. Juego en Playok y mis partidas siguen estando disponibles, pero creo que no hay transparencia acerca del por qué se deben compartir partidas completas en torneos, cuando un simple resultado bastaría. Esto quizá incentivaría más la participación a la vez que la haría más cómoda para los presentes. Si el othello se convierte en el futuro un juego de masas donde cientos de jugadores copen un torneo, esta estructura se tambalearía y lo haría del todo inviable. Más bien tiendo a pensar, que quizá hay poca participación precisamente por estos motivos. No nos tenemos que olvidar de que el objetivo no debe ser tanto ganar: sino en fomentar el juego y la elevada participación. Si un jugador desea jugar pero quiere ejercer el derecho de que sus datos no sean compartidos, ni tampoco sus partidas, debería poder hacerlo.

miércoles, 30 de agosto de 2017

Distribuir el tiempo - Capítulo 2

 ¿Cuál debe ser el reparto ideal?

Supongo que cada jugador necesitará un reparto de tiempo personalizado, en función de su habilidad o de su estrategia. En este primer capítulo resumí varias de las estrategias más típicas de reparto de tiempo, así como varias consecuencias de las mismas. En general creo que el reparto de tiempo va a depender en gran medida del tipo de partidas que estemos acostumbrados a jugar, de nuestro conocimiento de aperturas, y del tipo de movimientos que creemos que son correctos, sin pensar. Creo que en el juego final la mayoría de jugadores estaríamos de media el mismo tiempo contando, pensando o analizando acerca de una secuencia. Sin duda ser bueno en el juego final, tener algún don, intuición o visión que nos haga mejor a algunos jugadores, es algo que puede ser crucial aunque lo dejo para futuros debates. 

Una pregunta interesante de responder: ¿Cuánto tiempo llevaría desarrollar un juego final perfecto? Primero debemos definir "juego final". Si consideramos 5 movimientos, dependiendo de cómo esté repartido el juego, serán más de 10 combinaciones posibles. No es tan fácil como aplicar la fórmula de la combinatoria, ya que puede ser que el juego deje opciones obligadas para una de las 2 partes, así que también tenemos que ver eso. En problemas como los de Othello Japan, honestamente en muchos casos me costaría de entender si alguien da con la combinación correcta en menos de 1 hora (al primer intento claro). Estamos hablando de que analizar todas las consecuencias y combinaciones puede llevar una cantidad de tiempo bestial, pues una sola posibilidad de conteo puede llevar como mínimo 1 minuto. Caso distinto es si descartamos secuencias... pero ya nos estamos arriesgado.

Parto de la hipótesis de que en el juego final nos equivocamos todos, por lo que no es algo que yo analice especialmente. Igual me equivoco, no soy un experto y supongo que se mejora practicándolo mucho. Creo que no hay normas generales, llega un punto en el que solo vale contar. Y estoy de acuerdo en que a falta de 2 movimientos todos sabemos contar. Pero llega un momento en el que es muy difícil, sino imposible que te de tiempo de contar algo. Al final mueves por instinto o porque crees que una jugada te aporta determinados discos o paridad final. Para eso no son necesarios ni 10 minutos. Y 15 minutos pueden ser insuficientes para ponerte a contar... pueden valer si te quedan 2 o 3 movimientos, y veo jugadores que apuran hasta intentar guardarse 15 o 10 minutos para 4 o 6 movimientos. Pero creo que no vale la pena arriesgar tanto en la apertura (a no ser que te la sepas bien) para los movimientos finales. Personalmente esa es la razón por la que no me preocupa especialmente que me puedan quedar 2 o 3 minutos para el juego final. Con 30 segundos me da tiempo de contar en el movimiento 29 o 30, lo que considero que es suficiente.

¿Qué tipo de partidas jugamos? Sería la otra pregunta. En partidas de 1 minuto casi no hay debate. Hay que mover rápido y punto, no puedes pensar, solo actuar por instinto. En partidas a 5 minutos yo también voy un poco loco. No pienso demasiado: Intento forzar unbalanced-Stoner, si sale bien perfecto y si sale mal pierdo y punto. Es en partidas de 10 o 20 minutos donde puedo intentar apurar más. Ahí trato como digo de tener al menos de 2 a 5 minutos para intentar contar algo al final. Muchos expertos están de acuerdo en que el juego medio es la parte más compleja del juego, por lo que entiendo que es ahí donde debemos gastar gran parte de nuestro tiempo.

En persona tenemos el factor de mover los discos. En el último EGP algunos jugadores hicimos la prueba de voltear los 64 discos. Difícilmente bajábamos de los 30 segundos. Yo tardé creo que algo más de 40 segundos. Esto nos puede dar una indicación de que a partir de 20 segundos, puede que no nos de tiempo ni de terminar de voltear todas las fichas, mientras que podemos estar acostumbrados por internet a mover en los últimos 10 segundos ya que en ese caso sí que nos da tiempo. Es importante contar con este tiempo también, así como el tiempo que tardamos en pulsar el reloj y en anotar en la hoja. Cuestión de otro debate es a partir de cuando dejamos de anotar en la hoja para no perder tiempo, ya que anotar cada movimiento puede llevarnos unos 5 segundos también, ya que cogemos el bolígrafo, anotamos, dejamos el bolígrafo y tomamos la ficha... caso distinto es si somos zurdos y anotamos con la izquierda y movemos con la derecha, pero esos 5 segundos por 60 movimientos al final son 300 segundos... ¡5 minutos solo anotando si nos lo tomamos con calma! por eso me parece tan negativo que se permita a un jugador anotar con el teléfono móvil mientras otro tiene que darse prisa en apuntar  con bolígrafo sin equivocarse.

viernes, 25 de agosto de 2017

Cosas positivas de los juegos por correspondencia



El otro día escribí acerca de Eothello, una plataforma que nos permite jugar partidas de hasta varios meses de duración. En mi opinión es bastante tedioso alargar tanto las partidas, además, por lógica, jugaremos demasiadas pocas partidas como para mejorar. No creo que sea bueno irse a un extremo y jugar cincuenta mil partidas de 1 minuto en un año para llegar a ser muy buenos, pero tampoco al otro extremo de jugar unas 30 partidas al año. 

Es cierto que el gran atractivo de estas páginas web es el poder desarrollar varios juegos a la vez, algo que en mi opinión repercute de forma negativa en nuestra concentración. Lógicamente pienso que si queremos ser buenos en torneos oficiales, vale la pena jugar partidas en ese rango de tiempo (20-30 minutos). Si solo queremos divertirnos, quizá jugar partidas a 1 minuto suena interesante, aunque deberemos rechazar quizá un análisis exhaustivo (a ver quién es capaz de analizar punto por punto 20mil juegos anuales de 1 minuto). Por último las partidas por correspondencia ofrecen la posibilidad de jugar un ratito fijo al día. Es decir: como instrumento antiludopático, (no me gusta llamarlo "antiludópata" ya que técnicamente no estamos gastando dinero en jugar al othello sino tiempo), tenemos que las partidas en Eothello o mi pequeño Golem, nos aportan un autocontrol del tiempo de juego perfecto. Nosotros únicamente debemos valorar lo que tardamos en mover, de manera que el tiempo de juego se regulariza y salvo etapas en las que estamos quizá en el juego final en varias partidas, tardaremos relativamente lo mismo cada día en mover y en dedicarle ese tiempo al othello. 

Supongo que lo de Eothello viene de e-mail-othello, motivo por el que ciertas páginas te "molestan" con e mails al correo electrónico sobre cuando debes mover. Si bien me parece útil que lo hagan para que no se te olvide mover, a veces puede llegar a resultar molesto, cosa que tampoco me termina de agradar. No son pocos los sitios como Playok o Reversiwars, donde ni siquiera te requieren un correo electrónico para registrarte y jugar, porque saben que a muchas personas les molesta recibir ciertos mails en un correo que quizá utilizan como es mi caso para buscar trabajo o para asuntos importantes. Como vengo comentando: son sitios que aunque comparten juegos, son radicalmente diferentes en su estructura. 

Desarrolladores de dichas páginas podrán argumentarme que se pueden jugar también partidas en directo. Esto es cierto: en Eothello he jugado alguna que otra partida en un lapso de una hora, ya que a veces mi rival estaba también online e iba moviendo. Me llegué a sentir realmente cómodo durante unos días jugando así, pero esas partidas reservaban un gran inconveniente: Estaba a merced de que el rival se largara en cualquier momento y la partida quedara interrumpida durante días. Al principio me gustaba poder pensar durante 5 minutos un movimiento, pero cuando el juego se paraba, eso me molestaba. Así fue como yo también empecé a hacer lo mismo, y a mover una vez al día. Sin embargo las partidas que se demoraban durante meses y las veces que me olvidaba de mover y perdía, provocaron que desistiera de jugar en estos sitios webs. Quizá valía más la pena esperar un rato para jugar en Playok con un contador de tiempo como sucede en la mayoría de partidas de juegos de mesa. 

Estos son algunos de los aspectos negativos de jugar en este tipo de sitios, a lo que le voy a añdir algunos aspectos positivos de los mismos. Voy a hacer una pequeña lista dando mi opinión sobre estos sitios. No saco ninguna conclusión firme al respecto sobre los mismos: creo que es respetable que cada uno juegue donde le guste y donde se sienta bien. Así que empiezo con los aspectos negativos:

1- Si te descuidas días sin jugar, puedes perder la partida.

2- La interfaz de juego suele ser muy simplona por no decir aburrida. 

3- Problemas de concentración evidentes cuando tratas de jugar juegos seguidos. 

4- Relativamente pocos jugadores online al mismo tiempo.

5- Ausencia de estadísticas importantes. 

En cuanto al primer punto, en algunos sitios web como My Little Golem creo que una partida puede llegar a durar meses, ya que no tienes un tiempo preestablecido de movimiento de unas 72 horas. En realidad, este tipo de partidas deben tener también un tiempo límite, por eso no comprendo que no propongan juegos de 20 o 30 minutos pero sí por ejemplo de 4320 minutos. En cuanto a la interfaz, lejos de simular un tablero real y fieles a lo que serían los juegos de antes de 1995, se ciñen en proponer un simple tablero sin demasiadas animaciones. Debo destacar que hace tiempo que no entro en dichas páginas, por lo que es posible que algunas de estas cosas hayan cambiado. En el punto 3, en realidad debemos recordar que únicamente vamos a dedicar como mucho 5 minutos al día por juego, lo que se traduce en desconcentración cuando juguemos en partidas más largas. No estaremos acostumbrados a pensar en movimientos secuenciales, aunque por lo contrario obtendremos una mejora en la valoración posicional antes de cada movimiento del juego. Por último los rivales más potentes a nivel online están en Reversiwars, (aunque es posible que no podamos enfrentarnos a ellos por el sistema igualitario de emparejamientos) y en Playok, y en esta última plataforma suelen jugar a 1 o 2 minutos, algo radicalmente diferente. En cuanto a la ausencia de estadísticas, EOthello lo ha intentado mejorar añadiendo algunos datos recientemente.  Esto en cuanto a los aspectos negativos: vayamos a lo bueno:

1- Mejora sustancial de la valoración de movimientos durante una partida.

2- Ausencia casi absoluta de insultones o faltadores de respeto varios. 

3- Visión de tablero global. 

4- Mejora de la posición defensiva del juego. 

5- Sistema antiadicción casi perfecto. 

Los puntos 1, 3 y 4 están relacionados. Cuando jugamos al othello, a menudo hacemos movimientos secuenciales: movemos en un sitio para a continuación jugar en otro. Depende de nuestro estilo de juego el tipo de movimientos que hacemos de este estilo. Sin embargo, este tipo de páginas requieren que recordemos la posición que teníamos el día anterior u horas antes cuando estábamos jugando, lo que a largo plazo se resume o bien en una mejora de nuestra memoria a medio plazo o bien por pereza (quizá lo más habitual) en una ausencia de valoración de movimientos secuenciales y más valoración del tablero individualmente hablando. Es decir: entramos a valorar la partida como si nosotros no la estuviéramos jugando. 

Igual os ha pasado alguna vez, os ponéis a mirar una partida en un campeonato que no es la vuestra y no tenéis ni idea de quién va ganando. No sabéis cual es el plan del rival. Miráis y rebuscáis y os cuesta llegar a entender quién tiene cierta ventaja, sin embargo esos datos suelen ser más o menos evidentes para ambos jugadores. Pues bien, jugando este tipo de partidas se mejora nuestra valoración global del tablero. Hará que sepamos ver más rápido quién está en determinada posición de ventaja en la partida. Esta habilidad es interesante potenciarla si por ejemplo solemos ir al lavabo durante la partida, o si somos despistados y levantamos la vista del tablero durante un juego, por otro lado, estos despistes serán más habituales, pero "recuperaremos la posición" más rápido. A mi me sucedió en Madrid en el 2015, estar mirando por la ventana los coches que pasaban durante casi 1 minuto mientras jugaba mi rival, y después no me acordaba ni de si yo era blancas o negras.

Estos detalles no son en realidad especialmente importantes, pero sí es importante la disminución de pasión y sentimientos en estos juegos que hacen que no caigamos tan fácilmente en la trampa de movimientos de obcecación (Stoner Traps que no existen) simplemente porque intentamos mover individualmente sin considerar movimientos futuros y seguramente pasados. 

En cuanto al punto 3, la visión global del tablero es útil para no cometer misflips. Los misflips se reducen muchísimo jugando este tipo de partidas. Cuando jugamos un juego a 1 o 2 minutos, tendemos a mirar zonas del tablero ya que mirarlo todo cansa más la vista, y resulta a veces especialmente trágico cuando llevamos horas jugando. La cantidad de misflips también dependerá en gran medida del tamaño de nuestra ventana: una ventana del ordenador más pequeña provocará que hagamos menos misflips, ya que vemos todo el tablero. Lo malo es que nuestra vista saldrá gravemente perjudicada, ya que deberemos forzar demasiado. Por lo contrario, un tablero grande nos será más cómodo para la vista, pero los misflips aparecerán. Esos fallos se cometen mucho en partidas rápidas, aunque nadie está a salvo de que le suceda en una partida más larga. Dadas las dimensiones de un tablero físico, a mi mismo me ha sucedido en varias ocasiones jugando torneos. 

Un ejemplo perfecto de misflip es en el tablero de abajo, juegan negras... ¡F8! Cuando llevas horas jugando a 1 minuto puedes estar cansado. Si además eres tan canelo de jugar partidas a 1 minuto a 1920x1080 como he hecho yo, (el tablero digamos del tamaño de 27 pulgadas), te podrá pasar esto. En mi caso juego así a 20 minutos, porque simulo mejor un tablero real. La clave del asunto es que aquí tu estás ya con la vista cansada y te centras en los movimientos de debajo y no percibes el disco en F2, que puede ser que haga rato que esté ahí. Mueves quizá rápido en E8 y te preparas para F8.  Confiado juegas abajo en F8 y... ¡ZAS! el misflip más fatal por definición.


Pues este tipo de fallos son menos probable verlos en partidas por correspondencia. Entramos a jugar descansados y solemos valorar con atención cada jugada. A largo plazo implica que tampoco cometamos estos errores en partidas largas. Sinceramente, estos errores creo que son una pequeña contribución negativa de juegar juegos a 1 minuto masivamente, que hacen que por pereza mental nuestra vista no observe todo el tablero en su conjunto, y se centre en jugar por "regiones". A veces, jugar por regiones en partidas a 1 minuto aunque puede ser fatal en partidas largas, puede marcar la diferencia. Es una de las cosas diferentes entre juegos a 1 minuto y partidas más largas. 

Por último, la posición defensiva mejora, puesto que quizá no nos centramos en atacar sino que tratamos de hacer "lo que haría el Zebra", esto es, tratamos de hacer movimientos silenciosos y perfectos y no nos obsesionamos en estrategias de ataque que quizá no llegan a buen puerto. No es mi caso, pero ciertos jugadores ansían llegar al final del juego para comprobar si su estrategia funciona, si pueden salvar esa diagonal o no: lo prueban y punto final. Aquí no pruebas cosas raras o arriesgas tanto porque sabes que un error dilapida una partida que puede llevar semanas o meses, por lo que en general te reservas más ciertos movimientos de ataque o te los piensas mejor. 

En estas páginas web la gente también suele ser muy respetuosa. Aunque conozco gente y yo mismo he jugado en Playok y en Eothello simultáneamente, las tremendas diferencias que vengo comentando entre este tipo de juegos y sitios web, hace que en la práctica sean excluyentes en muchos casos. En cuanto a la adicción: parece evidente que no vamos a pasar muchas horas jugando en Eothello involuntariamente. 

Durante años he tratado de controlar el tiempo que debía jugar en Playok, primero jugando 5 juegos de 5 minutos, más tarde un juego de 20 minutos al día, pero después me abría una partida no clasificable para poder jugar más pero a la vez no salirme de la norma de jugar 5 juegos al día (clasificables). Más adelante me creé un segundo nick para poder jugar con ese nick cuando me apeteciera más, (de manera que el tope de juegos era por nick y  no por día). En definitiva: he tratado por muchos medios de no jugar más horas de las debidas en Playok y me ha resultado muy complicado. No son pocos los jugadores que he visto en Playok que juegan muchísimas horas. EOthello y este tipo de páginas proponen un juego más pausado y sano, que hacen que puedas controlar fácilmente el tiempo que dedicas a jugar online.